31 de julio de 2014

Alistan la relocalización en nuevas viviendas de 82 familias del asentamiento de “La Olla”

Las obras alcanzan a grupos familiares de las barriadas de San Jorge, Ingeniero Serantes, Ongay, Paloma de la Paz e Irupé. Los habitantes serán reubicados en unidades habitacionales que cuentan con servicios urbanos luego de décadas.

Unas 82 familias que habitan desde hace décadas en el  precario conglomerado urbano de La Olla (compuesto por los barrios Irupé, Paloma de la Paz, Ongay, Serantes y San Jorge) serán relocalizadas en nuevas viviendas con servicios urbanos y condiciones óptimas de habitabilidad, en el marco de las obras de mitigación y urbanización que lleva adelante el Gobierno de la Provincia. Además, continúan con el proyecto de obra hidráulica que significará la solución definitiva a los desagües pluviales y evitará el problema de anegación en el conglomerado. En el marco de los trabajos que se vienen realizando desde hace años en la zona de La Olla y que son administradas por la Unidad Ejecutora dependiente del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia, garantizan la urbanización del asentamiento más importante de la ciudad de Corrientes y el desarrollo humano de más de 2.300 familias, beneficiando directamente a alrededor de 15 mil habitantes y de forma indirecta a más de 100 mil correntinos. Hasta el momento la intervención del Gobierno provincial realizó la traza urbana y de servicios en el conglomerado, relocalizando a 16 familias y próximamente lo hará con otras 82, en viviendas nuevas, mejorándoles la condición de vida y dotándolas de los servicios de agua, energía y de cloacas. Además realizaron la apertura de calles, la construcción de plazas, paseos y Centros de Promoción Comunitaria (CPC) con espacios para la práctica de deportes, entre otras realizaciones. Los trabajos de regularización territorial en los barrios de La Olla se desarrollan desde 2010 y alcanzan unas 90 hectáreas comprendidas por los barrios que integran el conglomerado: Irupé, Serantes, Ongay, Paloma de la Paz y San Jorge, donde viven miles de familias en estado de precariedad. El objetivo del ordenamiento es sanear los terrenos, urbanizar el área, proveerlos de infraestructura y equipamiento. Las familias que próximamente será relocalizadas manifestaron su alegría por la posibilidad de contar con una vivienda de materiales y con servicios como agua potable, cloaca, electricidad y calles, tras décadas de vivir en una zona precaria con zanjas y basurales a cielo abierto. Las obras anteriormente eran ejecutadas por el Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba) del Gobierno de la Nación.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios