Jueves 26 de Noviembre de 2020

Hoy es Jueves 26 de Noviembre de 2020 y son las 17:52 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 25.3º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

21 de julio de 2014

En Corrientes hay más de 130 anotados en el registro único de aspirantes a la adopción

El trámite y la espera para ser padres no tiene un tiempo definido y pueden llegar a pasar varios años.
Si bien hay muchos chicos institucionalizados, son pocos los que están en condiciones de ser adoptados.

Con el objetivo de agilizar y transparentar el trámite de adopción de niños y adolescentes nacidos en Argentina, el Congreso Nacional creó en 2003 el Registro Unico de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (RUA), mediante una ley que fue promulgada en el año 2004. A partir de entonces, la Dirección Nacional que tiene a cargo el manejo y coordinación de esta base de datos (la Dnrua), ha trabajado en la adhesión de todas las jurisdicciones del país a la Ley Nº 25.854, que es la que creó el registro. Actualmente hay 19 jurisdicciones incluidas en la base de datos (18 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), entre las que se encuentra Corrientes, cuya adhesión al registro se promulgó en marzo del 2013, y tras algunos meses, se puso en funcionamiento.  En la lista de espera hay 137 postulantes anotados, todos ellos de la provincia de Corrientes, debido al cambio de legislación. “Anteriormente, cada provincia manejaba de manera autónoma su lista de pretensos adoptantes y en cada jurisdicción podían inscribirse postulantes de otros distritos. Esto lo hacían para tener más chances de encontrar un niño para adoptar. Con la nueva ley eso cambió y cada aspirante debe inscribirse una sola vez y en la jurisdicción en la que vive”, explicó a El Litoral Verónica Miguez, subdirectora de Informática del Superior Tribunal de Justicia y referente a cargo del Registro Unico de Aspirantes a Guardas con Fines Adoptivos en la provincia de Corrientes (RUA-Ctes). Esto es así por dos motivos: en primer lugar, al tener la base de datos una coordinación nacional, los antecedentes de cada candidato está disponible ya para todas las jurisdicciones; y en segundo lugar, el espíritu de la ley pone en primer lugar al niño, para el que se procura que sus futuros padres adoptivos residan lo más cerca posible de su lugar de origen. “Se intenta respetar en lo posible las condiciones étnicas, culturales y de centro de vida del chico, ya que esto es algo que está proclamado en la Convención sobre los Derechos del Niño, que en Argentina tiene fuerza constitucional”, indicó la funcionaria en el orden local.   Se buscan padres, no hijos El sistema de adopción en Argentina está enfocado en encontrar padres para un chico y no al revés. Esto quiere decir que son los niños quienes tienen derecho a una familia y es de acuerdo a sus necesidades que se moviliza el sistema. La búsqueda comienza con un menor en condiciones de ser adoptado y a partir de allí se pone en marcha la base de datos para encontrar adultos que puedan hacerse cargo de ese menor. “El juez es el único que puede determinar el estado de adoptabilidad de un niño”, explicó Miguez. “Hay un orden establecido de búsqueda en el registro. Primero en la ciudad y provincia de origen del niño, después, en nuestro caso, se pasa a buscar en toda la región, en Chaco y Misiones (en Formosa no porque es una de las pocas provincias no adheridas). Luego se busca en la zona denominada Litoral-Centro, que incluye a Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires y la Ciudad Autónoma, y por último en el NOA (Jujuy, Salta, Santiago del Estero y Tucumán). Si no consigo coincidencias en estas búsquedas, ahí se hace un llamado nacional y se busca en las otras jurisdicciones del país”, agregaron.   La larga espera El reglamento del RUA-Ctes establece una lista con 15 requisitos que se exigen a los aspirantes a adoptar, el cumplimiento de los cuales debe ser debidamente acreditado mediante documentación que se incluye en el legajo de los mismos. Entre las exigencias, figuran una evaluación socioambiental y otra psicológica y estos informes deben ser expedidos por organismos oficiales. “Lo ideal es que se tenga un equipo interdisciplinario que se encargue de esto, pero como somos relativamente nuevos, eso todavía no lo tenemos. Las evaluaciones acá se coordinan con los municipios, y es algo que puede llevar tiempo”, indicó Verónica Miguez. Los trámites para que se conforme y se apruebe un legajo puede tomar varios meses y una vez que el aspirante está inscripto, el tiempo que pase hasta que los contacten un juez o el RUA-Ctes, es indefinido.   Muchos postulantes, pocos niños Hay varias razones que pueden llevar a un juez a determinar que un niño, niña o adolescente puede ser adoptado. Por ejemplo, que su familia expresamente manifieste que no se puede hacer cargo, que no se encuentre ningún familiar que desee responsabilizarse de su crianza, o que, luego de una importante evaluación, se considere que la permanencia del niño en su familia de origen resulta perjudicial. Esto quiere decir que no todos los menores institucionalizados están en condiciones de ser adoptados, porque el estado prosigue con los intentos de reanudar la convivencia y mantener los lazos con sus familias de origen, explicaron.    La lucha contra el tráfico de menores El objetivo de la Ley Nacional 25.854 es agilizar la búsqueda de un hogar definitivo para un niño en condiciones de ser adoptado y a la vez combatir el tráfico de menores, o lo que en la jerga judicial se denomina “niño puesto”, es decir, aquel chico que es entregado de una persona a otra sin intervención ni evaluación estatal, casos en los que hasta puede haber un intercambio monetario. “La Ley pretende que el chico que esté en condiciones de adoptabilidad sea entregado al estado, evaluado por el juez que corresponda y entregado a los postulantes que han sido previamente evaluados por un equipo interdisciplinario”, explicó en este sentido Verónica Miguez. “Puede haber situaciones particulares, que ya son competencia exclusiva del juez, que puede decidir entregar a un chico a una persona sin respetar antigüedad u otras condiciones, pero lo tiene que hacer fundadamente”, finalizó diciendo la funcionaria.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios