12 de enero de 2014

Ahora van por un acuerdo de precios con los chinos

La Secretaría de Comercio Interior diagramará un convenio con las cadenas de supermercados de origen asiático. En la provincia, son varios los comercios de este tipo. Se trata de una nueva medida para paliar la escalada inflacionaria. El control es la clave que, hasta el momento, las firmas de hipermercados supieron burlar en el mediano plazo.

Desde el Gobierno nacional continúan analizando distintas medidas para aplicarlas en pos de paliar la escalada inflacionaria que se vuelve cada vez más evidente, sobre todo en las góndolas de los supermercados. Y es con ellos con los que viene trabajando. Tal como lo hecho con el titular de la cadena Coto, que encabeza la Asociación de Supermercados Unidos, y que mantiene fluido diálogo con el ministro de Economía, Axel Kicillof (fue quien le advirtió sobre el faltante de tomates y abrió la puerta para el polémico intento de importación del Brasil).
En este marco de situación, las cámaras de supermercados de origen asiático presentarán un listado el próximo lunes, identificando aquellos productos que pueden presentar en las góndolas con el precio acordado y cumpliendo con el abastecimiento, tal como lo informó la Secretaría de Comercio Interior en un comunicado.
A través de un comunicado se consignó que el secretario de Comercio, Augusto Costa, junto al subsecretario de Comercio, Ariel Langer mantuvieron una reunión con representantes de los supermercados de origen asiático, en la cual se avanzó en la discusión de los detalles para la implementación de la administración de precios en dichos comercios.

ESCENARIO
LOCAL

Es conveniente indicar que en Corrientes, el acuerdo de precios que obtuvo relevancia nacional a través de los medios, con la rúbrica de un acuerdo en la Casa Rosada que duró más de una hora con televisación exclusiva del canal público no llegó con formalidades. Es más, los empresarios correntinos aseguraron que no hace falta plasmar una firma en un documento para que las cadenas de supermercados locales acomoden sus precios, ya que se verán obligados a hacerlo debido a que las sucursales de las firmas que tienen presencia en todo el país fijarán los valores. "Si cobramos más caro se nos cae el negocio", se sinceró uno de los supermercadistas correntinos ante este medio días atrás.
En cuanto a los comercios de origen asiático, denominados "supermercados chinos", en los últimos años comenzaron a marcar presencia en el Interior provincial, en localidades grandes como pequeñas.

CÓNCLAVE

El secretario de Comercio Interior, Augusto Costa propuso que se presenten los precios promedio con los que trabajan, y adelantó que mayoristas y distribuidores serán convocados a la reunión del lunes. Afirmó que es necesario "ponerle un techo a los formadores de precio que se apropian de la renta de los argentinos", y aseguró que "el Gobierno está protegiendo los bolsillos de los consumidores de los negocios que representan".
Asimismo, sostuvo que "no se discrimina a los diferentes formatos de comercialización", y que "es importante acelerar el proceso para que no queden al margen de los grandes supermercados" que ya se comprometieron a respetar el acuerdo.

Deseo asiático de apoyar la política
El presidente de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos, Chen Da Ming dijo que desea "apoyar la política" y se comprometió a confeccionar el listado de productos. En tanto, Miguel Calvete, titular de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas y Yolanda Durán, representante de la Cámara de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático, coincidieron en que los comercios dependen de los mayoristas y distribuidores para respetar el acuerdo, por lo que celebraron que sean convocados para definir la rentabilidad de cada actor a lo largo de la cadena de valor.
Más tarde, el subsecretario de Comercio, Langer recibió al presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, Alberto Guida, con quien analizó los costos de los productos que maneja su sector. La información presentada será debatida en conjunto en la reunión que se llevará a cabo el próximo lunes con los representantes de los supermercados de origen asiático.

Un sector que se
hizo sentir
Los acuerdos de precios permitió la aparición de análisis de influyentes empresarios que apuntaron hacia sectores que, últimamente, fueron estigmatizados como los especuladores. Un ejemplo de este contexto lo dio días atrás el titular de la cadena Coto, que a su vez es el referente de las firmas que traccionan en todo el país a través de sucursales opulentas que supieron eclipsar a las despensas y kioscos de barrio.
El poderoso empresario, con llegada directa a Axel Kicillof abrió la puerta de la duda sobre el sector tomatero, señalando un desabastecimiento injustificado. De inmediato, el joven Ministro de Economía copó la parada y anunció que se importaría el producto desde el Brasil. Los productores hortícolas de la Argentina pusieron el grito en el cielo y se hicieron escuchar.
En Buenos Aires, donde todo se define, estuvieron los representantes de cada región productora, y les marcaron la cancha a los técnicos económicos y funcionarios nacionales. El fundamento presentado en la Capital Federal por los productores, como los de la Asociación Hortícola Río Santa Lucía, tuvo una contundencia capaz de provocar un freno inmediato a una medida que parecía decisión tomada.
El Estado central dio marcha atrás, aunque como tutor que no quiere reconocer que el pequeño tuvo razón, dio un tirón de oreja al sector tomatero, advirtiéndoles que posarían sus ojos sobre su accionar. Y en caso de ver algo raro, llamarían a los del vecino país. "Que vengan", dijeron los horticultores locales, "pero que compitan en igualdad de condiciones que nosotros", remarcaron ellos a los miembros del Gabinete nacional. En concreto, se hicieron escuchar.

Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios