Viernes 12 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 12 de Agosto de 2022 y son las 17:38 -

23°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

30 de noviembre de 2013

Por ellas

Cada 35 horas muere una mujer por violencia de género.

En los últimos cinco años hubo 1.432 víctimas.

Por ese delito quedaron sin madre más de 1.500 chicos.

El 63 por ciento de los femicidios fueron cometidos por parejas o ex parejas y el 58 por ciento de ellos ocurrieron en el hogar.

Entre enero y septiembre de este año, los femicidios llegaron a 209 casos.

Las cifras son aterradoras.

Conmocionan.

Duelen.

Cada 35 horas muere una mujer por violencia de género.
En los últimos cinco años hubo 1.432 víctimas.

Por ese delito quedaron sin madre más de 1.500 chicos.

El 63 por ciento de los femicidios fueron cometidos por parejas o ex parejas y el 58 por ciento de ellos ocurrieron en el hogar.

Entre enero y septiembre de este año, los femicidios llegaron a 209 casos.

Las cifras son aterradoras.

Conmocionan.

Duelen.

Y al mismo tiempo parece que amplios sectores de la sociedad aún no tomaron conciencia de lo grave del problema. De una infección que sigue progresando.

Los datos que se mencionan al comienzo están en el libro Por Ellas… 5 años de Informes de Femicidios, presentado esta semana y que compila el trabajo del Observatorio de Femicidios Marisel Zambrano, que lleva adelante la Asociación Civil La Casa del Encuentro, y que es hasta el momento el relevamiento más completo de la violencia de género en la Argentina.

La tapa del libro lleva la foto de Marisel Zambrano, asesinada por su pareja en Jujuy cinco años atrás, una mujer que “inspiró nuestro trabajo, cuya familia sigue reclamando justicia, porque el femicida ya está libre y reclama la tenencia de la hija”, señaló Fabiana Tuñez, presidenta de La Casa, al presentar el trabajo.

Un relevamiento que revela, entre otros datos, que el 65 por ciento de las mujeres asesinadas tenían entre 19 y 50 años, y el 12,5 por ciento de ellas habían realizado denuncias previas u obtenido medidas judiciales de exclusión del hogar del agresor.

Pero no alcanzaron ni las denuncias ni las medidas judiciales. Terminaron muertas.

Cada vez son más las voces que alertan sobre la violencia de género. Pero las raíces culturales de este problema son profundas y hay numerosos comportamientos cotidianos que lo alimentan. En este número de Veintitrés nos internamos en la profundidad de un problema al que toda la sociedad debe combatir.

Cuesta. Costará mucho. 

Un ejemplo: algunos micros que llevaban a las asistentes del Encuentro Nacional de Mujeres realizado el último fin de semana en la provincia de San Juan fueron agredidos con piedrazos. El ataque terminó con una mujer hospitalizada y varias heridas. En este encuentro, las mujeres volvieron a reclamar por sus derechos, además de denunciar los casos de violencia de género.

Y por eso fueron apedreadas.

Hay mucho por hacer.

Para empezar, les recomendamos a nuestros lectores informarse con el libro mencionado, que es de distribución gratuita y puede leerse en línea a través de www.porellaslibro.com. 
  Fuente:veintitres.infonews.com

COMPARTIR:

Comentarios