Sábado 22 de Junio de 2024

Hoy es Sábado 22 de Junio de 2024 y son las 10:40 -

21.8°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

31 de mayo de 2024

Corrientes: Ricardo Colombi resiste en la Justicia la embestida de Valdés y se guarda una carta política

El tres veces gobernador judicializa la interna de la UCR. Arma en la provincia y mira a Martín Lousteau. La Corte, la intervención y el intendentismo amigo.

Por Cesar Pucheta 

Ricardo Colombi parece decidido a llegar hasta el fondo de la pelea que sostiene por la conducción de la Unión Cívica Radical de Corrientes y despliega una estrategia judicial para dejar sin efecto la decisión de la Convención provincial que, en línea con el gobernador Gustavo Valdés, lo dejó fuera de la conducción del Comité Central.

Expectantes por la pelea en el oficialismo, algunos sectores de la oposición observan que la intención de Colombi es evitar que Valdés se quede con el partido y lo ponga a disposición de su armado que, ya anticipó, llevará el nombre de Vamos CorrientesLa oficialización de esa decisión busca dejar atrás la etapa de la alianza con Encuentro por Corrientes (ECO), la marca que Colombi ideó y comandó desde 2009.

Según entienden, “Ricardo tiene decidido llegar hasta las últimas consecuencias, incluso estirando el proceso hacia comienzos del año y, si hace falta, llegar hasta la Corte Suprema de Justicia”.

En ese marco, la intervención del radicalismo empieza a ser una situación que se baraja como una posibilidad concreta, que podría derivar en que nadie llegue a las elecciones del año venidero con la posibilidad de poner el sello de la UCR al servicio de una candidatura.

La situación que pone en jaque al partido que gobierna la provincia desde 2001 abre un nuevo escenario en la política correntina a un año de la contienda electoral que definirá al sucesor de Valdés y que tiene al menos cinco espacios anotados en la línea de largada.

La estrategia de Ricardo Colombi

La semana pasada la Justicia con competencia electoral de Corrientes habilitó la apelación presentada por Armando Aquino Britos, el abogado del tres veces gobernador de Corrientes.

Como ya contó Letra P, Colombi impugnó la resolución de la Convención que, entre otras cosas, no le prorrogó el mandato al frente del Comité provincial y le quitó el manejo de los fondos a su espacio, dejando a la Convención a cargo de ambas atribuciones hasta el momento en que el partido elija nuevas autoridades. Valdés ya dijo que será uno de los candidatos en la interna del 27 de octubre.

El planteo inicial no fue contemplado por la Justicia, lo que motivó la apelación que, con una serie de argumentos técnicos y políticos a lo largo de 28 páginas evita nombrar al mandatario provincial, pero asegura que la decisión de la Convención que tuvo a Valdés como orador principal violenta los derechos personales y políticos de Colombi.

Consultado por este medio, el abogado que transparentó que Colombi entiende que hay una estrategia para “correrlo del escenario”, advirtió que la discusión “llegará hasta donde la Justicia decida que debe llegar”. Además, advirtió que "una instancia final podría ser la Corte, pero también podría intervenir el comité nacional de la UCR".

Mientras espera una convocatoria del Tribunal que podría convocar a las partes la semana que viene, el creador de ECO extiende su estrategia subterránea, a partir de la cual su nombre se instala como una de las opciones del electorado correntino en 2025.

Entre las variantes que todo el arco político provincial analiza, también aparece la escalada en la discusión entre Valdés y Martín Lousteau, el presidente del comité nacional del radicalismo que también asoma como una de las herramientas a la que podría echar mano el exgobernador.

La sucesión de Gustavo Valdés

Como la mayoría de los gobernadores, Valdés comanda el partido con el peso de la caja provincial. Eso, dicen en Corrientes, garantiza un apoyo a la gestión, pero no a los proyectos que el mandatario imagina cuando piensa en su sucesión. Su idea es que su hermano Juan Pablo, intendente de Ituzaingó, lo reemplace en el sillón de Ferré, una idea con la que no coincide todo el universo correligionario.

En ese contexto, hay varios jefes territoriales que ya advirtieron que no tomarán partido en la disputa interna hasta llegado el momento de definir las candidaturas. Sucede que más allá del poder de Valdés, expresado en el resultado de la Convención que Colombi cuestiona, el peso electoral y la ascendencia política del tres veces gobernador goza de muy buena salud. Lo mismo que su relación personal con intendentes de algunas de las ciudades más importantes del mapa provincial.

En ese listado enumeran al ex secretario general de la Gobernación Juan Carlos Álvarez, actual jefe comunal de Monte Caseros; y los intendentes de Curuzú CuatiáJosé Miguel Irigoyen; y de EmpedradoJosé Cheme, que años atrás llegó a proponer a Colombi como candidato a presidente.

Entre sus hombres más cercanos pregonan la necesidad de sostener la unidad del partido, pero se apoyan en una de las variantes que Colombi tiene a su favor: la experiencia. “Todo indica que se vienen tiempos muy duros para el país y para la provincia. Para enfrentarlos vamos a necesitar a alguien con la experiencia necesaria como para poder tomar decisiones que no serán fáciles”, argumenta uno de los radicales de larga data en la actividad política correntina. Sin descartar que puedan aparecer nuevas figuras, entiende que, con el gobernador fuera de la carrera electoral, “nadie reúne más condiciones que Ricardo Colombi”.

Fuente: www.letrap.com.ar

 

 



COMPARTIR:

Comentarios