Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 18:08 -

22.1°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

22 de enero de 2024

Preocupado por el clima social, Martín Llaryora pide a Miguel Ángel Pichetto acelerar el debate

El gobernador se reunió con el bloque transversal para acordar la estrategia frente a ley ómnibus. Este martes, buscará alinear a su tropa en Diputados.

Por Cesar Pucheta

Con el oficialismo libertario queriendo entrar en el tramo final de la discusión de la ley ómnibus en la Cámara de Diputados, Martín Llaryora se subió a un avión para seguir de cerca el debate sobre el paquete de medidas que Javier Milei considera clave para los primeros pasos de su gestión. Con una agenda que gira hacia un modo incógnito, el gobernador de Córdoba mantuvo una reunión con el bloque Hacemos Coalición Federal para repasar los puntos que considera centrales para definir el apoyo, o no, de la norma basal de La Libertad Avanza.

“Queremos salvar al país de que cometa un grave error”, dijo a la salida de un cónclave que se extenderá en el tiempo. Ya no con la totalidad del bloque, sino particularmente con los representantes provinciales, donde asoma prioritario acordar el mismo juego. A la salida del encuentro, el sanfrancisqueño pidió “no dilatar el debate porque la situación le hace mal a la Argentina”.

 

Preocupa al jefe del peronismo mediterráneo la pérdida paulatina de apoyo social del Presidente, necesario para avanzar en los cambios. En este sentido, sentó su postura respecto a la situación general de la discusión parlamentaria. “Hay muchos puntos que nosotros no compartimos, pero la intención es acompañar el tratamiento y plantear nuestra disidencia en cada uno de los artículos”, aseguró.

Como contó Letra P, el grupo de diputadas y diputados cordobeses estaba esperando por la reunión que el propio mandatario se había comprometido a realizar semanas atrás.

En el plan del gobernador, el seguimiento del debate nacional resulta fundamental por el impacto del megaproyecto en su provincia, donde exacerba la defensa por el federalismo y la producción. En ese combo, Llaryora también se para como referente nacional.

Las retenciones son un punto nodal en la postura del bloque que comanda Miguel Ángel Pichetto respecto a la ley ómnibus. Como el resto de los gobernadores de Juntos por el Cambio que coinciden en la postura, Llaryora tiene una especial preocupación sobre el tema y su reflejo en la administración de los recursos de la provincia. No sólo por lo que representa políticamente, sino por lo que significa en materia económica.

Para el cordobés, las retenciones "son un mal impuesto que van contra las economías regionales" y propone buscar alternativas.

“Cuando uno busca medidas para bajar el déficit fiscal y trata de ver una medida impositiva en las retenciones, es necesario innovar y buscar otra manera de tapar ese bache financiero y cuidar el trabajo del interior y el tejido socio productivo de la Argentina”, consideró.

Marca personal

Letra P viene señalando que el estilo del jefe del Partido Cordobés tiene en la apertura general de los planos de acción un diferencial clave con sus dos antecesores. Su presencia nacional es sin duda uno de ellos. Desde que asumió sumó millas viajando a la ciudad de Buenos Aires en, al menos, tres oportunidades.

Sucede que para Llaryora la Argentina vive “momento cruciales”. Entiende que en coyunturas en las que hay que profundizar el diálogo, no hay mejor manera que dar cuenta de esa preocupación poniéndole el cuerpo a la situación. “A mí me toca negociar constantemente”, repitió este lunes, autoproclamando su perfil “constructivista”.

“Argentina está en una crisis tan profunda que a uno le toca acompañar medidas que en otros momentos ni siquiera pensaría en la posibilidad de votar”, reconoció, pero advirtió que “hay que buscar las mejores medidas y no aprobar leyes que produzcan más daños sobre sectores que ya vienen alicaídos”.

Jubilaciones y biocombustibles

En el plan de proyectar una discusión que se termine definiendo sobre la votación en particular, Llaryora considera que todavía “queda mucho tiempo” para poder llegar a alcanzar los consensos necesarios para que la normativa llegue al recinto.

En ese sentido, destacó el avance para mejorar los aspectos relacionados a los biocombustibles y pidió avanzar con cambios en los puntos relacionados con la movilidad jubilatoria. Puntualmente, con dirigentes de su espacio trabajando una alternativa, aseguró que la fórmula actual es “malísima” y que “lo peor que puede pasar es que quede como está”.

“Hay que salir siempre para adelante”, dijo en una frase que, al menos por estas horas, define su postura respecto al debate nacional.

El dictamen propio

Llaryora se reunirá este martes con los diputados del Partido Cordobés buscando sentar una postura final sobre los temas que forman parte del megaproyecto y que no necesariamente integran el bloque de los puntos conflictivos de la norma. La intención es llegar al recinto con una postura lo más sólida posible que muestre la unidad del espacio.

Mientras eso sucede, hay sectores dentro de Hacemos Coalición Federal que todavía analizan la posibilidad de un dictamen propio que los ubique exactamente en un punto intermedio entre el oficialismo que quiere aprobar todo tal cual está y la oposición más dura que plantea el rechazo pleno.

"Hasta mañana a la tarde va a haber mil reuniones y todo está abierto, pero si el oficialismo se cierra y se niega a introducir las modificaciones que necesitamos, vamos a avanzar con esa idea que venimos trabajando hace ya un par de semanas", reconoció un diputado del espacio que, en diálogo con Letra P, aseguró que la intención es reunirnos con todos los gobernadores que podamos.

Además de Llaryora, el cuerpo ya lo había hecho con Ignacio Torres. Luego del Zoom del fin de semana con los representantes de JxC, este martes también esta pautado un encuentro con el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro.

Fuente: www.letrap.com.ar

 

 

 



COMPARTIR:

Comentarios