Domingo 25 de Febrero de 2024

Hoy es Domingo 25 de Febrero de 2024 y son las 09:48 -

28°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

8 de diciembre de 2023

Inflación y pobreza: Alberto Fernández dice que no cumplió "plenamente" el mandato de 2019

Por el contrario, su gestión agravó la situación heredada. El IPC se disparó al 185%. La pobreza creció 11 puntos durante su mandato. Su mensaje en cadena.

El presidente Alberto Fernández dijo que no cumplió "plenamente" el mandato de 2019 de "terminar" con la herencia de pobreza e inflación que había recibido. En el mensaje de despedida, que grabó y transmitió en cadena nacional, el mandatario se quedó corto en la evaluación: los registros que miden el alza de precios y el nivel de distribución del ingreso mostraron cifras que condenan la gestión del Frente de Todos.

No solo no cumplió "plenamente". Tampoco empezó a cumplir. Por el contrario, durante su gestión los indicadores económicos se agravaron: el Índice de Precios al Consumidor (IPC) pasó del 53% en 2019, al final del mandato de Mauricio Macrial 185% que se espera para este año. En tanto, la pobreza creció casi 11 puntos porcentuales: en 2019 había 29,5% de personas pobres y el primer trimestre de 2023 arrojó una cifra del 40,3%.

En su discurso de 32 minutos, Fernández enumeró los que consideró "logros" de su gestión y buscó contrastarla con los postulados que el presidente electo, Javier Milei, enarboló en campaña.

Uno de los ejes fue ponderar los 40 años de democracia que se cumplen este domingo y el consenso alcanzado en estas décadas en torno a valores comunes que la sociedad consagró en 1983. "El 10 de diciembre es el símbolo inapelable de un consenso democrático que en cuatro décadas de vigencia sostuvo, aún con dificultades, la convivencia plural y el fortalecimiento de las instituciones republicanas", dijo.

"Ampliamos derechos, pero faltan. Pusimos la Justicia Social como horizonte, pero no la alcanzamos", evaluó Fernández, quien puntualizó que la herencia recibida en diciembre de 2019 fue "calamitosa" e hizo hincapié en los "altísimos índices de pobreza e inflación y una deuda que nos comprometía por generaciones".

"No logramos plenamente el cometido", fue su máxima autocrítica, que choca de frente con la realidad, y se animó trazar un balance positivo de sus cuatro años en el poder. "Argentina es un país mucho mejor que hace cuatro años", consideró.

Puntos principales del discurso de Alberto Fernández

El año entrante ingresarán, producto de nuestras exportaciones agrícolas y ganaderas, de nuestras exportaciones de gas y de litio, alrededor de 35.000 millones de dólares. Además, gracias al gasoducto que construimos, dejaremos de gastar 5.000 millones de dólares para importar gas licuado. De aquí hasta el 2030 las estimaciones marcan que las exportaciones sumadas de bienes y servicios crecerán el 80%.

Con semejante escenario no es razonable pensar en un ajuste que detenga nuestra producción y restrinja el empleo y el consumo que tanto nos ha costado recuperar. Debemos cuidar que bajo el argumento de querer resolver el problema fiscal, no se vulneren los derechos de los que trabajan ni se frustren las aspiraciones de los que invierten y producen.

Sobre inflación y pobreza

El nuevo gobierno encontrará un país más federal, más justo, más potente, con enormes posibilidades de avanzar en el camino marcado.

Sabemos que no alcanzamos los objetivos que nos propusimos en el fortalecimiento del ingreso, la lucha contra la inflación y la disminución de la pobreza. Porque las circunstancias y el contexto no nos acompañaron y también porque deberíamos haberlo hecho mejor o diferente.

Asumí el gobierno en diciembre del 2019 en una situación calamitosa, con altísimos índices de pobreza e inflación y una deuda que nos comprometía por generaciones. Soy plenamente consciente de que el voto popular de ese momento expresaba la esperanza de terminar de una vez y para siempre con esa herencia y que no logramos plenamente el cometido.

Argentina es un país mucho mejor que hace cuatro años: con más trabajo, más obras de infraestructura construidas, más viviendas, más industria, más universidades, más derechos para las mujeres y disidencias, más desarrollo de ciencia y tecnología.

Siento satisfacción con todo lo hecho y construido, pero también siento pesar por no haber podido concretar todo lo que nos propusimos alcanzar. Lo que faltó hacer, lo que nos impidieron hacer, lo que no debimos hacer o lo que debimos haber hecho de otro modo. Sé que en todo tengo responsabilidad. Aun cuando fue singular el momento en que nos tocó gobernar y aun cuando el contexto argentino tornó todo más complejo, no estoy aquí para cargar culpas en otros.

Los logros del Gobierno según Alberto Fernández

La Argentina vio crecer su economía un 16% entre 2021 y 2022. El empleo registrado comenzó un crecimiento que lleva 37 meses ininterrumpidos, el lapso más prolongado de creación de empleo observado en democracia. El empleo industrial es el más alto de los últimos seis años.

Para garantizar un desarrollo justo y federal, a lo largo de todo nuestro mandato, transferimos recursos a las provincias.

En materia de energía, gracias al Plan Gas.AR incrementamos los niveles de producción de gas. La minería alcanzó nuevos récords en creación de trabajo y exportaciones.

Estamos orgullosos de haber impulsado la investigación científica y el desarrollo tecnológico. Impulsar nuestra ciencia es un imperativo para vivir en el siglo XXI. No es justo ni inteligente retrotraer la Argentina a las lógicas del siglo XIX.

Este gobierno acompañó las transformaciones que reclamaba la marea del feminismo en las calles, y así logramos hacer historia: conseguimos sancionar el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El futuro habita en nuestras escuelas, y hemos trabajado para que la educación pública, gratuita, inclusiva y de calidad llegue a todos y todas.

Gracias al Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSES, tenemos un sistema de seguridad social sólido y confiable. Durante nuestra gestión, alcanzó los US$ 76.000 millones, el valor más alto de su historia. Y en estos cuatro años creció 117%. Es el fondo financiero más importante de América Latina. Y es de todas y todos los argentinos.

Aerolíneas Argentinas termina con un balance positivo de USD 32 millones y sin necesidad de haber ejecutado un solo peso del presupuesto asignado por parte del Estado.

YPF cuenta con ganancias que alcanzaron los 926 millones de dólares y una producción de petróleo que promedió los 237 mil barriles diarios. Una marca de nuestra identidad nacional, pero sobre todo es una pieza clave en la matriz productiva y en nuestra soberanía energética.

ARSAT volvió a demostrar su importancia en el mundo actual generando un incremento en sus ingresos del 823% durante nuestra gestión, garantizado el acceso al servicio de las telecomunicaciones en todo el país.

AYSA construyó 4000 km de redes, incluyó a un millón y medio de vecinos en redes de agua potable y otros tantos en redes de cloacas.

Iniciamos 7.000 obras públicas y terminamos 4.000 de ellas. Hemos intervenido 18.000 kilómetros de rutas a lo largo y a lo ancho de la Patria. No existe un municipio en Argentina que no haya recibido alguna obra pública de parte del Gobierno Nacional.

Agradecimientos, reconocimientos y balance

Actuamos de buena fe y hemos trabajado honradamente. He dejado todo de mí en estos cuatro años de esfuerzo y solo me he llevado el enorme honor que me han concedido de presidir esta Patria que tanto amo. Lo he hecho junto a un extraordinario equipo de colaboradores y quiero hoy agradecerle a quienes me acompañaron en la función pública desde el gobierno nacional y también a las y los gobernadores, intendentes y a todos quienes dedican cada día de su vida a la única herramienta real de transformación en democracia: la política.

Como siempre nos marcaba Néstor, como siempre creyó Cristina, estoy convencido de que hacemos política para poder transformar la Patria. Mi reconocimiento también a ellos.

No voy a elegir el lugar cómodo de esperar el juicio de la historia que suele ser benévola con los ex presidentes porque oculta los claroscuros del presente. Escucho y me hago cargo del juicio de mis contemporáneos. De su entusiasmo, sus enojos y sus críticas.

Fuente: www.letrap.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios