Domingo 25 de Febrero de 2024

Hoy es Domingo 25 de Febrero de 2024 y son las 08:03 -

24.9°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

1 de diciembre de 2023

Mauricio Macri se despega del gobierno de Milei y lo acusa de acordar con el peronismo

El expresidente pone distancia del gabinete que diseñó Milei, a quien ayudó a llegar al Gobierno. Cómo es la relación entre ambos y el enojo en el PRO con Guillermo Francos por su advertencia. El factor Martín Menem, quien podría ser el próximo presidente de la Cámara de Diputados.

Lucas Bo 

Javier Milei tiene casi todos los ministerios cubiertos y su Gabinete empieza a adquirir un perfil libertario con algunos funcionarios de experiencia en la gestión de Cambiemos. Tal es el caso de los futuros ministros de Economía y Seguridad, Luis Caputo y Patricia Bullrich, a quienes el presidente Mauricio Macri reconoció por su "probada experiencia" y en un mensaje con el que buscó despegarse del diseño del gobierno que arrancará el 10 de diciembre, celebró la elección que hizo el presidente electo para dos lugares clave y de mucha exposición desde un primer momento.

"Macri no pidió por nadie y no veta a nadie", aseguran a El Destape desde la mesa chica del exPresidente. Cerca de Macri dicen que "es el gobierno de Milei" y que el libertario delegó en su futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, el armado político y económico, y manifiestan su fastidio: "Que no nos vengan a pedir nada si tienen problemas".

La réplica del macrismo se debe a las declaraciones del exdiputado nacional referenciado en Domingo Cavallo, quien en las últimas horas agradeció el apoyo del PRO en los días previos a la asunción de Milei, pero advirtió que  "eso no significa que compraron acciones". En diálogo con este medio, un dirigente que trabaja cerca de él interpretó ese mensaje como una intención de "no darle protagonismo" a Macri "para marcar que es el gobierno de Milei".

Cerca del exPresidente aceptan esa idea y recuerdan lo sucedido la noche del pacto de Acassuso, cuando Milei recibió el apoyo electoral de Macri y Bullrich para el balotaje contra Sergio Massa. Fuentes al tanto de lo hablado allí afirman que ese martes por la noche se acordaron tres custiones: una política comunicacional en común, fiscalziación y en caso de que Milei se imponga otorgar lo que en el PRO definieron como "un manto de gobernabilidad" desde el Congreso para ejecutar las reformas anunciadas.

Desde entonces, Macri militó la candidatura del libertario en base al "antikirchnerismo" y hasta se mostró junto a él el domingo del triunfo electoral. Así, se especuló con que el PRO podía cogobernar junto a Milei para dotar de músculo político a un espacio con poca o nula experiencia en lo público. Sin embargo, según apuntan macristas, no buscó lotear el próximo gabinete. "Mauricio nunca se habló de un cogobierno y en todas las conversaciones con Milei dejó en claro que no pedía por nadie ni vetaba a nadie que quisiera trabajar con Milei", describen.

Si bien reconocen en el equipo del exPresidente que tanto Caputo como Bullrich fueron sus ministros y hasta que por la primera Macri se inclinó en la interna contra Horacio Rodríguez Larreta, advierten que "no son del riñon del PRO" y que "se acercaron a título personal" al libertario. Por ello, Bullrich tuvo que anunciar que dejaba la presidencia del PRO y convocar a elecciones antes de que se confirme su regreso a la cartera de Seguridad. Ahora, con cierta ironía, dicen de ella: "Ahora es de La Libertad Avanza, no es más del PRO".

Francos se mostró activo esta semana y asistió a reuniones con gobernadores de Juntos por el Cambio y peronistas. Había temas de sobra para tratar en esas mesas, pero la preocupación de los mandatarios por los fondos sobresalía. Hay temores de parte de los gobernadores que en pocos días comenzarán sus gestiones acerca de declaraciones y versiones sobre el fin de la obra pública, el futuro de la coparticipación y fondos para pagar sueldos y aguinaldos en diciembre.

El futuro ministro del Interior necesita de los gobernadores en el próximo Congreso, donde LLA tendrá 38 diputados y 7 senadores, un número muy lejano del quórum que se necesita en ambas cámaras para abrir una sesión. En esas reuniones se comprometió a que si conseguían que este gobierno garantice los fondos coparticipables que dejaron de percibir por el cambio en el impuesto a las ganancias, él iba a garantizar que no se de marcha atrás en la medida. 

Francos quiere cederle al peronismo la presidencia de la Cámara de Diputados y para ese lugar puja por Florencio Randazzo, mientras que los libertarios quieren allí a Oscar Zago o Martín Menem. En las últimas horas creció fuerte la versión, y así lo creen en el entorno de Macri, de que el sobrino de Carlos Menem sería el designado. Una demostración de que Milei prescinde del PRO hasta en el Congreso. Esa definición va en línea con el tuit de Cristina Kirchner en el que rechazó que un peronista esté en ese sitio porque cree que "tanto la Presidencia Provisional del Senado como la Presidencia de la Cámara de Diputados le corresponden a un o a una representante de La Libertad Avanza".

En el medio estuvo instalado el nombre de Cristian Ritondo, el titular del bloque del PRO que podía acercar unos 51 diputados para plegar a los libertarios y hasta buscar votos entre las tribus peronistas y de partidos provinciales producto de su muñeca política y que no son a fines a Juntos por el Cambio. Para los amarillos ese movimiento no era "acuerdo de cogobernabilidad" sino un "acuerdo de gobernabilidad" para dar el apoyo en las leyes que Milei necesita para implementar su programa de gobierno. Si se impone el nombre de Menem, cerca de Ritondo ponen reparos en la nula experiencia legislativa del riojano y avisan que "el PRO quedará como bloque de oposición" y que desde LLA tendrán que negociar con ellos de la misma manera que el radicalismo o el kirchnerismo.

Así las cosas, Milei avanza a través de las gestiones de francos en una alianza con el peronismo federal con el cordobés Juan Schiaretti como principal exponente. Dos de los hombres del gobernador de Córdoba están confirmados en el próximo equipo de colaboradores del libertario: Osvaldo Giordano como titular de Anses y Franco Mogetta como secretario de Transporte. También suena el actual titular del banco de Córdoba, Daniel Tillard, para hacerse cargo del Banco Nación. Además, como contó El Destape, son figuras vinculadas a la gestión del ex ministro de Economía Domingo Cavallo.

Pese a la decisión de despegarse de las designaciones de Milei, Macri tiene un vínculo "muy personal" con el libertario y entre ellos no hay intermediarios. Los frecuentes diálogos que mantienen van más allá de la política y hablan de otros temas, entre ellos el fútbol, y en especial de Boca Juniors. Milei espera que la lista Andrés Ibarra-Mauricio Macri venza a la que encabeza Juan Román Riquelme. "Su realcion es espectacular y mañana será mejor que la de hoy", destacan cerca del expresidente. 

Fuente: www.eldestapeweb.com

 



COMPARTIR:

Comentarios