Martes 18 de Junio de 2024

Hoy es Martes 18 de Junio de 2024 y son las 09:40 -

18°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

14 de mayo de 2023

"El kirchnerismo no tiene chance, las elecciones marcarán su final"

El Ministro Secretario General de la Gobernación analizó el contexto político, económico y social de Argentina. En un mano a mano con época, evaluó el proceso electoral de cara a los comicios provinciales y nacionales.

Gustavo Gamboa; Gustavo Lescano / Redacción de época

Es el ministro político de Gustavo Valdés. En la entrevista con época, Carlos Vignolo fue muy crítico con la administración nacional y reiteró los reproches por la discriminación que padece la Provincia. Analizó el muy difícil contexto económico del país y el durísimo impacto de la inflación, sobre todo en los sectores más vulnerables. Apuntó a la falta de confianza como la principal razón de las dificultades que atraviesa el país y aseguró que la salida es un cambio político "en serio".

Vignolo evaluó su gestión en el Gobierno de Mauricio Macri. Recordó que esa administración no contaba con mayorías y que le fue muy difícil implementar las políticas necesarias. "Debíamos negociar ley por ley con los gobernadores y los legisladores del peronismo", apuntó.

Cargó con dureza contra quienes aseguran que se puede salir de la crisis con facilidad y aseveró que serán necesarias fuertes medidas que deberán contar con el consenso político para su implementación.

¿Y cuáles son los debates necesarios?

Todos tenemos en claro que hay que tomar medidas para controlar la inflación, que hay que hacer acuerdos para disminuir el gasto del Estado, empezando por la política. Estas son horas de ejemplaridad… La política tiene que ser ejemplar. El ajuste debe empezar por la política. Mantener la solidaridad, ayudando al que menos tiene, pero recortando todos los demás gastos que son innecesarios e ir a un concepto que en Corrientes tenemos incorporado a fuego: "No gastar más de lo que se tiene". Este esquema de estar encerrado en nosotros mismos, mirándonos todo el día el ombligo sin vincularnos adecuadamente con el mundo, creyendo que restringiendo las exportaciones íbamos a proteger el precio, está a la vista que no funcionó ni funcionará. A este Gobierno (nacional) le queda muy poco por hacer. Uno le pide que trate de sostener, por lo menos, la situación. Es que la confianza se esfumó.

¿La crisis económica es por falta de confianza?

Miremos lo que hizo (Santiago) Maratea en la colecta para Independiente. En una realidad como la nuestra, un joven protagonista en las redes sociales es capaz de convocar a la gente y reunir una suma considerable de dinero para ayudar a su club, en este caso, como lo hizo antes en los incendios y en otras circunstancias ayudando a personas con determinados padecimientos. Eso se resume en una sola palabra: confianza. Cuando la gente confía, aparecen los recursos. Se sabe que hay recursos de los argentinos que están fuera del sistema. Lo que se dice "debajo del colchón". Eso no saldrá hasta que se recupere la confianza. Nosotros no tenemos un problema económico, sino político.

Auguró una victoria de Juntos por el Cambio en las elecciones a Presidente y el cambio de relaciones con el Gobierno nacional a partir del 10 de diciembre. También aseveró que una victoria contundente de ECO en los comicios provinciales del 11 de junio no significará que el Gobernador Valdés revea su decisión de no sumarse a alguna fórmula presidencial.

Dijo que en Corrientes el peronismo no tiene una visión de provincia para ofrecerle al ciudadano y que las urnas lo volverán a demostrar. "El poco espacio que ocupa la oposición no es nuestra responsabilidad, sino de sus dirigentes", afirmó.

Estamos a menos de un mes de las elecciones provinciales. El momento es muy especial: se conoció que la inflación de abril llegó al 8,4%. Parece un déjÓ vu: es el mes con mayor inflación en los últimos 20 años. Un par de meses más tarde de la correntina será el turno del primer llamado a las urnas para las elecciones nacionales. ¿Qué perspectivas de país puede observar?

La expectativa es que haya un cambio. Pero un cambio en serio. La gente está agotada. Por demasiado tiempo la política, más allá de los colores partidarios, no resolvió los problemas concretos para que los argentinos tengan una vida programada, racional. Lógicamente uno espera que esta elección convalide y consolide un cambio, un antes y un después en nuestro país. En este último tiempo hubo discursos que fueron relatos, que no se condecían con la realidad y que claramente se dan de bruces contra esta. El kirchnerismo introdujo debates innecesarios en la sociedad que en el resto del mundo no se discute.

Hay un monólogo de "Tato" Bores en el que hacía referencia a la devaluación de la moneda argentina. Dijo que "hace 30 años" los políticos repiten que hay que reducir el gasto público, trabajar más e invertir. Y que había demasiados ministros de Economía que decían que "esta es la peor crisis que atravesamos los argentinos". Este gran humorista político murió hace 27 años. Pero los discursos de hoy se parecen demasiado a sus sátiras…

Ese es un problema de la sociedad: creer que no se puede estar peor. La verdad es que sí, podemos estar peor. Por eso es necesario que la gente preste atención a la realidad política, porque la resolución vendrá de allí.

Hay un monólogo de "Tato" Bores en el que hacía referencia a la devaluación de la moneda argentina. Dijo que "hace 30 años" los políticos repiten que hay que reducir el gasto público, trabajar más e invertir. Y que había demasiados ministros de Economía que decían que "esta es la peor crisis que atravesamos los argentinos". Este gran humorista político murió hace 27 años. Pero los discursos de hoy se parecen demasiado a sus sátiras…

Ese es un problema de la sociedad: creer que no se puede estar peor. La verdad es que sí, podemos estar peor. Por eso es necesario que la gente preste atención a la realidad política, porque la resolución vendrá de allí.

Hay muchos candidatos que aseguran que podrán resolver los problemas económicos en muy poco tiempo…

Aquel que proponga magia para resolver problemas, miente. Tenemos facilidad para escuchar con atención a aquel que nos propone una salida rápida. Si somos inteligentes, en 2024 vamos a protagonizar el peor año de los próximos 20. Pero si no somos inteligentes protagonizaremos un año malo que será mejor que los que vengan. Ahí está la clave de cómo se construye una visión de conjunto.

De qué manera se toman las decisiones. Hay que bajarle la persiana a no prestarnos al debate en determinadas discusiones. Necesitamos abrirnos al mundo, exportar, tomar medidas que tiendan a que el capitalismo fluya siempre atendiendo a quienes más necesitan. Son decisiones que se toman por 20 años. Hay que financiarlos. Y si no hay producción, no se puede. Entonces se financia con lo que todos sabemos: la maquinita. Discutir que la emisión no produce inflación me parece que no vale la pena. La inflación es un proceso que golpea al que menos tiene, lo va empobreciendo cada vez más. El que más tiene, de alguna manera se defiende.

¿Esta inflación dio por tierra con la clase media argentina?

En la mayoría de los casos, sí. En gran medida. Hoy, incluso, al categorizar a la clase media ya se la divide.

¿En Juntos por el Cambio (JXC) qué está primero? ¿El programa o el candidato?

JXC hace mucho tiempo viene trabajando el programa. No hay demasiadas dificultades. Sí hay debate sobre las velocidades y los tiempos. Pero el programa de trabajo es en conjunto. Ahora, hay cuestiones de carácter de liderazgo que hay que definir. En ese sentido, el radicalismo todavía no tomó su decisión. Hay candidaturas que se mantienen hasta ahora. El PRO tiene la confrontación que protagoniza más la escena pública. (Patricia) Bullrich y (Horacio Rodríguez) Larreta.

Volvemos, entonces, al punto que dio origen a la pregunta original: el proceso electoral está inmerso en una crisis económica…
Sí. Este proceso se da en un momento muy crítico. Hablar de política en una realidad como la que atravesamos genera rechazo. Aquel que nos escucha hablar de candidaturas, de posicionamientos, de organización y no de la agenda de necesidades diarias de las personas nos rechaza. Pero tenemos que ir por ese camino porque creemos en la política. Entendemos que la política tiene que cambiar, dar resultados, debemos asumir las responsabilidades. No sirve seguir tirándonos los muertos guardados en el placard, "que ustedes estuvieron tantos años, que el otro tanto tiempo". La realidad es difícil, no habrá un Mesías que nos salvará. La gente puede comprar algunas propuestas porque son llamativas, disruptivas, pero a la hora del análisis sereno uno se da cuenta de que no tiene entorno, equipo, forma de ir a la práctica y desarrollar un gobierno dentro de la institucionalidad.

El radicalismo aún no ha definido qué hacer. El titular de la UCR (Gerardo Morales) es uno de los precandidatos a Presidente. ¿Qué cree que le convendría a la UCR rumbo a las PASO? ¿Fórmula compartida? ¿Fórmula única y enfrentar en las urnas a los candidatos del PRO?

No hay lugar para cuestiones personales. Habrá una decisión de conjunto. Se convocó a la Convención de la UCR. Yo soy convencional nacional. Se habilitará el marco de alianza dentro de JXC con las incorporaciones que hoy se discuten, caso el sector de (José Luis) Espert, y se habilitarán las fórmulas… pueden ser cruzadas o puras, y habrá una definición posterior de sostener, o no, una determinada candidatura. Acompañaremos la decisión del conjunto.

¿Cuándo dijo que la gente puede comprar algunas propuestas llamativas y disruptivas se refirió a Javier Milei?

Uno de ellos es Milei. Representa el enojo de la sociedad. Supo capitalizar la bronca de la gente con la política por la falta de resultados. Eso es contundente. Pero después hay que proyectar ese pensamiento en el gobierno, de qué manera se puede ejecutar. Ahí es cuando no aparecen atributos posibles de gobernabilidad hacia adelante. Pero hay otros que plantean propuestas que hacen pensar en esa idea mágica que tenemos incorporado y después no sucede en la realidad. Habrá un cambio de gobierno. El sector político que hoy gobierna, definitivamente tiene agotada sus posibilidades. El protagonismo de Milei, de alguna manera, sirvió para correr el discurso y el viejo debate de la política.

¿Las elecciones nacionales marcarán el fin del kirchnerismo?

Sí. Surgirá un peronismo distinto, el que fue protagonista de la historia política del país, con un pensamiento bien diferente al que le introdujo el kirchnerismo. Siempre las elecciones son una oportunidad. Uno espera que la gente racionalice la bronca, que uno reconoce que la tenga porque los resultados están a la vista. Estoy seguro de que este Gobierno no tiene ninguna chance.

Fuente: www.diarioepoca.com

 

 

 



COMPARTIR:

Comentarios