Domingo 26 de Mayo de 2024

Hoy es Domingo 26 de Mayo de 2024 y son las 14:44 -

11.7°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

27 de enero de 2023

"No tiene códigos": el enojo de Wado de Pedro con el Presidente

Lula y una cumbre con los organismos de DDHH que dejó recelos. El ministro del Interior fustigó a Alberto Fernández por no haber sido incluido en la reunión del presidente brasileño con organizaciones de derechos humanos. Cerca suyo consideran que "seguro no fue invitado porque Fernández lo ve como un competidor en las próximas elecciones". El pedido de Lula que parece no cumplirse en el Frente de Todos.

"Wado" de Pedro, el ministro político del Gobierno, con despacho en Casa Rosada, se molestó y fustigó al presidente Alberto Fernández porque no lo invitó a la reunión con organismos de derechos humanos que se realizó el lunes en el salón de los Científicos, con motivo de la visita del presidente de Brasil, Inácio Lula da Silva. "No tiene códigos", lanzaron a su lado. Cerca suyo consideran que "seguro no fue invitado porque Fernández lo ve como un competidor en las próximas elecciones". De esa manera, el ministro del interior se encargó de reavivar la interna del Frente de Todos en un año electoral. Lula, en el encuentro que no estuvo De Pedro, había dicho que "el progresismo tiene que estar muy unido porque la derecha fascista no puede avanzar en la región", algo que el FDT no pareciera estar llevando a la práctica. Presidencia, a través de la portavoz Gabriel Cerruti, salió a bajar el tono y desmentir el supuesto enojo.

Desde el entorno del ministro se animaron a puntualizar que "pese a la trayectoria de militancia en el área que sostiene Wado de Pedro como hijo de desparecidos y fundador de HIJOS, Alberto (Fernández) omitió invitarlo porque lo ve como un competidor para las próximas elecciones". Esta es la primera vez que desde su círculo íntimo vinculan a De Pedro en la disputa electoral para presidente en los comicios de este año.

Cerca del titular de la cartera de Interior dijeron que el día que se hizo la reunión en Casa Rosada con Lula, distintos miembros de los organismos de DDHH llamaron al ministro para invitarlo al encuentro, pero él consideró que "como integrante del gabinete no podía asistir si no era invitado por el Presidente". Según puntualizaron fuentes cercanas a De Pedro, el ministro estaba "dolido" por no poder ir al encuentro con los organismos de derechos humanos porque "se trató de un tema que tiene que ver con su historia", y consideraron que "mezclar esas cosas con las especulaciones electorales es ya 'no tener códigos'”.

Además, hicieron un paralelismo entre esta situación y el despido de la titular del INADI, Victoria Donda. "Un destrato similar por parte del Presidente sufrió la expresidenta del INADI, Victoria Donda, quien fue inesperadamente notificada de la finalización de su mandato en ese organismo mientras se desarrollaba el juicio a su tío y apropiador, Adolfo Donda, también acusado por participar en la desaparición de los padres de Victoria". Dijeron, haciendo referencia a que desde el gobierno no la renovaron en su cargo como interventora del INADI en diciembre del año pasado. Luego de la notificación de su despido, Donda presentó una carta y dijo que ella no había sido despedida, sino que había renunciado porque "no encuentro hoy en el gobierno nacional la escucha necesaria para poder hacer realidad algunas de las cosas que vinimos a prometer".

La respuesta de Casa Rosada llegó a la brevedad. En su habitual conferencia de prensa de los jueves, esta vez a la tarde, Gabriela Cerruti aseguró haberse contactado inmediatamente con De Pedo para consultarle si eran ciertos los trascendidos. “Me dijo que jamás dijo nada de todo eso, que es una locura", expresó la portavoz. "Es todo un invento periodístico. El ministro dice que nunca dijo nada de todo lo que salió. Si tiene algo para decir, lo dirá. Nosotros no vamos a especular. Para nosotros no es un tema porque le preguntamos y dijo que no tenía nada que ver ni había dicho lo que salió en los medios”, agregó y dio por cerrado el tema.

Más allá del intento de calmar las aguas, esta situación suma un nuevo capítulo de conflicto entre el ministro y el Presidente. De Pedro ya había protagonizado otro de los grandes episodios de la interna del Frente de Todos cuando fue el primero que puso "su renuncia a disposición", tras la derrota en las elecciones legislativas del FDT en 2021, y a la que siguieron la de otros funcionarios que finalmente no se fueron del gobierno, salvo el exministro de Ciencia y Técnica, Roberto Salvarezza.

En la reunión con organismos de derechos humanos no hubo otros ministros, solo los dos Presidentes. Además de ellos, tomaron la palabra la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; Taty Almeida y Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y el premio nobel de la paz, Adolfo Pérez Esquivel. Desde Rosada indicaron que, por ejemplo, sí lo habían invitado al acto que se hizo en el Salón Blanco, donde se firmaron acuerdos con Brasil y estuvieron varios ministros del gabinete, y él no fue.

Fuente: www.pagina12.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios