Sábado 24 de Julio de 2021

Hoy es Sábado 24 de Julio de 2021 y son las 14:57 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

31°

Nublado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

OPINIÓN

12 de mayo de 2013

Corrientes, una prueba de fuego para Cristina

El Gobierno nacional acaba de doblegar una extraña conjunción de los empresarios del transporte automotor con un sector de la UTA que pretendían extorsionar al Gobierno para restablecer los subsidios. Horas después convirtió en Ley la reforma judicial, y ahora en trámite exprés apunta a sacar adelante la ley del blanqueo. Septiembre será un mes clave para Cristina. Necesita ganar Corrientes, como lo necesita una oposición que busca mostrar una imagen de unidad que le permita un rédito electoral para el 27 de octubre. La elección muestra dos candidatos excluyentes. Un escenario con una polarización acentuada e irreversible con un final abierto. Lo que hagan los candidatos en campaña será determinante para el triunfo de uno de ellos. La asignatura pendiente de ambos pasa por el ajuste en la organización, y el cierre de alianzas tanto provinciales como comunales. El justicialismo -hasta ahora- muestra signos claros de que no está dispuesto a reeditar viejos errores que le impidieron en las cuatro últimas décadas el retorno al poder por el voto popular. En el radicalismo, aunque minimizan la movida de Nito Artaza, hay preocupación.
Por CONFUCIO

 

Corrientes convertida en escenario del primer test electoral del año. La Provincia votará cuatro semanas antes de las elecciones nacionales, que son la prueba de fuego del Gobierno nacional para soñar con la posibilidad de la "re re" de la Presidenta, o al menos conservar una cuota de poder que le permita concluir su gestión en un marco de gobernabilidad.
Un resultado adverso en las elecciones de Corrientes sería la derrota, no de los candidatos correntinos, sino del modelo nacional que corporiza Cristina Kirchner, uno de cuyos delfines va al frente de la oferta electoral.
De ahí la importancia que el poder central le dispensa a la elección correntina. Y, como contrapartida, el interés manifiesto de los líderes opositores que sin pedir espacios concretos en el poder político provincial están decididos a ponerle algo más que el hombro a las aspiraciones de Ricardo Colombi de seguir gobernando la provincia por otros cuatro años.
De ahí la llegada, primero de De la Sota y Moyano; y luego las esperadas de Roberto Lavagna, De Narváez y el propio Mauricio Macri, que no ha logrado un candidato propio que le permita correr con sus colores en la elección de Corrientes.

LOS LIBERALES SOBRE EL FILO DE LA NAVAJA

El cepo judicial que pende sobre el centenario Partido de Torrent impide que se formalice el proceso electoral interno, con la espada de Damocles que significa el inminente vencimiento de los mandatos que abre, según algunos, la posibilidad de una intervención judicial al liberalismo.
Ésta sería una decisión competencia del Juzgado Federal de sección, aunque antes se espera un pronunciamiento del máximo Tribunal del fuero Electoral, de cuya suerte puede depender el temperamento a seguir por el juez inferior.
La resistencia liberal clama por la reanudación del proceso electoral interno, mientras prepara a fuego lento lo que será la reunión del Comité Ejecutivo, de la cual aspira a sacar la convocatoria a la Convención liberal que ponga en términos políticos sobre blanco y negro la actual situación del partido.
En ambos extremos de esta disputa se mantienen agazapados Josefina Meabe de Mathó y "Perucho" Cassani que, pese a lo evidente de la situación, no han mostrado la capacidad de diálogo que les hubiera permitido sortear esta coyuntura traumática en la que antes que nada pierde el liberalismo que pudo ser una opción diferenciada con luz propia en el tablero político provincial.
Están los que piensan que yendo por separado cosecharán con generosidad por ambos lados. Algunos incluso hablan de una gran estrategia que busca sumar espacios para luego repetir la consabida receta de la reunificación partidaria.
En el medio de este conflicto se produjo horas atrás una reunión autoconvocada de la mesa directiva del liberalismo, que dando pasos ciertos en el marco institucional y bajo la inspiración del propio Cassani convocó a que la Convención ratifique la prórroga de los mandatos que dispuso por el término de noventa días.
Queda por ver si estas decisiones partidarias son atacadas en el ámbito de la Justicia por la Presidenta del PL, que no participó de la iniciativa. De hacerlo, quedará una vez más a prueba la Justicia Electoral nacional a la cual el cassanismo supone como afín al kirchnerismo, con ánimos de amparar las peticiones de la Senadora nacional por Corrientes.
En tanto, no faltan los que creen que la estrategia del desacuerdo que a la postre siguieron, con resultados aun no comprobables, ambos líderes del liberalismo correntino esta vez no les reportaría los beneficios esperados que en otras épocas obtuvieron.
Habrá que ver, a la hora de la verdad cuánto está dispuesto a invertir en uno y otro sector el justicialismo y el radicalismo gobernante.

EN EL PANU Y EN AUTONOMISMO HAY VIENTOS CONCILIATORIOS

La ambición y la torpeza los llevó, hace dos décadas, a iniciar un camino de desencuentros con los que se selló, primero la suerte del antes invencible Pacto Liberal Autonomista; y luego, la derrota del nuevismo que no logró sobrevivir a la gesta del ’99.
Los hermanos Romero Feris vuelven a ser actores del tiempo que transcurre, aunque con un capital político sensible más devaluado. En los últimos días, desde uno y otro sector se dieron señales claras de que nuevamente Tato y Pocho tirarán juntos. Algunos dicen que con la secreta esperanza de revivir una opción conservadora, suerte de pacto aggiornado cuya suerte parece herida de muerte antes de largar la carrera.
Otros apuestan a fortalecerse mutuamente antes de encarar una probable alianza electoral con algunos de los dos principales frentes que, a la hora de la verdad, buscan sumar la fortaleza territorial de ambas estructuras antes que el lastre que pueda suponer la visualización de la vieja partidocracia correntina, refractaria a la voluntad popular de estos tiempos.

COLOMBI ABRE EL PARAGUAS Y AVANZA SOBRE LO QUE MÁS LE INTERESA

Luego del cónclave que los reunió a solas, cara a cara, asado de por medio con Tato de anfitrión en la vieja casona de la calle Mendoza, el Gobernador parece no dispuesto a prolongar el tiempo de los acuerdos.
Y Tato, por su lado, difícil es que allane ningún acuerdo político sin que antes no se encuentre un camino de solución a la situación de la Justicia, cuya decisión está en manos de la Cámara de Diputados desde hace meses.
Tiempo atrás, Romero Feris condicionó la luz verde a los créditos pedidos por el Ejecutivo a la previa voluntad política del pase a comisión de los pedidos de juicio político cajoneados en la Cámara baja.
Ahora, nada indica que pueda ser más permisivo en este terreno. Aun cuando no descarta un acuerdo renovado con ECO la condición sigue siendo la misma. Sólo a partir de ahí se restablecerá el diálogo respecto a la letra fina de un eventual acuerdo que hoy por hoy parece lejano.
En este marco, Pocho mostró mayor flexibilidad de la que pareciera dispuesta a tener Ricardo. No dudó en largar la mano al fiscal Sotelo para privilegiar la recomposición de la relación con su hermano menor. En el ámbito del Gobierno, una decisión de esa naturaleza, aunque parece más difícil, es uno de los escenarios considerados como probables por aquello de que la necesidad tiene cara de hereje. Las elecciones se ganan con votos, y está claro que para hacer la tortilla hay que romper algunos huevos.
En este aspecto, Colombi ha mostrado más de una vez ser un hombre práctico, aunque la actual coyuntura le marca tiempos que en el pasado pudo manejar, ahora la realidad es otra y el margen considerablemente menor. Camau se presenta como un adversario implacable, cuya banda de crecimiento no tiene techo.
Le interesan los jefes territoriales del PaNu, más que el sello del partido. Así se lo ha hecho saber a la más alta dirigencia nuevista con la cual dialoga mucho más de lo que se conoce. Algunos jefes comunales reportan por teléfono rojo más a la Casa Rosada que a la conducción partidaria. Al menos tres de los intendentes, sino cuatro, están dispuestos a morir con las botas puestas junto a Colombi, más allá de lo que finalmente haga la conducción partidaria del nuevismo.
El salto de Walter López, un díscolo por naturaleza que ya dos años atrás se acercó al Frente para la Victoria de la mano de Lucy Ortega, ahora dio un giro de 180 grados y sin la previa venia partidaria aseguró a ECO que será el candidato de la alianza gobernante en Saladas, donde tendrá la difícil tarea de intentar doblegar a un  peronismo que muestra una de sus mejores opciones electorales como es la del concejal Omar Santos Herrero, un vecino muy bien ponderado por la comunidad saladeña.
Más allá de estos movimientos estrictamente locales, queda una lectura provincial. El PaNu ha entrado en la cuenta regresiva para definir su posición en términos de alianzas electorales. Fantaseó con la candidatura de Nora Nazar sin sustentación en la realidad y en el escenario real de la política provincial. Y corre por estas horas con la posibilidad que la indefinición lo lleve a una inevitable diáspora que termine con algunos en el Frente para la Victoria y otros en ECO. Si así fuera, difícilmente puedan renovar un escaño legislativo.

EN EL RADICALISMO, EL FENÓMENO NITO PREOCUPA

Algo está claro y es que contrariamente a lo que muestra el peronismo, su principal contradictor, el radicalismo gobernante no puede mostrar una imagen de unidad. Nito Artaza da la imagen de un ucerreísmo dividido. Esto más allá de que a la postre termine o no tirando la toalla, lo cual en términos políticos es lo más probable.
Aun así, hoy por hoy para el común, el radicalismo no logra abroquelar su tropa, a contrario sensu de lo que ocurre en el justicialismo en el cual se entra en la recta final de definiciones de alto voltaje en las que, salvo un imponderable, terminará amalgamando una sólida base de sustentación interna para la pelea de fondo en la que más que el cuero de Camau en la Provincia y Ríos en la Capital, está la misma suerte de la Presidenta de la Nación, obligada más que nunca a contribuir con un resultado frente a Colombi que reposicione al Frente de la Victoria a escala nacional.

PANORAMA NACIONAL

Los plazos legales empezaron a correr. Apenas aprobada por el Senado la Ley de modificación del Consejo de la Magistratura, el Gobierno nacional convocó a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias que tendrán lugar el 11 de agosto.
De esta forma, el oficialismo pretende asegurarse una victoria nacional. En efecto, con independencia de los reveses que puede sufrir en varios distritos, en especial en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, el Frente para la Victoria tiene altas posibilidades de ratificar su condición de primera fuerza nacional.
Es obvio que para cumplir con semejante objetivo político cuenta con una ventaja significativa. Por el requisito establecido de un piso de dieciocho distritos reconocidos para poder participar en la elección de los miembros del referido Consejo, el Frente para la Victoria es la única fuerza que no tiene problemas para competir en la contienda para la integración del Consejo. Los demás sectores políticos tendrán que adecuar sus estrategias electorales.
El radicalismo, que tiene personería en los veinticuatro distritos electorales, afronta el inconveniente de que en algunos de ellos concurre sólo; en otros, como parte del Frente Amplio Progresista; y en otros, como Corrientes, tiene alianzas locales específicas.
Para el resto de los sectores políticos, los problemas son mucho más graves.
Cada uno está obligado a concertar una sola alianza, de carácter nacional, que esté registrada en al menos esos dieciocho distritos.

¿LISTA ÚNICA OPOSITORA? 

En este contexto proliferan los conciliábulos orientados a explorar los vericuetos jurídicos que habiliten la posibilidad de articular una lista única de la oposición para la elección del Consejo de la Magistratura. Esa hipótesis, considerada de muy difícil implementación, es impulsada por algunos sectores de la corporación judicial y por influyentes factores de poder empresarios, entre ellos, naturalmente, el Grupo Clarín.
En tren de especulaciones, se habló de la alternativa de ofrecerle la cabeza de esa lista a monseñor Joaquín Piña, ex obispo de Iguazú, quien en 2006 hizo lo propio en Misiones en la elección de convencionales constituyentes que impidió el proyecto de re reelección del entonces gobernador Jorge Rovira. En las actuales circunstancias, el nombre de Piña aspiraría también a capitalizar electoralmente el "efecto Bergoglio".
Una variante alternativa de la "hipótesis" Piña, o un eventual acompañante en el segundo término de esa posible lista opositora unificada, sería la nominación del periodista Jorge Lanata, convertido en el fiscal mediático del gobierno.

¿Y LA CORTE SUPREMA?

De todos modos, una gran incógnita pende sobre todavía sobre la realización de estos comicios: en medios políticos y judiciales, existe la impresión generalizada de que la Ley de reforma del Consejo de la Magistratura podría ser declarada inconstitucional, lo que obligaría a suspender esa convocatoria.
En este caso, se abre el camino para otras dos conjeturas de muy alto voltaje. La primera es que, ante esa emergencia, el Gobierno nacional podría impulsar la suspensión de las elecciones primarias, lo que alargaría los plazos legales y daría más tiempo para la concertación de las alianzas electorales y la discusión de las candidaturas. 
Pero la segunda conjetura tendría mucho mayor impacto institucional. Es que la resistencia del Poder Judicial a la propuesta de "democratización" impulsada por el Poder Ejecutivo encontraría como inmediata respuesta gubernamental un proyecto de ley que ampliaría significativamente el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia. Esa opción ya fue insinuada por Eugenio Zaffaroni.

PERONISTAS OPOSITORES

En medio de un sinfín de pequeñas escaramuzas intestinas, el gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota; el ex Ministro de Economía, Roberto Lavagna; el jefe de la CGT de Azopardo, Hugo Moyano; y el diputado, Francisco de Narváez, con la decorativa participación de la diputada, Claudia Rucci avanzan a los tumbos para consolidar la coordinación nacional del disperso peronismo disidente.
El miércoles próximo, en la Casa de Córdoba de la Ciudad de Buenos Aires, tendría lugar una reunión nacional con la presencia de dirigentes de la mayoría de las provincias. La confección de la lista de invitados al cónclave constituye una tarea bastante engorrosa.
Por ahora existe consenso unánime en gestionar la participación, entre otros, de Jorge Salomón (Santa Fe), Daniel Peralta (Santa Cruz), Jorge Busti (Entre Ríos), Carlos Verna (La Pampa), Mario Das Néves (Chubut), Jorge Yoma (La Rioja), Juan Carlos Romero (Salta), Enrique Thomas (Mendoza) y Gustavo Canteros (Corrientes).
Una cuestión fundamental para esta corriente es la negociación con Mauricio Macri, que desató ya una aguda polémica dentro del PRO. De la Sota, Lavagna, Moyano y De Narváez están interesados en esa negociación, pero no para regalar candidaturas. Macri sabe que un acuerdo con el peronismo disidente es la única forma de otorgarle al PRO cierta proyección nacional, pero tampoco está dispuesto a diluirse en la intrincada "interna" justicialista.

DISTRITO POR DISTRITO

En la Ciudad de Buenos Aires, la candidatura de Lavagna a Senador nacional está casi digerida por el "macrismo", que empero pretende a cambio que el ex Ministro tome distancia de Moyano y de otras figuras que, a su juicio, tienen más pasado que futuro. El aliciente para Macri es que con el aporte de Lavagna su lista de candidatos a diputados locales podría obtener el control de la Legislatura porteña.
En Santa Fe, la candidatura de Miguel Del Sol también es aceptada por el peronismo disidente, que exige como contrapartida una participación importante en las listas locales. Ambas partes suponen que ese acuerdo les permitiría disputar con el Partido Justicialista el segundo lugar detrás de la alianza socialista-radical.
En Córdoba, Macri quiere que De la Sota incluya en su lista de candidatos a diputados nacionales al ex árbitro Héctor Baldassi, quien en algunos sondeos mide alrededor de ocho puntos. El mandatario mediterráneo todavía se resiste, pero tampoco las tiene todas consigo: está obligado a ganar en octubre; pero, hoy por hoy, las encuestas indican que su candidato, el ex gobernador Juan Schiaretti, está parejo y aún un tanto por debajo con el radical Oscar Aguad.
En la provincia de Buenos Aires, el PRO no puede aportar nada significativo a las listas de De Narváez, salvo algunos aliados como los intendentes de San Isidro, Gustavo Posse, y de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, que perfectamente podrían negociar por su cuenta. De todos modos, De Narváez, quien todavía sueña con repetir su triunfo de 2009, sabe que para ello no está en condiciones de desperdiciar un solo voto.
Más complicada es la negociación en Entre Ríos, en la que el peronismo disidente postula como Senador nacional a Busti, y el PRO, a Alfredo De Ángelis.

¿Y  MASSA?

 Mientras tanto, las dudas de Sergio Massa se han transformado en un factor central de la política bonaerense. Amigos y adversarios del Intendente de Tigre coinciden en que su decisión puede modificar drásticamente el escenario, pero esa coincidencia desaparece a la hora de pronosticar qué hará Massa con ese capital electoral que todos le reconocen.
A la hora de responder a ese interrogante, hay empero otras dos coincidencias entre los observadores. La primera es que Massa no decidirá en función de los alineamientos nacionales, sino de acuerdo con su propia conveniencia. La segunda coincidencia es que Massa tampoco quiere cerrar ningún camino para 2015, lo que implica que de ningún modo clausurará anticipadamente sus aspiraciones presidenciales. De estas interpretaciones se desprende una conclusión importante: Massa no piensa acompasar sus movimientos con Daniel Scioli. Un entendimiento entre ambos, con Scioli como candidato a Presidente y Massa a Gobernador de Buenos Aires, es imaginable en el futuro, pero de ninguna manera se cerrará antes de las elecciones de octubre. Esa premisa es alentadora para la Casa Rosada.
 
LA CAPITAL, SIEMPRE UN INTERROGANTE

El territorio porteño ha sido, en los últimos meses, el gran laboratorio de ensayo de las estrategias opositoras para intentar dar forma a un proyecto de amplitud nacional, con pretensiones de convertirse en la expresión político electoral del creciente malestar de buena parte de la ciudadanía contra el Gobierno.
Sin embargo, ciertos personalismos, rivalidades y aspiraciones contrapuestas ya comenzaron a marcar límites serios a esas estrategias frentistas.
Las dificultades involucran tanto el armado electoral que alientan sectores del peronismo disidente junto al PRO de Mauricio Macri, como a las fuerzas de centroizquierda de la ciudad, que lejos de avanzar en un entendimiento conjunto aparecen cada vez más sacudidas por antagonismos irresolubles.
El kirchnerismo porteño observa, detrás de la fragmentación opositora, una oportunidad concreta para fortalecer sus chances electorales en el Distrito. Sus problemas, sin embargo, se vinculan con la definición de su oferta electoral. Cristina Fernández mantiene en silencio sus preferencias, mientras sus principales colaboradores del Gabinete siguen midiendo nombres de posibles candidatos para esa batalla.
Después de varias semanas de conversaciones, en las que la conformación de una oferta electoral conjunta parecía a la vuelta de la esquina, los operadores del peronismo disidente y del macrismo optaron en los últimos días por darse algún tiempo y enfriaron la negociación. Públicamente, los argumentos se enfocaron en la figura del líder de la CGT opositora, Hugo Moyano.
Desde el PRO deslizaron fuertes cuestionamientos al creciente posicionamiento del camionero dentro del PJ anti K y reprocharon la foto del ex ministro Roberto Lavagna en el acto de lanzamiento del partido de Moyano en el Luna Park. "No podemos mostrarnos como la renovación política si vamos junto a quien expresa el estilo sindical que más criticamos", arguyen en el entorno de Macri.
En este caso, los recelos son mutuos. Tampoco Moyano parece entusiasmado con un acuerdo electoral con el PRO. Lo blanqueó sin reparos en la semana, cuando advirtió que el macrismo constituía su límite para la estructuración de un frente electoral opositor en el distrito porteño.
Los resquemores macristas también alcanzan a Francisco de Narváez, quien en las últimas semanas avanzó a paso firme en su apuesta por convertirse en el principal candidato del peronismo disidente en el territorio bonaerense. 
El Jefe de Gobierno porteño no oculta la pésima relación personal que mantiene desde hace tiempo con De Narváez, y se resiste a llevarlo en su boleta en la Provincia, a pesar de sus inocultables dificultades para construir una oferta electoral atractiva en el principal Distrito del país.
Más allá de los argumentos públicos, la suspensión de las negociaciones con Lavagna tiene un trasfondo más amplio que los vetos macristas a Moyano y De Narváez, y se explica en las aspiraciones del Jefe de Gobierno en el mediano plazo. 
Como se lo ha hecho notar reiteradamente su asesor Jaime Durán Barba, Macri entiende que un acuerdo con el peronismo disidente para octubre no sólo posterga las necesidades del PRO de armar estructuras partidarias propias más allá de los límites porteños, también desdibuja el posicionamiento de Macri de cara a la carrera por la sucesión de Cristina en 2015, colocándose a la misma altura de las aspiraciones presidenciales de Lavagna y del cordobés José Manuel De la Sota. 
Más compleja es la realidad de la centroizquierda porteña, dominada por los personalismos que profundizan su fragmentación. Las fuerzas de ese espacio ya enterraron el sueño de avanzar en la construcción de una especie de tercera vía para dar la pelea entre el macrismo y el kirchnerismo, y en las últimas semanas ahondaron sus divisiones.
El proceso de partición no se detiene. A la ruptura inicial que generó el acuerdo político entre Fernando "Pino" Solanas, Elisa Carrió, el socialismo y el GEN de Margarita Stolbizer, que dio lugar a la conformación de un entramado alternativo que reunió a los sectores molestos por ese entendimiento (parte de la Coalición Cívica alineada con Alfonso Prat Gay y María Eugenia Estenssoro, la agrupación Libres del Sur y el radicalismo porteño), se sumó esta semana una nueva división dentro del FAP porteño.
Las corrientes de extracción sindical del frente liderado por Hermes Binner y encolumnadas en el territorio porteño detrás del economista y diputado Claudio Lozano, anunciaron que competirán en soledad en los comicios porteños. 
Ese espacio, que inicialmente había promovido un entendimiento entre el FAP y Solanas como alternativa para enfrentar al macrismo, terminó golpeado por el acuerdo del cineasta con Carrió. Luego, padeció el acercamiento de Humberto Tumini y Victoria Donda con el radicalismo, por lo que decidió apostar a un proyecto propio, impulsando al líder de la CTA disidente, Pablo Micheli, como primer candidato a Diputado nacional en la Ciudad.

LA ECONOMÍA DE LA REGIÓN

Entretanto, el real parece consolidar un rango de flotación  de entre 2 y 2,10 reales por dólar. A la fecha, la cotización se estabilizó en los 2,006 reales. Es importante señalar que el mercado está actuando en función de los resultados del saldo del mercado cambiario. En tal sentido, se destaca que durante abril se registró un saldo positivo de 1,702 millones de dólares.
El punto anterior es importante. De confirmarse la banda de flotación señalada se percibiría la intención del Banco Central de consolidar un tipo de cambio que no actúe negativamente sobre los despachos exportadores.

LA SITUACIÓN LOCAL: SOSTENIDA PRODUCCIÓN AUTOMOTRIZ Y DOS BONOS MÁS

Durante abril, la producción automotriz tuvo un disímil comportamiento. Las 75.496 unidades fabricadas, fueron 4,5 por ciento inferiores a las producidas en el mes anterior. En tanto, con relación a abril de 2012, se produjo un fuerte crecimiento del 37,8 por ciento. Con respecto a los primeros cuatro meses, la expansión fue del 15 por ciento.
Con relación a las exportaciones, respecto a marzo cayeron 1,7 por ciento, en tanto, con relación a abril de 2012 se registró un crecimiento del 34,2 por ciento. El acumulado para el primer trimestre presenta una expansión del 14,2 por ciento, con alta incidencia de los despachos hacia el Brasil.
Se presentaron dos bonos en dólares, de los cuales faltan conocer aspectos de implementación y normativos. Por lo conocido, se intenta captar recursos no declarados impositivamente, lo que se conoce comúnmente como blanqueo, con destino al financiamiento de la actividad inmobiliaria y de YPF.
Básicamente, los interesados integrarían dólares en entidades bancarias y recibirían un certificado de participación en alguno de esos instrumentos.
En líneas generales, el objetivo de fondo apuntaría al fortalecimiento financiero de YPF. Parece descartado que las reservas, en el corto plazo, puedan ser un soporte importante para esa empresa. Ante esta situación, este bono actuaria con carácter supletorio.
Presentado en el contexto de fuertes presiones en el mercado paralelo, por lo conocido, no parece que estos instrumentos actúen sobre el mismo en alguna dirección definida.
Algunas declaraciones, sobre la parte final de la conferencia de prensa, en materia impositiva, tal vez aclaren los objetivos finales de estos instrumentos. Habrá que esperar al texto completo de la ley que finalmente se apruebe, a efectos de tener un panorama completo.
Con relación a las reservas, las mismas alcanzaron, al viernes 3, los 39.440 millones de dólares. Este valor fue 92 millones inferior al  cierre de abril; en tanto, con relación a diciembre de 2012, el descenso fue de 3.850 millones. Continúa para esta variable una situación de debilitamiento, que está reflejando, hasta el momento, la evolución del sector externo.
Entretanto, en la Bolsa de Comercio, y en alguna medida siguiendo el sendero del mercado del dólar paralelo, se produjeron alzas en los principales papeles cotizantes, especialmente en las dos últimas ruedas. Los soportes fueron acciones energéticas, siderúrgicas y de bancos.

Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios