Sábado 28 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 28 de Mayo de 2022 y son las 09:44 -

17.7°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

24 de enero de 2022

Prevén que el número de muertes se mantenga alto hasta por 20 días

Desde el Hospital de Campaña "Escuela Hogar" anticiparon que el fenómeno se debe al exponencial número de contagios y los efectos negativos en la salud de la ola de calor. Un médico peruano anticipó a época este panorama a fines de septiembre de 2021.

A fines de 2021, cuando surgían voces que se animaban a presagiar un final para la pandemia, los contagios volvieron a disparase y en consecuencia las muertes crecieron. Sólo en Corrientes fueron reportadas 156 personas en lo que va de enero, todavía lejos del récord del 2021 que corresponde a junio con 272 casos fatales.

Para obtener una explicación aproximada del porqué se dispara la cantidad de muertos por el COVID-19, época entrevistó a uno de los máximos referentes en la lucha contra la pandemia a nivel local. Aunque vale recordar que en septiembre del años pasado, un médico peruano adelantó a este medio que las nuevas variantes iban a ocasionar una mayor letalidad entre los infectados, por los bajos números de vacunación que hasta ese momento se registraban en Sudamérica.

 

El encargado del área de Infectología, Fernando Achinelli, explicó a época que la letalidad tiene que ver con la gran cantidad de infectados que se dieron en las últimas dos semanas. "Esto hace que la pandemia afecte a una parte de la población vulnerable, que son los mayores de 65 años y quienes tiene varias comorbilidades", desarrolló y sostuvo que la variante Ómicron causa menor muertes que la variante Delta, pero mantiene una letalidad similar al virus original.

Además, el especialista comentó que entre el 75% y 80% de los internados son personas que no están inmunizadas o tiene una sola dosis. Hasta ayer habían 272 pacientes, 247 en Sala Clínica General y 25 en Terapia Intensiva. Bajo esta estadística, época observó que la proporción de víctimas fatales, en comparación a la cantidad de alojados en la Unidad de Cuidados Críticos (UTI), es mayor. Es decir, que la mayoría no pasaron por la UTI antes de morir.

Consultado al respecto, Achinelli dijo que existen muchos infectados que llegan de forma tardía al hospital y no hacen a tiempo las consultas oportunas. "Ingresan en un grado complicado por la COVID-19. Pacientes que llegan con baja saturación y deterioro en otros órganos", describió.

La causa principal de muerte continúa caracterizándose por problemas en los pulmones y descompensación de las enfermedades de bases como accidente cerebrovascular, Alzheimer e hipertensión. "A esto hay que sumarle esta ola de calor impresionante. Afecta muchísimo porque los pacientes llegan extremadamente deshidratados y con una descompensación de sus enfermedades de base", comentó. Las herramientas terapéuticas que siguen empleando son el plasma de recuperados y el suero equino.

Por último, el Infectólogo explicó que las muertes se mantiene en un elevado número entre los 15 a 20 días posteriores después de los "picos de contagios". "Así que vamos a tener números altos hasta 20 días más".

epc240122-008f02.jpg

Un presagio desde Perú

El médico peruano Luis Antonio Pacora anticipó, en diálogo con época, que las variantes (en ese entonces se mencionan a Delta y Mu) iban a tener graves consecuencias en los países con menor cobertura inmunológica, entre ellos Argentina.

"Todos las naciones de Sudamérica van a empezar a evidenciar un alza de positivos a fines de septiembre. El riesgo de una mayor mortalidad recae sobre todo en aquellos países que tienen menos de un 60% de su población inoculada con las dos dosis. Sólo Chile, Uruguay y Ecuador presentan una mejor cobertura", había indicado. Según datos del el Ministerio de Salud de la Nación difundidos en enero, Argentina alcanza la tercera ola con un 70% de la población vacuna con una y 80% con una sola dosis.

Y aquí surge la duda de si la cantidad de personas aplicadas con la vacuna corresponde con los informes oficiales. Otra de las explicaciones que ensayan los especialistas es que pueda haber un variante regional que no se adapta a las características de Ómicron y es más agresiva y por lo tanto aún no fue secuenciada genómicamente.

Fuente:www.diarioepoca.com



COMPARTIR:

Comentarios