Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 18:39 ULTIMOS TITULOS:

28.7°


PROVINCIALES

4 de octubre de 2021

Se conoció un audio de la médica detenida por la policía de la ciudad de Buenos Aires

La semana pasada la fuerza porteña llegó a Curuzú Cuatiá y detuvo a una mujer que atendía en un centro de salud de nuestra ciudad con una identidad falsa, además clausuraron el lugar. En estos días se conoció un audio dónde la detenida medicaba y atendía a una paciente a través de un audio de WhatsApp.

El miércoles 29 de septiembre se apersonó a nuestras ciudades integrantes de la División Defraudaciones y Estafas de la policía de Buenos Aires que a partir de una denuncia radicada en la ciudad de Buenos Aires por una doctora cuya identidad era usurpada.

Los agentes se apostaron en la puerta del centro de salud, donde constataron la llegada de la sospechosa a bordo de uno de los móviles y la detuvieron. Posteriormente, llevaron a cabo dos allanamientos: uno en el centro médico y otro en la casa particular de la mujer, que queda a pocos metros.

La institución fue clausurada y dentro de la misma permanecen ambulancias y toda la documentación probatoria del delito a la espera de su traslado a los depósitos judiciales. Según se informó, en el lugar se contabilizaron más de 500 constancias de atenciones médicas por parte de la falsa médica.

En el caso intervino el Juzgado Federal Criminal y Correccional de Lomas de Zamora Número 2, a cargo del Dr. Luis Antonio Armella, y la Secretaría N° 5 del Dr. Maximiliano Callizo, que ordenó el traslado de la imputada a la Alcaidía de Curuzú Cuatiá para su posterior derivación a la ciudad de Buenos Aires, donde seguirá el proceso judicial. La causa fue caratulada como “usurpación de título, falsificación de documentos públicos y ejercicio ilegal de la medicina”.

Estos últimos días se conoció un audio de WhatsApp en el que respondía una consulta de una madre de una paciente con alta discapacidad, que se comunicaba con la falsa médica en el momento que su hija estaba convulsionando, dónde le respondía:

“Vos tranquilízate que te hace eso para llamar la atención, no viste que nosotros llegamos y se puso relajada. Tendrías que contratar a alguien sí o sí, porque es como que te tomó de punto ya”, inicia diciendo.
“No viste que conmigo tomó la medicación conmigo habló, …  Hizo todo bien, no. No vale que vayamos y le inyectemos porque eso es algo fuerte para ella, me entendés? Déjala que se relaje, sola, déjala sola, cerrale la puerta, déjale la puerta abierta, pero vos salí de ahí. Dejala sola y prende la tele o algo para que se distraiga. Y se va a distraer y se va a calmar.” “Esa es la terapia que vos le tenés que hacer, poner una tele en la habitación y vos cuando ves que ya se ponen media tensa, te está por querer hacerte una convulsión o algo prende la tele, que eso es una terapia se distrae”.

Terminando el mensaje decía, “Mantenerme al tanto, te mando un beso, no sirve de nada que vayamos y le inyectemos algo, porque para ella es fuerte le hacemos mal de vuelta neurológicamente, entendés, le hacemos mal, inyectarle le hace mal o puede hacerle efecto rebote. En lugar de relajarla la ponemos más tensa, así que cuídala con ese sentido, no llames para inyectarle, porque es al divino botón. Relajada ella relájate vos y cálmate. Porque vos le transmitís todos los nervios y ella se pone más tensa, sabes”.

Fuente:www.eldiariodecuruzu.com

COMPARTIR:

Comentarios