Miércoles 29 de Junio de 2022

Hoy es Miércoles 29 de Junio de 2022 y son las 06:56 -

8.2°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

8 de abril de 2020

Llaryora sacó sus propios bonos de cancelación a proveedores y no sabe si podrá pagar los salarios

El intendente de la Ciudad de Córdoba dio un alivio fiscal y reconoció el impacto en la recaudación, por lo que decidió pagarles a sus proveedores con títulos de deuda como hizo Schiaretti.

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, no se quedó atrás y anunció su propio bono de cancelación a proveedores, como días atrás hizo en gobernador Schiaretti. Se trata de un título de deuda por $2.000 millones, también a 36 meses de plazo con tasa Badlar y 18 meses de gracia (6 más que los que estableció la provincia).

La medida fue dispuesta antes de que el intendente hiciera pública la decisión de suspender el cobro de impuestos municipales sobre las actividades comerciales más afectadas por la cuarentena y también la suspensión de ejecuciones fiscales por 3 meses. Los pequeños comercios, pymes y monotributistas de las primeras tres categorías quedaron exentos del pago del mes de abril al igual que los transportistas escolares, taxistas, remiseros y empresas de transporte público.

Con la consecuente caída del 60% de la recaudación, el intendente reconoció que no tiene certezas de que va a poder hacer frente a los salarios de los empleados municipales y que es algo que "medirán día a día". Sus palabras van en línea con las del ministro de Finanzas provincial, Osvaldo Giordano, que no sabe si podrá pagar en tiempo y en forma los sueldos y las jubilaciones de los cordobeses.

Por lo pronto, el intendente a los proveedores con los que está atrasado ya resolvió pagarles con un bono por $2.000 millones y se acercó un paso más a la generación de cuasimonedas.

En consecuencia ya son $11.000 los bonos de cancelación que circularán en la provincia y se estima que sea con una tasas de descuento del orden del 20% en el mercado financiero. Y se suman a otros instrumentos similares como el que aprobó la Ciudad de Buenos Aires por $9.000 millones.

Con la cotización de los bonos de Córdoba entorno al 80%, quedarían más cerca del 92% que se obtiene por un bono similar porteño, pero muy por encima de lo que sucede con unos instrumentos similares que utilizó la provincia de Salta, que tiene un descuento del orden del 60%. La diferencia radica en que los títulos porteños cuentan con un mecanismo preestablecido de descuento en el Banco Ciudad que permiten que, sea cual sea el precio del título en el mercado secundario, puedan descontarlos a tasa Badlar corregida, lo que los hace perder el 8% de su valor presente, pero le dan liquidez a los proveedores sin depender de las fluctuaciones del mercado.

Fuente:www.lapoliticaonline.com



COMPARTIR:

Comentarios