DEPORTES

24 de julio de 2019

River falló en la definición y empató frente a Cruzeiro

River Plate, defensor del título de la Copa Libertadores de América, empató anoche con Cruzeiro, de Brasil, por 0-0, como local, tras un penal fallado de Matías Suárez en la última jugada y deberá definir la clasificación a los cuartos de final la próxima semana en Belo Horizonte como en la edición 2015.

En el último lance del partido, el cordobés pateó el penal por arriba del travesaño y privó de la victoria al equipo de Marcelo Gallardo, quien sigue sin poder ganar en casa ante un rival brasileño.
El partido de ida de los octavos se jugó en el estadio Monumental y contó con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán, quien a instancia del VAR cobró un penal en la última jugada del partido.
La revancha será el martes 30 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte y el ganador se cruzará en cuartos de final con San Lorenzo o Cerro Porteño, de Paraguay.
El VAR volvió a entrar en escena para chequear un gol anulado de Cruzeiro por posición adelantada, para una mano del equipo visitante adentro del área y sobre el final para avisarle al árbitro del agarrón de Henrique sobre Pratto en el penal que pudo haber definido el encuentro.
River, sin ser una máquina aceitada, dominó el primer tiempo con un buena presión y con posesión, pero le faltó la puntada final para abrir el marcador en el primer tiempo. Pero en el segundo tiempo bajó el nivel y no pudo generar tanto peligro.
Cruzeiro mostró un floja imagen, con errores defensivos y poca determinación ofensiva para aprovechar los contraataques ante un rival que se plantó por completo en su campo. Aunque en el segundo período los de Belo Horizonte se pararon mejor y justificaron el empate.
Con un buen trabajo de Enzo Pérez en la recuperación y en la distribución de la pelota, el Millonario tuvo la jugada más clara a los 24 minutos, pero “Nacho” Fernández, el otro jugador más claro del local, la falló increíblemente.
Fue un centro desde la izquierda de Angileri, la peinó Matías Suárez, Fábio la sacó y el rebote le quedó al zurdo quien, de derecha, le erró al arco y la tiró por arriba del travesaño.
A los 40m., tras una buena jugada colectiva iniciada por Fernández para Suárez a la espalda del lateral izquierdo Egídio, hubo un centro atrás del cordobés que arremetió De La Cruz, pero sin la potencia necesaria para superar a Fábio.
A poco del final también avisó por la vía aérea con un cabezazo del ingresado Robert Rojas, luego de un tiro de esquina desde la derecha del uruguayo De La Cruz. 
En el comienzo del segundo tiempo se produjo el primer susto de la noche para River con la aparición en escena del VAR para chequear la posición adelantada de Marquinhos Gabriel, quien había definido bien en un mano a mano ante Franco Armani. No obstante, antes de la participación de la asistencia por video, el asistente chileno Claudio Urrutia ya había levantado la bandera.
A River le costaron los primeros minutos de la segunda parte y a los 15m., el “Muñeco” dispuso el ingreso de Lucas Pratto por el juvenil Alvarez, de floja participación.
Con el ingreso de Ariel Cabral, Cruzeiro se posicionó mejor en defensa, pero salvó la jugada que terminó con el VAR. Pero el elenco brasileño nunca aprovechó los espacios para generar peligro en el área de Armani y perdonó en todas las contras de manera increíble.
A 20 minutos del final, Gallardo se la jugó con la entrada del pibe Ferreira por De La Cruz, pero las jugadas más peligrosas fueron por arriba con un cabezazo de Pratto que se fue al lado del palo a cinco minutos del final y otro que sacó Fábio y pegó en la mano del defensor que generó la polémica que desactivó el VAR.
El Video Assistant Referee le dio la chance del final a River, pero el cordobés Suárez pateó el penal por arriba del travesaño y dejó un sabor amargo de cara a la revancha.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios