PROVINCIALES

21 de julio de 2019

"El sector necesita impulso orientativo y no especulativo del nuevo gobierno"

El empresario algodonero de Chaco compró textil Alpargatas de Bella Vista. En una nota con Norte de Co­rrientes habló de su reactivación.

La crisis que afectó al país en el último tiempo devino en el detrimento de la in­dustria textil, siendo uno de los sectores más lastimados por la debacle económica. Esto apuró la venta de la planta textil Alpargatas en Bella Vista. La operación comercial se concretó la se­mana pasada, y empresarios chaqueños de la firma Mar­fra SA adquirieron la planta. Son los mismos que com­praron en enero pasado la Desmotadora de Alpargatas en Sáenz Peña.

 

En este contexto, el pro­pietario y presidente del directorio de Marfra SA, Alberto Mariá, en diálogo con NORTE de Corrientes celebró la inversión y desta­có la recuperación de la in­dustria nacional en manos de empresarios de la región. Además, hizo referencia a los objetivos trazados a me­diano y largo plazo con la reactivación de Alpargatas en Bella Vista para mejorar la exportación, y aseguró que el nuevo gobierno que asuma la presidencia en diciembre “tendrá que dar un impulso a la producción textil, pero tiene que ser un impulso más orientativo y no especulativo”. En diálogo con este matutino, respon­dió:

—¿Qué lo llevó a apostar a esta inversión en medio de la crisis textil?

—Nosotros somos algo­doneros de tradición en Vi­lla Ángela, Chaco, de hace muchos años. Desde enero de este año ya veníamos gestionando, confiamos en que la industria tiene que mejorar. El problema que tuvo el sector fue la falta de competitividad por la falta de tecnología en las plan­tas del país porque eso hace más eficiente la producción a un menor costo, y el pro­ducto final es mejor y se puede salir a competir en mercados internacionales. Hoy en el país hay hilande­rías que compraron maqui­narias y están exportando bien, como Tipoití en Co­rrientes.

 

—¿Cuánto pagó por Alpargatas Bella Vista y cuándo se concretó la compra?

—El precio no te lo puedo decir, pero sí contarte que la semana pasada iniciamos el tramo final de la operación comercial para adquirir la planta textil. Todavía no está terminado el acuerdo, eso llevará tres o cuatro me­ses, por cuestiones adminis­trativas, pero eso no implica que la planta paralice su actividad. Todo va a seguir funcionando normalmente.

—¿El plantel de emplea­dos se mantendrá como hasta ahora?

—Los 396 empleados que tiene Alpargatas en Bella Vista continuarán trabajan­do normalmente. No se pa­rará la actividad, puede ser un solo día, cuando haga­mos el traspaso allá por oc­tubre o noviembre. La plan­ta va a seguir funcionando con la marca Alpargatas Textil. Vamos a tener la so­ciedad y la marca Alparga­tas, y se va seguir introdu­ciendo maquinarias durante estos tres meses de traspaso y transición.

—¿Y después, cuál es el objetivo principal de la nueva Alpargatas?

—El objetivo inmediato es introducir maquinarias nuevas y mejorar la pro­ductividad para generar un producto competitivo tanto en el mercado interno como externo.

Hoy Alpargatas está tra­bajando con toda su maqui­naria; lo que está reducida es la cantidad de horas de trabajo y eso es por la fal­ta de consumo, el que se está reactivando de a poco. La idea es crecer en forma inmediata en el parque de maquinarias con la que sea necesaria porque sólo un 60 por ciento de la tela de jean se produce en Alparga­tas Bella Vista. El resto de la terminación se realiza en la planta de Florencio Varela, en Buenos Aires. Y estamos planificando que un año más, la terminación final se realice todo en Bella Vista. Ese es el objetivo.

—Entre 1983 y 1985 Al­pargatas Bella Vista ex­portaba a la UE el 70% de lo que producía, ¿aspiran a superar ese promedio?

—Sí, sabemos que ellos en su mejor momento te­nían buena exportación, pero mi planificación hoy es que del 100% de la produc­ción, exportemos el 50 y el otro 50 se comercialice en el mercado interno. Con el mercado nacional trabaja­mos muy bien nosotros.

—¿Los acuerdos con la Unión Europea facilitarán la exportación?

—Claro que sí, la única manera de desarrollarnos es movilizando la exporta­ción, pero también hay po­sibilidades de exportación a los países limítrofes como Paraguay y Brasil. En el caso de Alpargatas Bella Vista, la actividad está paralizada al 50%, pero es por falta de mercados.

Existen desde hace tiempo convenios firmados con la industria textil argentina, y Brasil también, con la Comu­nidad Económica Europea, convenios muy importantes. Hoy si la UE quiere introdu­cir prendas, tiene que tener el origen de la materia pri­ma del Mercosur. Además, la Federación de Industrias Textiles en el Mercosur ya hizo un acuerdo previo con Europa muy interesante, te­nemos el algodón que puede competir en cualquier lugar del mundo.

Emblema nacional

El empresario chaqueño Alberto Mariá aclaró que hay un error de comunicación al decir que Alpargatas se fue del país. “Se fueron capitales extranjeros, los bra­sileños, pero en términos correctos Alpargatas vuelve a la Argentina con capitales nacionales. Se trata de una empresa emblemática en el rubro textil, es como hablar Aerolíneas Argentinas, YPF; es una empresa con más de 130 años, en su momento cotizó en bolsas”.

 

—¿Qué debería hacer el próximo Presidente para recuperar al sector textil?

—Cualquiera de los que ganen (Mauricio Macri o Al­berto Fernández) van a te­ner que dar un impulso a la producción textil, es la úni­ca forma de salir de la crisis, pero tiene que ser un im­pulso más orientativo y no especulativo. Hoy creo que las variables macroeconó­micas están bien ordenadas, el que se sabe ordenar en lo microeconómico.

—¿De qué manera le afectan al sector textil las fluctuaciones en el precio del dólar?

—Las fluctuaciones del dólar claro que afectan, si a alguno lo agarra descalzado seguro, pero en el sector en que estamos, cuando hay un tipo de cambio es favorable porque toda la producción algodonera tiene una rela­ción al dólar.

Hoy por hoy es todo la comercialización del mer­cado interno, entre ellos a partir del año pasado somos (Marfra SA) proveedores ex­clusivos de la planta Tipoití en Corrientes, también en plantas de La Rioja, Cata­marca, Tucumán, funda­mentalmente.

—¿La importación de te­las a bajo precio afecta a la industria nacional?

—Hoy ya no más porque no es tan fácil traer telas de afuera, tengo conocimiento de que el Gobierno Nacional días atrás impuso nuevos condicionamientos para el ingreso de tela de otros paí­ses. Tengo entendido que no será tan fácil, se deberá ingresar por un valor míni­mo y habrá que respetar eso. Desconozco los alcances.

—¿Qué impronta tendrá Alpargatas cuando se reac­tive completamente en Be­lla Vista?

—Ninguna. Seguirá sien­do la misma, con más pro­ducción y mano de obra. Acá lo fundamental de todo esto es que recuperamos una empresa nacional que fue emblema en la Argenti­na, la recuperamos a capita­les nacionales nuevamente porque hace 20 años que estaba en manos de capita­les brasileros; hoy el 80 por ciento del mercado de jean está en manos de cuatro grupos y estaban en manos extranjeras, y hoy Alparga­tas vuelve a ser argentino.

Hablar de Alpargatas en mercado argentino es sinó­nimo de tela de jean; es una firma que tiene 131 años y vuelve a la Argentina y nos sentimos orgullosos de po­der recuperarla. s

Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios