Según las últimas estadísticas del Indec el 38% de los asalariados son informales. La contracara son 75 mil puestos registrados en Afip. La jurisdicción aporta $826 millones en seguridad social. El empleo público formal asoma los 84 mil cargos. Radiografía del mercado laboral.

MARIANA BLANCO
mblanco@ellitoral.com.ar

 

Con 75 mil puestos registrados en el primer  trimestre de 2015 por Afip, el mercado laboral formal en el sector privado es menor al empleo público regularizado, si se tienen en cuenta las órbitas municipales, provincial y nacional. En una geografía donde la industrialización y el refuerzo de los servicios aún son aspiraciones y la informalidad trepa al 38 por ciento, el ingreso al Estado se configura en el imaginario como una de las opciones de trabajo considerado estable.
Las escasas ofertas laborales formales quizás echarían   un poco de luz sobre las masivas convocatorias a estamentos como el Poder Judicial o para el ingreso a las fuerzas de seguridad como la Policía y el Servicio Penitenciario. El Estado como “ordenador social” y la necesidad de mayor cobertura  también podrían explicar el crecimiento de la planta que en tres décadas prácticamente se duplicó para el caso de la administración provincial central ya que pasó de 27 mil en 1984 a 52 mil en el Presupuesto de este año recientemente aprobado por la Legislatura (ver edición de ayer).
Sin embargo, para clarificar un esbozo sobre la situación laboral en la provincia, haciendo foco en la relación empleo privado y empleo público, formal e informal, El Litoral llevó adelante un cruce de estadísticas correspondientes al último Censo Nacional, la Encuesta Permanente de Hogares, la Distribución del Ingreso (estas dos últimas publicadas recientemente por el Indec), y con el último informe trimestral de Afip. 
Por lo pronto se puede partir conociendo los números del último Censo Nacional sobre fuerza laboral. Estos exponen que el 66 por ciento de los empleados u obreros ocupados en la provincia se desempeñan en el sector privado, mientras que el restante, en el público.  Esto significa que seis de cada diez, son privados.
Ahora bien, si se tiene en cuenta la totalidad de la población ocupada, el 68 por ciento está en relación de dependencia. Sólo el 4 por ciento es jefe o patrón; el 22 por ciento es cuentapropista; y un poco más del 4 por ciento es trabajador familiar.
Las planillas del Censo 2010, además, revelan que en una provincia con casi un millón de habitantes trabajan más de 367 mil personas, entre asalariados, patrones o por cuenta propia, tanto en sector privado como en el público.
Entre quienes se encuentran en el ámbito público, más de 16 mil están bajo la órbita del Estado Nacional; más de 51 mil en el Provincial; y más de 17 mil pertenecen a los Municipios.
Vale aclarar, no obstante, que algunos dígitos pueden variar debido a la actualización de datos, aunque en líneas generales no hubo cambios abruptos. Este es el caso de los estatales provinciales  de planta permanente que en 2016 ascienden a 52 mil.

Los privados
No todos los empleados, sean públicos y privados, están incluidos en el sistema. No todos gozan de derechos básicos como aportar para una jubilación, acceder a obras sociales, vacaciones pagas, contar con la cobertura de una aseguradora, o tener una indemnización justa en caso de despido. Tampoco cuentan con la ayuda escolar quienes tengan hijos que asistan a la escuela.
De acuerdo con los últimos datos del viejo Indec, publicados un día antes del recambio de gobierno, el 38 por ciento de los asalariados del sector privado en Corrientes están en negro. La información se corresponde con el tercer trimestre de 2015 de la Encuesta Permanente de Hogares, y con el aglomerado Corrientes que,  al ser traspolados al último Censo, se mantiene en el orden del 30 por ciento.
Por otra parte, según un informe sobre Distribución del Ingreso recientemente publicado por el mismo organismo nacional, son aproximadamente 76 mil los empleados formales en relación de dependencia en el sector privado de Corrientes. Los datos se corresponden con el segundo trimestre del año pasado. También indica que en ese periodo, entre 2014 y 2015, se generaron 4 mil puestos.
La información no difiere de la última publicación de la Afip, correspondiente al primer trimestre de 2015. En  Corrientes se registraron 75.628 puestos de trabajo en el mercado formal privado. La remuneración bruta promedio es de 10.972 pesos, de acuerdo con el último informe trimestral del organismo nacional. La estructura porcentual, en tanto, no experimentó grandes variaciones ya que en un año aumentó solamente un 0,2 por ciento. Mientras que sí los sueldos, que crecieron en el orden del 32 por ciento anual.

Seguridad social
La lógica del empleo formal es financiar al Estado para que éste redunde en beneficios para la población. En materia de seguridad social la provincia de Corrientes aportó durante el primer trimestre de 2015 más de 826 millones de pesos a la Afip.
En total, el organismo recaudó en la jurisdicción, más de 2.700 millones de pesos en dicho periodo, de los cuales, más de 1.700 fue en materia de impuestos, 826  millones por seguridad social y 137 millones por exportaciones. 
En relación con los impuestos, la Afip recaudó en la provincia más de 258 millones de pesos por IVA; más de 298 millones por Ganancias; más de 11 millones por Bienes Personales.

 Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios