El mayor perjuicio se produjo en Berón de Astrada, Itá Ibaté, Itatí, Ramada Paso, Empedrado, Ituzaingó, Gobernador Virasoro y Esquina.

Un temporal de viento intenso y abundante lluvia azotó a gran parte de la provincia desde ayer a la madrugada, dejando gran parte del tendido eléctrico destruido y varias localidades sin energía eléctrica hasta anoche, además de árboles caídos, voladura de techos y la destrucción del Jardín de Infantes Nº 63 de la Escuela Nº 528 en Esquina (ver foto). A la par, la intensa actividad eléctrica acabó con la vida de dos vacunos en Itatí. Un hecho de mayor gravedad consistió en que, debido a los profusos vientos, un poblador en Esquina resultó herido. El jefe de Operaciones de Defensa Civil de Corrientes, Orlando Bertoni, dijo a NORTE de Corrientes, que el temporal azotó el norte correntino y la zona de Esquina, y que aún permanece el alerta meteorológico por tormentas y caída de granizo. “Hizo foco en Virasoro, Itatí, Ituzaingó y Esquina. Quedó como saldo casas con voladura parcial de techos, cables y árboles caídos. En Empedrado, Ramada Paso e Itatí hay sectores sin energía (hasta anoche). Fue abundante el agua caída, y llegó a cerca de 200 mm en Itatí y Ramada Paso, y 130 en Corrientes”. Otras ciudades afectadas fueron Berón de Astrada e Itá Ibaté, con abundante caída de granizo, según informaron desde la Intendencia de Berón de Astrada, y advirtieron que se preveía evacuaciones en la zona rural y que las tareas para reponer la energía continuarán hoy. Desde la Dirección Provincial de Energía de Corrientes explicaron que la lesión sufrida por una persona en Esquina, se debió a la caída de un tirante del domicilio particular del paciente ingresado al Hospital de Esquina, según ratificó el director hospitalario, Leandro Ramírez. En Esquina, la ráfaga más intensa duró alrededor de cinco minutos, pero ocasionó serios destrozos, voladura de techos y caída de árboles. Armando Tognola, de FM Impacto de Esquina, dijo: “El temporal generó serios destrozos en viviendas y carteles de comercios, además de destruir parte de la emisora, con la caída de la antena. También hubo evacuaciones de emergencia y unas pocas familias fueron albergadas en el Centro integrador Comunitario de Esquina, y otras prefirieron refugiarse en casas de familiares”. Desde Empedrado dijeron a este diario que el fuerte viento y actividad eléctrica dejaron a varios sectores sin energía eléctrica hasta anoche y muchos árboles fueron derribados. A la vez, los Bomberos Voluntarios de Ituzaingó recibieron numerosas llamadas de vecinos que se vieron afectados entre las 3.30 y las 4, con voladura de techos, sobre todo en la zona de las 70 viviendas. Autoridades policiales y equipos de rescate mantenían la vigilancia en la ciudad y personal de Obras Públicas de Ituzaingó trabajó para retirar de la vía pública ramas y árboles caídos.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios