Desde el sector señalaron que hace unas semanas los distribuidores afirman que "no se consigue el producto" y ante ello hay veces que los negocios no atienden por falta de cortes. Sin embargo, señalan que no es problema de hacienda, sino que estarían esperando cierta estabilidad. La situación genera aumento de precios.

Desde los puestos de carne del Mercado de Productos Frescos revelaron que están atravesando una situación muy difícil ante la escasez de piezas para la venta, sumado a los constantes aumentos de los distintos cortes.

En diálogo con EL LIBERTADOR Hugo Lucena, vendedor de uno de los locales, manifestó que están sobrellevando la falta de productos. "Los proveedores nos dicen que no se consigue carne y eso genera un verdadero problema porque hay veces que no llega la mercadería. Como consecuencia hubo días que tuvimos que cerrar", señaló el carnicero que admitió que cuenta con al menos siete proveedores y todos aseguraban que no se conseguía. Agregó: "En la última semana, varios puestos se vieron muy afectados y tuvieron que dejar de atender porque no tenían carne". En este sentido señaló que se trataría de cierta especulación de los distribuidores, ya que no es época de escasez considerando que hay buena hacienda. "Al parecer los vendedores estarían esperando algún tipo de estabilidad económica para normalizar el ritmo", sostuvo.   INCREMENTO   Por otro lado, Lucena señaló que no sólo se ven perjudicados por la escasez, sino además por los últimos incrementos que llegaron al 30 y 40 por ciento, desde agosto a la fecha. "Los cortes vienen incrementando gradualmente, todas las semanas un poquito", admitió, a lo que agregó que ante ello también descendió el consumo: "Hay clientes que llevan lo justo, hasta donde les alcanza". Es así que la diferencia se hace muy notable en algunas piezas como: pulpa: de 110 se fue a 160 pesos. La falda que salía 75, ahora está 90 pesos. La carne molida tenía un precio de 65 pesos y ahora está a 85 pesos y el lomito que se vendía a 170, ahora se consigue a 230 pesos. "Hay gente que viene y compra para el día, ya no es como antes que compraban para toda la semana y guardaban en el freezer", explicó. A esto agregó que tienen muchas expectativas de que puedan repuntar las ventas para el Día de la Madre.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios