El edificio tiene cuatro sanitarios, dos de la planta alta están cerrados y los otros están dañados. Usan baldes para desagotar inodoros.

Cansados de las promesas del Ministerio de Educación, padres y tutores junto a la cooperadora de la Escuela Nº 2 Domingo Faustino Sarmiento lanzaron una campaña para recaudar fondos con el objetivo de arreglar los baños del establecimiento. El edificio cuenta con cuatro sanitarios, los dos de planta alta ya fueron clausurados y los de planta baja tienen problemas en las mochilas para desagotar y las griferías funcionan a medias. Ante esta situación y la preocupación de los padres, decidieron realizar venta de comidas y reunir fondos para las reparaciones, iniciando en el acto que se realizó ayer por el Día de la Independencia. Hicieron más de 200 docenas de pastelitos y empanadas para vender y reunir el dinero que será destinado a los arreglos de las instalaciones de la escuela. Además, piden colaboración a las diversas casas de electrodomésticos o negocios en general que quieran donar productos en buen estado para hacer rifas y así recaudar más dinero y poder concretar las obras necesarias. Señalaron que los sanitarios de la planta alta están en peor estado porque no sólo presentan daños en las mochilas y las griferías, también hay filtraciones en techos y paredes; incluso en uno de los baños parte del piso se socavó y ante el temor de derrumbe decidieron clausurarlo. Los alumnos utilizan los que se encuentran en la planta baja y los porteros en cada recreo deben limpiar los inodoros ya que ninguna de las mochilas funciona. Según mencionaron, hace más de un año vienen reclamando que se realicen las reparaciones pero esto no se concretó pese a los reiterados expedientes que presentaron desde la dirección del establecimiento. Incluso los padres aseguran que en varias oportunidades se acercaron los funcionarios del Ministerio de Educación junto a un par de obreros para hacer relevamientos, pero las obras nunca iniciaron. También la directora, Alicia Soto, remarcó que los techos y las paredes de los salones tienen importantes filtraciones y deben realizar trabajos de reparación, sin embargo, asegura que con el poco dinero que ingresa de la cooperadora no logran cubrir todos los arreglos, por lo que piden asistencia del ministerio. El establecimiento cuenta con unos 1.000 alumnos entre los turnos mañana y tarde, afirman que al no funcionar las mochilas de los baños, los niños se descomponen debido a la cantidad de gente que utiliza los sanitarios ya que la limpieza resulta insuficiente. Por esta situación, los padres piden la colaboración de la comunidad e insta a que hagan donaciones para que los niños puedan dar clases en óptimas condiciones de limpieza y necesidades básicas. Las donaciones se deben entregar en la escuela.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios