Fue a dar a luz a un hospital con un estado de gravidez de nueve meses.

Una nena de 12 años fue víctima de una violación y quedó embarazada, pero el hecho salió a la luz después que la menor fue a dar a luz en el Hospital “San Roque” de la ciudad de Esquina. El caso dio origen a una investigación que es llevada adelante por el fiscal de Instrucción Carlos Gallardo y el juez Gustavo Vallejos, en el marco de una causa judicial por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”. El caso fue originado a raíz de una denuncia de los médicos del centro de salud donde fue asistida la menor. Ocurrió el miércoles a la mañana cuando la menor llegó al hospital con su abuela, con un embarazo avanzado y con contracciones. Los médicos la asistieron pero el parto se complicó y la criatura nació muerta. Como parte del protocolo, los facultativos dieron aviso a la Fiscalía. La ley penal establece que todo acto sexual -simple o con acceso carnal- contra una menor debe ser castigado. En ese marco intervino el titular del Ministerio Público Fiscal y se habría entrevistado con la chica. Ella podría haber dado la identidad de su victimario, pero este dato no fue confirmado por las fuentes oficiales. Según confiaron al medio Actualidad Esquina los funcionarios que intervienen en la investigación, la menor convivía en un barrio de la periferia de la ciudad con su abuela, su padre y tres hermanos, también menores. Por otra parte, según información oficial a la que tuvo acceso NORTE de Corrientes, desde la Fiscalía se habría solicitado la producción de una serie de pruebas en relación al abuso del que fue víctima la niña. Además se le habría solicitado al juez Vallejos que autorice a la Policía a realizar acciones para hallar material probatorio y a citar a testigos del aberrante delito. En la tarde de ayer se citó a los médicos y a los familiares de la menor para que aporten datos a fin de esclarecer los hechos. Unas de las primeras en atestiguar habría sido la abuela de la chica, que respondió preguntas en relación al estado de gravidez y de salud de la menor, pero también se la habría indagado respecto a la situación de los demás menores. En las próximas horas el juez de Instrucción debería evaluar la situación de los niños y también debería intervenir un defensor de menores. Las autoridades judiciales deberán analizar si los menores están en una situación de vulnerabilidad o de riesgo, para determinar acciones y así proteger sus derechos y la integridad de cada uno. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios