24 de junio de 2016

Los ocupas del San Roque Este venden los terrenos usurpados

Vecinos de la manzana tomada informaron que sumado a las irregularidades existentes, ahora hay que agregar la comercialización de los predios. En principio los montos eran de $60 mil pero ante la amenaza de desalojo descendieron hasta alcanzar los $10 mil.

A ca­si dos me­ses de la to­ma del te­rre­no del ba­rrio San Ro­que Es­te y an­te la ame­na­za de de­sa­lo­jo, al­gu­nos ocu­pas de­ci­die­ron ven­der por­cio­nes de tie­rras. El mon­to que se ta­só: 60 mil pe­sos.
A di­fe­ren­cia de otros pre­dios usur­pa­dos, los ve­ci­nos his­tó­ri­cos de es­te pun­to de la ca­pi­tal, pu­sie­ron es­pe­cial én­fa­sis en la ne­ga­ti­va de con­vi­vir con los ocu­pas.
En los pri­me­ros dí­as hu­bo cru­ces de pa­la­bras, lue­go lle­ga­ron las de­nun­cias de al­gu­nas per­so­nas que ha­bi­tan en el com­ple­jo cons­trui­do por el Ins­ti­tu­to de Vi­vien­das de Co­rrien­tes (IN­VI­CO).
An­te las de­nun­cias hu­bo otro cru­ce en­tre las par­tes. Por un la­do, un sec­tor re­cla­ma que son dis­cri­mi­na­dos por ser de con­di­cio­nes hu­mil­des. Por el otro, ase­gu­ran que fue­ron ame­na­za­dos por in­ten­tar sa­car­los del lu­gar.
Las au­to­ri­da­des pro­vin­cia­les, mu­ni­ci­pa­les y ju­di­cia­les to­ma­ron co­no­ci­mien­to de lo su­ce­di­do pe­ro pa­san los dí­as y los ocu­pas si­guen re­sis­tien­do en el pre­dio ubi­ca­do en el co­ra­zón del ba­rrio.
Es más, fue­ron re­for­zan­do las es­truc­tu­ras de sus ca­sas y ade­más agre­ga­ron ile­gal­men­te nue­vos ser­vi­cios. Y lle­gó el mo­men­to de la ins­ta­la­ción ile­gal de la ener­gía y el agua.

MUJERES EMBARAZADAS Y NIÑOS PREDOMINAN EN EL TERRENO TOMADO.

MUJERES EMBARAZADAS Y NIÑOS PREDOMINAN EN EL TERRENO TOMADO.

Es­te fue otro de los ca­pí­tu­los que ge­ne­ró ro­ces en­tre los dos sec­to­res. En las pri­me­ras co­ne­xio­nes de luz tu­vo que in­ter­ve­nir la Po­li­cí­a, ya que un ve­ci­no que in­ten­tó fre­nar el ro­bo y re­ci­bió agre­sio­nes ver­ba­les y pos­te­rio­res ame­na­zas ha­cia su fa­mi­lia.
Lue­go lle­gó el tur­no de la ins­ta­la­ción clan­des­ti­na del agua. Uno de los re­por­te­ros grá­fi­cos de épo­ca fue tes­ti­go del tra­ba­jo que re­a­li­za­ban al­gu­nos de los ha­bi­tan­tes del asen­ta­mien­to. Con pi­co, pa­la y ca­ños acer­ca­ban el lí­qui­do vi­tal des­de las vi­vien­das al pre­dio. Por la in­quie­tud de los de­nun­cian­tes, el ca­so no per­dió vi­gen­cia. En los úl­ti­mos dí­as hu­bo ru­mo­res de po­si­ble de­sa­lo­jo. Es­to en­cen­dió la luz de aler­ta y al­gu­nos ocu­pas co­men­za­ron a ana­li­zar la po­si­bi­li­dad de con­ti­nuar o no el lu­gar.
En es­te sen­ti­do un ve­ci­no de la zo­na, quien pre­fi­rió ha­cer re­ser­va de su iden­ti­dad por te­mor a re­pre­sa­lias, in­for­mó que se ofre­cen te­rre­nos de 10 me­tros de fren­te por 30 de fon­do a la su­ma de 60 mil pe­sos. “Des­de que se co­rrió el ru­mor de de­sa­lo­jo los ocu­pas co­men­za­ron a ofre­cer pe­da­zos de tie­rra a co­mer­cian­tes de la zo­na y par­ti­cu­la­res”, di­jo la fuen­te que to­mó con­tac­to con es­te me­dio.
Ade­más agre­gó que “tras los ru­mo­res, los va­lo­res co­men­za­ron a des­cen­der has­ta lle­gar a la su­ma de 10 mil pe­sos”. “Lo la­men­ta­ble es que hay gen­te que com­pró esos te­rre­nos”, am­plió el ve­ci­no.
Por su par­te, Ro­ber­to, uno de los ocu­pas in­for­mó a es­te me­dio que en los dí­as se no­ta más pre­sen­cia de la po­li­cía pro­vin­cial. “Na­da te­ne­mos que es­con­der. Es­ta­mos re­sis­tien­do las in­cle­men­cias del frí­o, só­lo con el ob­je­ti­vo de con­se­guir un te­cho. Lo que que­re­mos es que el Es­ta­do nos dé res­pues­tas a la fal­ta de vi­vien­da, ya que es­to fue lo que nos im­pul­só a to­mar es­tas tie­rras”, se­ña­ló el hom­bre.

LA CANCHA DE FÚTBOL PERMANECE INTACTA.

LA CANCHA DE FÚTBOL PERMANECE INTACTA.

Otro de los ve­ci­nos “anti-­ocupas” se­ña­ló que una de las mo­da­li­da­des que im­ple­men­ta­ron los usur­pa­do­res es ha­cer in­gre­sar al pre­dio a em­ba­ra­zas. Se­gún co­men­tó las uti­li­za­rí­an de es­cu­do en ca­so de de­sa­lo­jo. “Es im­pre­sio­nan­te la can­ti­dad de chi­cas em­ba­ra­za­das, se acer­can al pre­dio de día con el cla­ro ob­je­ti­vo de vic­ti­mi­zar­se ya que hay ru­mo­res de que la Jus­ti­cia de­sa­lo­ja­rá el lu­gar”.
Otro de los da­tos lla­ma­ti­vos es que los ocu­pas ar­ma­ron un gru­po a tra­vés de la red What­sApp pa­ra pa­sar­se los da­tos de las po­si­bles to­mas de te­rre­nos en la ciu­dad.
Va­le re­cor­dar que la ocu­pa­ción de es­te pre­dio fue el 8 de ma­yo. Las pri­me­ras per­so­nas se ins­ta­la­ron en la in­ter­sec­ción de ca­lle Pa­blo Ne­ru­da y ca­lle 490. Lue­go se su­ma­ron fa­mi­lias en­te­ras has­ta com­ple­tar un nú­me­ro apro­xi­ma­do de 200 per­so­nas.
Los ocu­pas hi­cie­ron un pac­to que es res­pe­ta­do has­ta hoy. “No to­car la his­tó­ri­ca can­cha de fút­bol”. La gen­te se asen­tó en los al­re­de­do­res de la lí­nea de cal a la es­pe­ra de una re­so­lu­ción de la Jus­ti­cia y man­te­nien­do la es­pe­ran­za de que­dar­se allí pa­ra cons­truir una vi­vien­da.

Fuente:diarioepoca.com

COMPARTIR:

Comentarios