Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 05:32 -

19.8°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

9 de junio de 2016

Dolor en la comunidad religiosa por monja que murió atropellada

Mientras caminaba por la vía pública, la sexagenaria fue alcanzada por una motocicleta de alta cilindrada, en pleno centro capitalino.

Una mu­jer mu­rió en la ciu­dad de Co­rrien­tes lue­go de ha­ber si­do atro­pe­lla­da por una mo­to­ci­cle­ta mien­tras ca­mi­na­ba por la vía pú­bli­ca. La víc­ti­ma del si­nies­tro era una mon­ja por lo que su par­ti­da con­mo­cio­nó a la co­mu­ni­dad re­li­gio­sa lo­cal.
Has­ta el mo­men­to, 81 per­so­nas per­die­ron la vi­da a cau­sa de un si­nies­tro de trán­si­to ocu­rri­do en la pro­vin­cia du­ran­te lo que va del año. De es­tos ca­sos, la ciu­dad de Co­rrien­tes fue es­ce­na­rio de 23 he­chos, mien­tras que los res­tan­tes 58 acon­te­cie­ron en el in­te­rior de la pro­vin­cia.
Con res­pec­to a la trá­gi­ca muer­te de la re­li­gio­sa, al­re­de­dor de las 6:45 de ayer, la mu­jer se en­con­tra­ba ca­mi­nan­do en ple­no cen­tro de la ciu­dad. En un mo­men­to da­do, in­ten­tó cru­zar la ca­lle sien­do al­can­za­da por una mo­to­ci­cle­ta de gran ta­ma­ño en la in­ter­sec­ción de San­ta Fe y San Mar­tín.
Tras co­no­cer el in­ci­den­te los efec­ti­vos po­li­cia­les de­pen­dien­tes de la co­mi­sa­ría Ter­ce­ra, en­car­ga­da de la ju­ris­dic­ción, se pre­sen­ta­ron en el lu­gar. Fue así que se ini­cia­ron las ave­ri­gua­cio­nes pa­ra co­no­cer có­mo es que ocu­rrió el cho­que de la es­qui­na.
Se tra­ta­ba de un ve­hí­cu­lo YBR de 125 cen­tí­me­tros cú­bi­cos, el cual era guia­do por un hom­bre iden­ti­fi­ca­do co­mo Os­car Ga­ray. En cuan­to a la víc­ti­ma se lla­ma­ba Es­ta­ro­fil­da Eli­ma Ro­me­ro de 61 años, quien des­de ha­ce tres años que vi­vía en la ciu­dad, se­gún in­di­ca­ron las fuen­tes ofi­cia­les con­sul­ta­das.

Tra­ge­dia en el hos­pi­tal

LA HERMANA FUE VELADA EN EL HOGAR DE ANCIANOS.

LA HERMANA FUE VELADA EN EL HOGAR DE ANCIANOS.

Lue­go de ser al­can­za­da por la mo­to, és­ta que­dó ten­di­da en el sue­lo gra­ve­men­te he­ri­da, de­jan­do una man­cha de san­gre en el cor­dón de la ve­re­da. Los po­li­cí­as lla­ma­ron a una am­bu­lan­cia per­te­ne­cien­te al ser­vi­cio de emer­gen­cias 107, ve­hí­cu­lo que tras­la­dó a la re­li­gio­sa ha­cia el Hos­pi­tal Es­cue­la. Los mé­di­cos in­ten­ta­ron sal­var a la se­xa­ge­na­ria, aun­que las te­rri­bles le­sio­nes su­fri­das por el im­pac­to con­tra su hu­ma­ni­dad le pro­du­je­ron la muer­te ine­vi­ta­ble­men­te. El de­ce­so fue al­re­de­dor de las 9:30. Tras ello los res­tos de la víc­ti­ma fue­ron en­tre­ga­dos a sus alle­ga­dos, quie­nes la ve­la­ron du­ran­te la tar­de de ayer en el Ho­gar de An­cia­nos, ubi­ca­do por Bue­nos Ai­res ca­si San Mar­tín.
En­tre los pre­sen­tes se en­con­tra­ban mon­jas de la con­gre­ga­ción de las Pí­as Dis­cí­pu­las, a la que per­te­ne­cía la víc­ti­ma fa­tal.

Otro si­nies­tro cén­tri­co
Otro ac­ci­den­te vial ocu­rri­do en el cen­tro de la ciu­dad de Co­rrien­tes acon­te­ció du­ran­te la ma­ña­na del lu­nes, aun­que por for­tu­na no se pro­du­je­ron le­sio­na­dos gra­ves.
Se tra­tó del cho­que de una mo­to Vi­ta de 110 ci­lin­dra­das y una ca­mio­ne­ta Hon­da de al­ta ga­ma.

OTRO SINIESTRO. OCURRIÓ POR RIVADAVIA Y SAN JUAN.

OTRO SINIESTRO. OCURRIÓ POR RIVADAVIA Y SAN JUAN.

Misiones: narco condenado por intentar  ingresar a Corrientes con marihuana

Gus­ta­vo Ro­dol­fo Ro­drí­guez fue sen­ten­cia­do por la Jus­ti­cia por el tras­la­do de un car­ga­men­to de ma­ri­hua­na, el cual in­ten­tó “sa­car” de Mi­sio­nes te­nien­do por des­ti­no la pro­vin­cia de Co­rrien­tes. De­be­rá cum­plir con cua­tro años y un mes de cár­cel.
El ope­ra­ti­vo en el que el hom­bre de 43 años fue de­te­ni­do se re­a­li­zó en la ciu­dad de Po­sa­das el 9 de mar­zo del año pa­sa­do, cer­ca de las 7:30, cuan­do gen­dar­mes re­a­li­za­ban un con­trol ve­hi­cu­lar en el pues­to per­ma­nen­te de­no­mi­na­do “El Ar­co”, ubi­ca­do so­bre la Ru­ta Na­cio­nal 12 a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 1237.
El hom­bre ma­ne­ja­ba un co­che Ci­tro­ën C4. Cuan­do abrie­ron el ba­úl, los gen­dar­mes no­ta­ron que el au­to se en­con­tra­ba muy “ba­jo” pa­ra la al­tu­ra que ori­gi­nal­men­te tie­ne la sus­pen­sión, co­mo si lle­va­ra al­go de ex­ce­si­vo pe­so.
Ade­más, de­ter­mi­na­ron que en el in­te­rior del com­par­ti­mien­to tra­se­ro ha­bía mo­di­fi­ca­cio­nes. To­do es­to pro­vo­có que los agen­tes in­ten­si­fi­ca­ran su re­qui­sa con el uso del pe­rro de­tec­tor de nar­có­ti­cos, que re­ac­cio­nó tras ol­fa­te­ar dis­tin­tas par­tes del ro­da­do. Fi­nal­men­te los uni­for­ma­dos die­ron con un do­ble fon­do re­ple­to de la­dri­llos de ma­ri­hua­na. La ma­ri­hua­na se­cues­tra­da pe­só en to­tal 143 ki­los que es­ta­ban di­vi­di­dos en 282 pa­que­tes.
Se­gún las ave­ri­gua­cio­nes efec­tua­das por la Fuer­za, Ro­drí­guez pre­ten­día sa­lir con el car­ga­men­to de te­rri­to­rio mi­sio­ne­ro pa­ra in­gre­sar a la pro­vin­cia de Co­rrien­tes.
Tras ser lle­va­do y du­ran­te un jui­cio abre­via­do, el hom­bre se de­cla­ró cul­pa­ble del tras­la­do de es­tu­pe­fa­cien­tes.

Fuente:diarioepoca.com



COMPARTIR:

Comentarios