Viernes 12 de Agosto de 2022

Hoy es Viernes 12 de Agosto de 2022 y son las 09:12 -

12°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

28 de agosto de 2015

Fabián, con las renuncias a disposición de sus funcionarios

El Jefe comunal realizó el pedido a los subsecretarios y directores generales. La totalidad acató y presentó la dimisión. La medida de Ríos buscaría dos efectos. Uno, que sirva de tirón de orejas para que nadie se duerma en los laureles y se redoblen esfuerzos para la gestión. Otro, que el sector camausista que acapara la órbita de gobierno en cuestión sienta el rigor tras las maniobras que el gobierno municipal consideró poco cordiales a la hora de diagramar las estrategias electorales.

Fabián Ríos sacudió el escenario político local al solicitar en las últimas horas la renuncia a todos sus subsecretarios y directores generales. Ya lo hizo Ricardo Colombi años atrás, cuando aún había en el Gobierno provincial algunos vestigios de "arturismo".
Esta vez el que tomó la batuta fue el Intendente capitalino, quien de esta manera ajustó las cinchas en una gestión en la que conviven varias vertientes peronistas que, en este año electoral, les cuesta convivir.
Más allá de algunas alarmas encendidas por partidos aliados al justicialismo (hoy apartados para la lucha por bancas en el Concejo), como el Partido de la Victoria -ver nota aparte-, se trata de un mecanismo institucional que permite al Ejecutivo tener a regla a su Gabinete y oxigenarlo (o darle dinamismo, según la perspectiva desde dónde se lo mire) cada vez que haga falta.
Pero no se puede pasar por alto el tufillo político electoral latente en este tipo de medidas, más incluso con los chispazos generados en varias oportunidades entre fabianistas y camausistas.
Una fuente allegada expresó días atrás a EL LIBERTADOR: "Fabián se viene bancando varias de Camau, pero intenta demostrar con hechos que está dispuesto a trabajar por una unidad concreta del justicialismo". La referencia de este funcionario municipal hizo directa mención, al decir "bancando varias", a la conformación de listas para las legislativas nacionales que, por teléfono y con el martillo ejecutor de Casa Rosada, benefició a La Cámpora (la línea juvenil del kirchnerismo está bajo las alas de Espínola). También a la poca "movilidad" demostrada por el Secretario de Deportes de la Nación durante la campaña, sin que se haya visto alguna inversión nacional para el desenvolvimiento proselitista territorial del justicialismo correntino.
Pese a este tipo de acciones, en detrimento de Ríos y sus alfiles, muchos destacaban -mientras otros no entendían- que el Intendente sostenía en sus cargos a fieles exponentes del camausismo, los cuales ocupan varias de las subsecretarías y direcciones generales.
Otra cuestión que incomoda al sector de Ríos es la ya lanzada candidatura del diputado electo Martín Barrionuevo como sucesor del Jefe comunal.
Hasta que un día, una gota rebasó el vaso. Fue con el armado estratégico para las elecciones de concejales en las 16 comunas justicialistas que se desarrollarán el 25 de octubre.
Los compromisos que habría asumido Espínola con los socios del PJ, a quienes comprometió apoyo político y económico, fueron en contra de las intenciones peronistas de consagrar en el Concejo Deliberante bancas de pura cepa. Y al plantarse el fabianismo en esta idea, Camau habría colaborado para el híbrido que se instaló como colectora de Scioli, Cambio Auténtico Correntino, que trabajaría en contra de la intención justicialista, de asegurar representantes de paladar negro en el recinto deliberativo que le aseguren a Ríos una continuidad de gestión sin sobresaltos.
Desde el sector del Intendente cuestionan además el discurso de Camau, quien con las dos primeras bancas aseguradas pretendía abrir las listas a expensas de los candidatos ligados a Ríos y Pruyas, poniendo de manifiesto que en ningún momento ofreció las renuncias de Laprovitta y Estoup para facilitar la apertura propugnada.

    Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios