30 de junio de 2015

Otro violento episodio en emergencias del Hospital Escuela con familiares de heridos

La madre de un chico que ingresó con una herida de arma de fuego rompió un tensiómetro en un ataque de furia.
Este nuevo caso reaviva el alerta de los médicos que se encendió hace un par de años y se intensificó a principios de 2015.

Una vez más la sala de emergencias del Hospital Escuela volvió a ser escenario de episodios violentos contra el personal sanitario, una situación sobre la cual los médicos vienen alertando con más fuerza desde hace un par de años, tanto en Capital como en el interior provincial, y que también se reavivó a principios de este 2015, tal como lo informó El Litoral.
El nuevo caso se registró el domingo pasado en horas de la tarde según lo dio a conocer ayer el director del Hospital Escuela, Alfredo Revidatti. En un momento determinado, y cuando atendían a un joven de 19 años que había ingresado con una herida de arma de fuego, la madre empezó a increpar a una enfermera.
En un ataque de furia le arrebató el tensiómetro a la profesional y lo arrojó contra la pared, rompiéndolo.
“La enfermera le estaba tomando la presión y sucede eso. Los familiares nos culpan de algo que no tenemos nada que ver”, dijo Revidatti en declaraciones radiales. Asimismo, aclaró que si bien la enfermera no sufrió golpes, ni heridas, la mujer estaba muy conmocionada por el hecho.
Los casos violentos en salas y pasillos hospitalarios se incrementaron en los últimos años, no sólo en cantidad sino en intensidad, como también tanto en Capital como en el interior provincial.
Por eso se mantiene el alerta lanzada hace un par de años por médicos y enfermeros, con epicentro en el Hospital Escuela, el centro de salud más importante la provincia.
La preocupación por estas situaciones se amplificó a principios de año cuando se dieron casos como el del hospital de Esquina, donde se habían registrado ataques a profesionales y la rotura de puertas y vidrios en habitaciones. El hecho fue protagonizado por un sujeto que sufrió un accidente de tránsito y era atendido.
En 2014 se conocieron varias situaciones en centros de salud de Capital donde finalmente tomaron algunos recaudos para cuidar a los profesionales y también a otros pacientes. 
“Tenemos hasta tres guardias, sólo se vivieron algunas agresiones verbales este año, todo está tranquilo. Después de la violencia que se sufrió meses anteriores, se ha implementado acciones para resguardar al personal del hospital”, había declarado en su momento Revidatti en declaraciones a El Litoral. El médico también comentó que “se ha cambiado la forma de atender a la gente”.
A su vez sostuvo que “hay que poner guardias y restringir la entrada” en los centros de salud donde ocurren estos episodios. “Planteamos tener policía hospitalaria, se presentó un proyecto el año pasado pero no tuvimos novedades”, agregó el doctor.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios