18 de junio de 2015

Una niña llevó gas pimienta a la escuela, sus compañeros lo arrojaron y afectó a 32 chicos

Fue cerca del mediodía de ayer durante un recreo en la Escuela N° 955 “Libertador de América” del barrio 17 de Agosto. Los niños fueron atendidos en el Pediátrico. El director de la casa de estudios, Hugo Lencinas, explicó el hecho a El Litoral y aseguró que hoy se reunirá con tutores y las clases serán normales.

Cerca del mediodía de ayer, niños de la Escuela N° 955 “Libertador de América” del barrio 17 de Agosto habrían tomado un dispositivo de gas pimienta de la mochila de una compañera de 4 grado -que la menor habría sustraído a su madre de la cartera-, y lo arrojaron en el pasillo del primer piso del establecimiento. Unos 32 chicos fueron afectados y más de 20 llevados al Hospital Juan Pablo II: cuatro de ellos quedaron en observación y estuvieron en sus hogares anoche.
El director de la escuela, Hugo Lencinas, dialogó con El Litoral y relató lo sucedido. Hoy tendrán una reunión con los tutores y las maestras hablarán con los alumnos, y las clases se dictarán normalmente mientras el director tomará testimonio a los chicos involucrados. 
“Una nena trajo en gas pimienta en spray, lo sustrajo de la cartera de la madre y en un descuido uno de los compañeros se lo sacó de la mochila. Esto es lo que sabemos hasta el momento. En uno de los recreos el alumno arrojó al aire en la parte de la escalera y baño del piso superior. Ahora estamos en etapa investigativa, una vez que termine de hacer las actas correspondientes llamaré a los tutores, con los que voy a dialogar en unos minutos”, comentó a El Litoral ayer por la tarde el docente. 
En este sentido aclaró que no es un sólo niño el que estaría involucrado sino un grupo de alumnos del 4 grado. A su vez, remarcó que habló con la mamá de la niña, quien se mostró sorprendida por la situación y también con los tutores de los varones que habrían arrojado el gas, quienes “ya mostraron arrepentimiento después de ver las consecuencias, con niños hospitalizados y la presencia de bomberos y policías en la escuela”.  
“Los chicos que fueron hospitalizados no tienen mayores problemas de salud, permanecieron en el hospital porque tienen problemas respiratorios pero me informaron que ya estarían por la tarde en sus hogares; no habría complicación, sí deberían hacer tratamientos”, relató el maestro. 
Respecto al hecho en sí, comentó que fue una situación alarmante porque son unos 500 menores los que asisten al establecimiento. “Empezaron los gritos de los chicos que decían ‘gas pimienta’ y de ahí se auxilió a los más afectados, empezaron a toser y se llamó a la ambulancia, después vinieron los bomberos”, contó a este medio una docente. 
“Invité a los tutores de los alumnos involucrados a una charla intensiva, ellos ya me manifestaron que los chicos están arrepentidos de la situación y que nunca dimensionaron tales consecuencias. Los maestros, quienes tienen mayor acercamiento con los chicos, van a hablar con ellos para conocer qué pasó”, indicó el director ayer por la tarde luego de finalizar una reunión con los docentes de la institución. 
En horas de la siesta Lencinas se reunió con la supervisora María Rodríguez, quien se presentó en el edificio en representación del Ministerio de Educación para delinear los pasos a seguir. Hoy los alumnos seguirán con clases normales y sólo dialogarán con sus maestros sobre lo que ocurrió, y mientras tanto elaborarán un acuerdo de convivencia. 
“Hablamos con la supervisora María Rodríguez sobre las actuaciones que se realizarán al respecto después de esta situación. Se va a elaborar un reglamento para prevenir este tipo de situaciones, ya contábamos con uno pero se va a reestructurar el mismo. Este reglamento consiste en un acuerdo de convivencia, se va a trabajar en reuniones con diferentes actores como con personal de la Dirección de Servicios Educativos de Prevención y Apoyo (Disepa), tutores y demás instituciones como ser también religiosas. Esto será para llegar a un acuerdo respecto a las conductas disciplinarias de los chicos”, explicó el director. 
En la primera hora de la jornada escolar de hoy, el docente hablará con los tutores de los alumnos respecto a este hecho. “Quiero aclarar que estoy desde febrero ocupando el cargo de director y este es el primer episodio de violencia que se vivió en el establecimiento, no hubo ningún otro incidente grave en la escuela”, relató el maestro. 

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios