Jueves 29 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 29 de Febrero de 2024 y son las 22:16 -

23°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

22 de noviembre de 2012

Deportivo Mandiyú se dio el gusto y sigue en la Copa Argentina

Definitivamente la Copa Argentina le sonríe al Deportivo Mandiyú. En el torneo más Federal del fútbol argentino, el Albo consigue lo que tanto le cuesta en el Argentino B: ganar. Ayer y en un final a puro nervio, derrotó a Tiro Federal por penales (4-3) y se metió en la última instancia previa.

 

En dos semanas deberá volver a Rosario para dirimir con Central Córdoba, que milita en la B Metropolitana, un lugar en el cuadro final de la segunda edición de este certamen.
 
Y terminó siendo justo el resultado para Mandiyú. Si bien el partido estuvo lejos de ser bueno, o al menos entretenido, el elenco correntino que dirige Fabián Ponce fue el que propuso de entrada.

Porque sorpresivamente se encontró con un rival timorato, que no quiso la pelota y que nunca, en toda
la tarde-noche, hizo valer su condición de local y mucho menos la diferencia de categoría que separa a ambos equipos. Entonces Rodas armó un circuito en el medio con Marín y Vallejos, que le permitió al Albo controlar los primeros minutos, aunque sin ser muy incisivo. Maldonado todavía estaba muy lejos, con la defensa de Tiro bien plantada, y Nico Ledesma se movía por todo el frente de ataque buscando un claro en el terreno para desnivelar. Espacio que llegó a los 17 minutos con una estocada de
Gerónimo Vallejos (la única del partido) por encima de Canessa, para una gran definición de Ledesma ante la salida del arquero y desde un ángulo muy cerrado.

Ni el gol, ni el parate que ordenó el árbitro Santiago Ascenzi (de muy buena labor) para que los jugadores se hidraten, despertó de la modorra al conjunto local. Fue Mandiyú quien mantuvo el control de las acciones en la calurosa tarde rosarina y dio la sensación de que si los de Ponce apretaban un poco más el acelerador, podían finiquitar el partido en el mismo primer tiempo. Pero llegó la fatalidad antes del descanso: se durmió Franco con una pelota que no llevaba ningún peligro al arco correntino, se avivó Amaya, y de cabeza lo dejó solo a Lessman para que defina ante la salida de Giordano. No había hecho nada Tiro Federal para empatar, se lo regaló Mandiyú con un grueso error.

El segundo tiempo arrancó bastante parecido, sin muchas acciones de ataque de ninguno de los dos, pero con el Tigre rosarino plantado un poco más adelante en la cancha. Había sido demasiado poco lo que propuso el local en la primera mitad y no fue mucho más lo del complemento. Pero con un par de llegadas aisladas hizo méritos para justificar ese empate parcial. Y ahí fue donde empezó a responder Luciano Giordano: a los 7 minutos anticipó a Avila con el pie cuando se iba de cara al gol, a los 9' sacó un córner del mismo Avila que se metía olímpico por el segundo palo, y unos minutos después, con una atajada espectacular, le ahogó el seguro grito de gol a Maximiliano Ré, que le cebeceó en la puerta del arco.

Mandiyú se había empezado a quedar sin juego, porque García empezó a sentir el trajín y Vallejos no estuvo muy involucrado en la ofensiva. El equipo sólo era pura voluntad en Rodas, Marín y Ledesma, que se corrió todo y nunca dejó de buscar. Enfrente, los tibios intentos de Tiro encontraron a una zaga central bastante segura y a un Giordano determinante en esas tres o cuatro pelotas en las que tuvo que intervenir. El partido terminó de la misma manera que empezó: pequeño. El empate terminó siendo un resultado justo y los penales el destino inevitable. 

Arrancó Mandiyú desde los doce pasos, con buenas definiciones de Vallejos, Ledesma y Sánchez, los tres a la izquierda de Taborda. Por el local convirtió Gómez el primero y Franco Amaya (ex Boca Unidos y Crucero del Norte) la tiró afuera para sarcasmo de los 40 simpatizantes correntinos en el estadio.

Nuñez convirtió para el local, Rodas reventó el travesaño cuando el triunfo estaba en el bolsillo, Ré le infló la red a Giordano y Verón, con la presión de convertir, pateó como si estuviera en el patio de su casa y metió un golazo. Avila era el último, el mejor jugador de Tiro, que nunca desequilibró, la tiró afuera y desató la algarabía de los jugadores, que se dieron un abrazo gigante como la distancia que separa Rosario de Corrientes, y le fueron a dedicar el triunfo a ese puñado de peregrinos que no pararon de alentar todo el partido.

Se le dio otra vez a Mandiyú en la Copa y nada ni nadie le quita al plantel y a toda su gente, el derecho a seguir soñando con avanzar al cuadro final. Otra vez Rosario será testigo (la primera semana de diciembre) cuando el Albo venga a verse las caras con Central Córdoba. Antes lo esperan dos choques vitales en casa para escaparle a la zona de descenso en el Argentino B. Con la sonrisa a cuestas pero con los pies sobre la tierra: así deberá ser el regreso a casa.
  TIRO FEDERAL               1 (3) Federico Taborda; Nicolás Canessa, Rodolfo Mazzota, Federico Neyra y Francisco Navarro; Exequiel Gómez, Franco Amaya, Jonatan Hereñú y Gerardo Arriola; Luis Avila y Germán Lessman. D.T.: Pedro D. Monzón.   DEPORTIVO MANDIYU            1 (4) Luciano Giordano; Lino Arce, Jonny Cabrera, Ricardo Verón y Miguel Franco; Walter Marín, Manuel Rodas y Gerónimo Vallejos; Julio García; José Maldonado y Nicolás Ledesma. D.T.: Fabián Ponce   Goles: PT 17’ Ledesma (DM) y 42’ Lessman (TF). Cambios: PT 44’ Diego Ramírez por Maldonado (DM). ST, al inicio, Maximiliano Ré por Arriola (TF), 8’ Joel Nuñez por Lesman (TF), 24’ Walter Romero por García (DM), 30’ Brian Gauto por Hereñú (TF) y 46’ Carlos Sánchez por Franco (DM). Definición por penales: Para Tiro Federal convirtieron Gómez, Núñez y Ré; mientras que los disparos de Amaya y Avila se fueron desviados. Para Mandiyú señalaron Vallejos, Ledesma, Sánchez y Verón, en tanto que el disparo de Rodas rebotó en el travesaño.   Estadio: El Fortín de Ludueña (Tiro Federal). Arbitro:?Santiago Ascenzi. Público: 600 personas, aproximadamente.

Fuente y foto: Diario El Litoral
 


COMPARTIR:

Comentarios