Domingo 23 de Enero de 2022

Hoy es Domingo 23 de Enero de 2022 y son las 00:53 ULTIMOS TITULOS:

32.7°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

15 de marzo de 2015

Mamá de Irupé: “Era muy bella de alma, era la chica que hubiera querido ser de joven”

Hoy “Iru” hubiera cumplido 21 años y su familia dará una misa en su memoria. En la víspera de este día tan especial abrieron las puertas de su casa y contaron anécdotas de una joven muy feliz.

Una mañana sin interrupciones no hubiera alcanzado para contar todas las anécdotas de la familia Acevedo con Irupé. Las lágrimas aparecían cada segundo pero la inmediata sonrisa las hacía desaparecer en un instante. Fue casi imposible hablar de “Iru” sin reírse constantemente, su mamá abrió las puertas de su casa e invitó a conocer su habitación, un rincón de la casa donde ella por las noches, hace más de un mes, entra a hablar con su hija, y también para poder llorar pensando que su niña la sostiene de la mano.  “Fue algo imprevisto, uno busca atenuar el dolor pero no puede. Uno de mis hijos tuvo cinco cirugías de alto riesgo y ella con una operación de media hora y que sólo debería estar medio día internada le pasó esto. Nosotras nos complementábamos mucho, ella era la joven que yo quería haber sido y yo la mujer que ella quería ser de adulta”, contó ayer a El Litoral, Lourdes Rojas Bejerez.  Lourdes tiene cuatro hijos, dos mujeres y dos varones; Irupé era la segunda de los hermanos. “Estuvo cuatro meses en Estados Unidos y no hubo un día que no nos hayamos comunicado; tengo cuatro hijos pero con ella era una relación muy especial, ella amaba el alboroto”, contó la mamá de la joven que falleció por un shock anafiláctico seguido de un paro respiratorio. Además de su alegría y firmeza en cada decisión, la mamá recordó varias anécdotas con sus otros hijos. El que hoy tiene 15 años tuvo una colostomía cuando era bebé e Irupé limpiaba donde estaba la cirugía, con sólo seis años de edad. “Creo que es él quien más la extraña, me dice que la espera todos los fines de semana que entre a su habitación. Ella era muy celosa de él, en un cumpleaños de quince no dejó que una chica se le acercara”, contó e inmediatamente sonrió la joven madre.  “Fue la chica del millón de amigos. Cuando falleció me llamaron de Cuba, Austria, Nueva York, Dinamarca, California. Donde ella estuvo sembró amigos. La recuerdan muy sonriente. Hoy (por ayer) llega Juampi, su amigo de la niñez con quien eran muy unidos; él no pudo estar en el velorio porque estaba de viaje, pero estará para su misa de cumpleaños. Su cumpleaños duraba días, había una previa de seis días y después otros seis días más. La teníamos que encontrar al mediodía. Tenía amigas de la Regional y el Mecenas, donde estudió, pero también de otros colegios como el Misericordia o el Yapeyú, además de la Facultad y del jockey”, relató a este medio Lourdes.  La mamá de Irupé, la joven que hoy cumpliría 21 años, dijo que “hay miles de anécdotas para contar” y que a éstas las recuerdan muchas de sus amigas. Entraba cantando fuerte una cumbia, cebaba tererés mientras ellas estudiaban o hacía poses de modelo cuando iba llegando a alguna casa y alguien la iluminaba con algún celular.  El papá de Irupé, Ramón Alfredo, recordó el nacimiento de su primera hija. “Recuerdo que cuando nació fue una de las peores inundaciones y hasta había entrado agua en el Instituto de la Mujer, donde ella estaba. Su nombre es el de una flor que es intocable; una flor que en una ocasión quise traer pero que sus raíces estaban muy asentadas y no la pude sacar”, contó el hombre a quien se le escapaba una lágrima en cada anécdota que contaba su esposa.  “Salíamos juntas, no le gustaba que la llamaran por su primer nombre, Andrea. Se enojaba en Estados Unidos porque la llamaban así y no Irupé como a ella le gustaba; también se enojó cuando un norteamericano le dijo que Argentina estaba al lado de España; le preguntó si daban geografía en la escuela”, contó Lourdes.  Cientos de historias atesoran su familia y decenas de amigos. La alegría que les regaló durante sus veinte años es lo que hoy les permite seguir y recordarla con una sonrisa cada vez que dicen su nombre.    Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios