Martes 28 de Mayo de 2024

Hoy es Martes 28 de Mayo de 2024 y son las 13:36 -

13.2°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

31 de octubre de 2012

Los muertos se "celebran" con disfraces y cultura

Los festejos por Halloween se llevarán a cabo hoy, en vísperas del Ángeles Somos.
Si bien las celebraciones por Halloween comenzaron el fin de semana, a escala mundial se conmemora hoy la noche de brujas. Por otro lado, mañana se llevará a cabo la celebración del Ángeles Somos, una tradición que se encuadra entre las costumbres arraigadas a la cultura regional. Ambas festividades se festejarán en Corrientes, la primera desde una óptica comercial, mientras que la segunda contempla a la religión y las creencias.

En un texto aportado por José Miceli, director general del Gabinete de Investigaciones Antropológicas de Corrientes, ambas celebraciones se encuadran en lo que él conceptualiza como el culto a los muertos. La definición comprende al conjunto de actividades ceremoniales que una comunidad o grupo familiar organiza para disponer del cuerpo de un integrante, con la finalidad de que una parte de éste o todo sea la morada de su alma cuando retorna ritualmente para vincularse con el mundo natural para auxiliar, vigilar o atormentar a alguien.
Más allá de que las prácticas sean consideradas dentro del culto a los muertos, se encuentran más diferencias que similitudes, lo que no impide que converjan en una misma sociedad. En este sentido, por un lado prevalecerá la tradición cuando en la provincia de Corrientes, como se explica en el documento del Antropólogo, el folclore en los antepasados muertos se materializa en la víspera del 1 y 2 de noviembre, días en los que familiares y amigos  de los fallecidos recorren casa por casa a brindar cánticos y refranes. La conmemoración, conocida como Ángeles Somos y Ángeles Tomos (ver página 13), se llevará a cabo en el territorio provincial.

CONMEMORACIÓN
DE LOS MUERTOS

Ángeles Somos es una celebración, que según la tradición, se festeja en dos partes. La primera se corresponde con el uno noviembre y es en la que se recuerda a bebés y niños que fallecieron. Según el documento del Antropólogo, para eso salen los niños a pedir golosinas o juguetes invocando: "Ángeles somos que lo juntan y luego lo reparten entre sí".
Al día siguiente, que será el 2 de noviembre, el mismo documento explica que salen al atardecer los adultos invocando: "Ángeles tomos o Ángeles loros", porque en algunos casos se finge la voz y se le da a los recitados o serenatas un efecto picaresco, como una manera de relajar las tensiones que provocó el recuerdo del ser querido que murió.
Sin embargo, la celebración anglosajona adquirió más trascendencia en los últimos cuatro años, ya que "más gente la celebra, pero no desde una óptica religiosa, sino como un motivo para tener una fiesta", explicó a EL LIBERTADOR la empleada de una tienda de cotillón.
Pese a que en la provincia Halloween adquirió un sentido netamente comercial, sus orígenes distan de representar un festejo que conlleve a la diversión.

EL VERDADERO
HALLOWEEN

En el texto aportado por Miceli se explica que en el mundo anglosajón como parte del culto a los muertos, es popular el Halloween, un culto de origen celta.
El culto se llevaba a cabo durante la cuarta y última celebración sagrada del año celta que marcaba el comienzo del año nuevo: el primero de noviembre, por lo que se realizaba un festival que antes como ahora se iniciaba la noche del 31 de octubre, llamado Samain.  
La práctica y su carácter de magia y temor sobreviven en las prácticas tradicionales de Halloween, porque los Celtas de antaño creían como los Irlandeses, Galeses, entre otros, que lo natural y lo sobrenatural estaban en íntima relación.
    Halloween, que significa víspera de Todos los Santos, en su raíz histórica era el festival de los muertos según lo que describe el texto del Antropólogo, por lo que se consideraba importante en la convicción de sus practicantes disfrazarse de fantasmas, bruja, muerto. Además, simbólicamente el disfraz expresa lo que íntimamente tenía un individuo en su lado más maligno, y que ese día debía liberar para que el resto del año cuando lo dominaba su parte buena, la mala quedara aplacada.
En Argentina hoy, desde la óptica de Miceli, se observa una influencia que promueve la implementación de este culto transformado superficialmente en un formato de fiestas de disfraces y bailes, producto de la transculturación que parte de los medios masivos de comunicación, principalmente del cine y la televisión, que se asienta en la franja adolescente sin contenidos vivenciados culturalmente y promovidos comercialmente.
Citando el texto de Miceli, sin que emita un juicio de valor, cada práctica cultural es valiosa en su propio contexto original, existe una marcada diferencia en cuanto a la concepción de los muertos que tienen el Halloween y el Ángeles Somos y Ángeles Tomos: en uno emerge lo espectral y lo maligno; en el otro, los muertos, al ser los propios antepasados familiares, son protectores y guardianes del destino de sus parientes vivos. Estos últimos son considerados sus deudos. Pues su deuda consiste en no olvidarlos y en acompañarlos simbólicamente en las fechas conmemorativas.

 

Fuente: www.diarioellibertador.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios