Jueves 29 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 29 de Febrero de 2024 y son las 22:05 -

23°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

19 de octubre de 2012

CFK cumplió, emocionó y cautivó al pueblo correntino

Cristina Fernández de Kirchner emocionó ayer al pueblo correntino al referirse al valor de los ex combatientes en Malvinas y al ampararse y declararse devota y peregrina de la Virgen Morena. La Presidenta visitó por primera vez Itatí junto con funcionarios de su Gabinete y buscó mostrarse cerca de la ciudadanía.

 

Cristina Fernández de Kirchner emocionó ayer al pueblo correntino al referirse al valor de los ex combatientes en Malvinas y al ampararse y declararse devota y peregrina de la Virgen Morena. La Presidenta visitó por primera vez Itatí junto con funcionarios de su Gabinete y buscó mostrarse cerca de la ciudadanía. La mandataria llegó ayer a Corrientes para cumplir su promesa de entregar una bandera que flameó en las Malvinas, durante el Operativo Cóndor. Además entregó millones para productores, subsidios y firmó convenios. CFK aterrizó a las 17.35 en el aeropuerto Piragine Niveyro. Fue recibida por el gobernador Ricardo Colombi y el intendente Carlos “Camau” Espínola. Los saludos protocolares fueron muy breves, ya que Cristina se dirigió hasta un grupo de personas que arengaba su nombre.  Inmediatamente, subió al helicóptero de Presidencia de la Nación y junto con Colombi partió hacía Itatí. El intendente Camau junto con otros funcionarios nacionales viajó en una aeronave de Gendarmería. Lo propio hizo el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Cassani, en el helicóptero provincial.  La aeronave oficial recorrió la costa de Itatí y luego se dirigió hasta una cancha donde aterrizó exactamente a las 18:08. Un amplio operativo de seguridad custodió los alrededores del predio, pero más de 50 vecinos y militantes K, se agolparon en las vallas a la espera de la ilustre visitante. Se pudo ver a varios funcionarios nacionales de segunda línea despotricando por la escasa cantidad de policías que custodiaban los límites del inmueble. Sólo 3 efectivos, separaban a los vecinos y militantes de la Presidenta, quien al pisar suelto itateño correspondió los gritos de la gente con gestos de cariño.  Sin demoras, una Mercedes Benz Sprinter recogió a la Presidenta y a Colombi. En el vehículo esperaban Camau, Cassani, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán y otros integrantes del Gabinete nacional. La combi recorrió 250 metros hasta la Basílica y en el trayecto, Cristina volvió a hacer gala de su carisma. Tomó de la mano a los militantes de La Cámpora que se ubicaron a la vera de la calle; cantó y hasta se fotografió con un bebé.  Una vez en el templo, cumplió con su promesa y entregó la bandera que flameó en Malvinas, el acto no demandó más de 10 minutos. Pero el arzobispo Andrés Stanovnik le dijo: “Vienes como una peregrina”, frase que cautivó a la Presidenta y que se encargaría de resaltar en su discurso. Sin perder tiempo, CFK se dirigió al escenario y saludó emocionada. Las 5 mil personas que la esperaban aclamaron su presencia.   El Gobernador se ubicó a la derecha de la Presidenta y a la izquierda, el intendente Camau. Colombi homenajeó a la mandataria con un mate y una bombilla, además de la copia del decreto en la que se la declaró Huésped de Honor.  Camau hizo lo mismo, pero el regalo fue un rosario y una imagen de la Virgen de Itatí tallada en madera. También el intendente local, César Torres, entregó obsequios. Tras las agasajos, Cristina entregó los 10 millones de pesos en cheque para los 675 productores citrícolas perjudicados por las heladas (ver más página 8). También se firmó un convenio de “solución amistosa” con víctimas de la represión a autoconvocados correntinos en 1999, que será refrendado en Washington, en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, hasta donde llegó la causa. En el acuerdo, la Nación acepta la recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que admita su responsabilidad en la vulneración de derechos durante la represión del ‘99.  Para la firma del documento se trasladaron hasta el acto 4 de los heridos durante el desalojo del puente General Belgrano en 1999: José Luis Talavera, Ignacio Cardozo, Lucio Mauriño y Ariel Casco. Por la Nación firmaron el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, y la directora general de la Consejería Legal del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Susana Myrta Ruiz Cerutti.  Luego, Cristina entregó un subsidio por 697 mil pesos para la compra de 2 tractores a la ONG Juan XXIII. También se firmó un convenio con la Provincia para la implementación del Plan de Salud Sumar, que prevé una inversión de 100 millones de pesos a lo largo de sus 4 años de vigencia. Minutos después había llegado el momento esperado por la multitud. La Presidenta hablaría para todo el país desde Itatí. Emocionada en más de una oportunidad, Cristina instó a la unidad nacional y destacó al valor de los correntinos que combatieron en Malvinas y recordó especialmente al Regimiento 12 de Mercedes, primera línea de fuego en la guerra. No olvidó referirse al fallecido ex presidente Néstor Kirchner y le pidió fuerzas  a la Virgen de Itatí para seguir adelante. Destacó la presencia de la juventud y los alentó constantemente. Habló por más de media hora y concluyó a las 19.  Inmediatamente, se puso a bailar y a saltar al ritmo del rock nacional. No dudó en bajar del escenario y pasearse en medio de la multitud. Acompañada de Camau, con quien se abrió camino, Cristina recibió el cariño de la gente. Hubo quienes la abrazaron, pese al disgusto de los agentes de seguridad, otros la besaron varias veces  y todos querían una foto con ella. Se paseó por entre la gente por casi 20 minutos y luego se esfumó entre la multitud. El avión partió a las 20.25 del mismo lugar donde había aterrizado.  La Presidenta se mostró siempre feliz, contenta y muy carismática. La gente se lo agradeció y hasta hubo quienes se emocionaron.    Fuente: www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios