Jueves 23 de Mayo de 2024

Hoy es Jueves 23 de Mayo de 2024 y son las 22:51 -

14.5°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

1 de diciembre de 2013

Abuso sexual infantil: piden no minimizar casos y estar atentos a cada señal del niño

El grupo de profesionales que trabaja en el Hospital “Juan Pablo II” comentó los hechos que se presentaron en el centro de salud. Psiquiatras dijeron que el manoseo puede causar graves problemas psicológicos en los chicos y que ellos no hablan de lo que no conocen.

CLARISE SANCHEZ SOLOAGA [email protected] SERVICIO DE CONTENCION EN EL PEDIATRICO   Profesionales del grupo de Servicio de Atención al Niño Abusado (Sana), que se desempeña en el Hospital “Juan Pablo II” desde el 2003, hablaron  con El Litoral sobre casos de menores abusados que se presentaron en los últimos años. En este marco, advirtieron que “los chicos no mienten porque no hablan de algo que no conocen”, también sostuvieron que “muchas madres minimizan ‘un manoseo’ pero que esto puede traer graves consecuencias psicológicas en un menor”. “Los abusos se ven en todos los niveles sociales, no respeta clase ni edad, la respuesta de los niños depende de la personalidad de cada uno”, dijo la doctora Silvia Perrault. Nilda Balbachan, psiquiatra, al igual que su compañera, agregó que “cada uno tolera como puede el abuso. Tuvimos un caso muy grave de una niña que llegó al estrangulamiento. Fue casi un homicidio y no tuvo el mismo impacto que nosotros imaginamos”.  En este sentido, las profesionales remarcaron que “a veces se confunde, la mamá dice que ‘le toco nada más’, piensan que porque no llegó a la penetración es menos el trauma y no es así, afecta a la psiquis de igual manera que otro tipo de abuso sexual”. Resaltaron que “depende del caso, de la personalidad y el apoyo social que el niño se recupere”. El “maltrato institucional” también fue nombrado por las profesionales como un aspecto importante a tener en cuenta para que el niño pueda lograr superar ciertas situaciones. Comentaron que luego de un abuso, los menores tienen que soportar el cuestionamiento en los centros de salud, comisarías, juzgados y hasta en la escuela.  “Me parece que es importante decir que los chicos no mienten. Se tiende a no creer, ellos no tienen una maduración como para inventar estas cosas y no pueden inventar sobre lo que no conocen. Si vienen de relación abusiva, hay que escucharlos”, señaló Balbachan. “El abuso va desde el exhibicionismo hasta la penetración o mostrarle pornografía, el chico no está preparado para este tipo de situaciones”, informó.  Respecto a los indicios que los padres pueden tener en cuenta para conocer si su hijo sufrió algún tipo de abuso, mencionó que ellos trabajan con las herramientas del dibujo, juegos y con el diálogo pero que todo debe estar contextualizado para no sacar conclusiones incorrectas. “Es un tema muy delicado, vemos como mueve la hoja, si antes de responder le mira a la madre. Con el juego sexualizado es lo mismo, hay cosas normales que hacen por la edad como cuando un varoncito se toca los genitales cuando empieza a conocerse. Observamos todos los tipos de conductas sexualizadas”, expresó una de las doctoras.  En lo que se refiere a la edad indicaron que varía, “recibimos el martes un bebé de once meses con signos de abuso. Tampoco respeta clases sociales y la mayoría de los casos se dan intrafamiliares. El abuso sexual a diferencia de la violación no es algo violento, se da con el tiempo, desde una persona cercana con autoridad que la engaña con regalos o le amenaza”, explicó Balbachan.  Después hizo hincapié en dónde se produce el abuso si  fuera o dentro de la familia. Contaron  que hay algunos niños que relatan que las madres vieron cometer este delito, que callaron o pidieron al niño que no cuente.  El equipo Sana además está integrado por la licenciada en Psicología, Alejandra Roldán y la enfermera Carmen Popesciel. Trabajan todos los días y tienen guardias pasivas.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios