Jueves 18 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 18 de Abril de 2024 y son las 16:38 -

25.6°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

19 de octubre de 2023

A las familias les resulta cada vez más difícil no caer en la pobreza

El INDEC informó que en septiembre, un hogar integrado por dos adultos y dos niños necesitó $319.422 para no ser pobre y $147.881 para no caer en la indigencia. No obstante, los datos quedaron desactualizados tras la estampida del dólar ocurrida en las últimas semanas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó ayer el informe "Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total" que define los ingresos necesarios para superar las barreras de la pobreza e indigencia.

Según ese reporte, la variación del costo de la canasta básica alimentaria durante septiembre fue de 13,2% y acumula un 160,7% interanual, mientras que el de la canasta básica total (CBT) fue de 12,2% y alcanza el 149,1% en los últimos doce meses.

La Canasta Básica Alimentaria para una familia tipo de dos mayores y dos niños trepó el mes pasado a $147.880,57, cuando el dólar blue oscilaba entre los $700 y $800.

Según las mediciones del INDEC, con ese monto mensual se puede atender los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles. Quienes no sobrepasen este monto, se encuentran en la indigencia.

En tanto, el límite de pobreza está dado por la Canasta Básica Total que en septiembre se valorizó en $319.422,04 para dicha familia (sin que esta pague alquiler).

Para una persona adulta, el costo de la Canasta Básica Total se ubicó en septiembre en $103.373 y el de la alimentaria en $47.858.

Así no hay sueldo que aguante

El costo de una Canasta Básica Total es 2,7 veces el salario mínimo vital y móvil de septiembre de $118.000, lo que indica que si los dos jefes de hogar tuvieran un trabajo con la mínima o algo más, por más que ambos trabajen no lograrían escapar de la pobreza.

Vale aclarar que en octubre el dólar superó la barrera de los mil pesos, por lo que esos guarismos estadísticos del mes pasado pueden ser considerados viejos si se los quiere trasladar a lo cursado de este mes.

Si a eso se le suma todo lo que puede suceder a partir del lunes próximo (tras las elecciones presidenciales), los datos quedarían aún más fuera de tiempo.

Ante este escenario, las familias argentinas realmente deben redoblar esfuerzos para evitar caer en la pobreza y resulta un cuesta arriba interminable, ya que mes a mes la inflación no detiene su marcha y el azote del dólar paralelo le agrega angustia a la contabilidad de cada uno de los hogares argentinos.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó ayer el informe "Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total" que define los ingresos necesarios para superar las barreras de la pobreza e indigencia.

Según ese reporte, la variación del costo de la canasta básica alimentaria durante septiembre fue de 13,2% y acumula un 160,7% interanual, mientras que el de la canasta básica total (CBT) fue de 12,2% y alcanza el 149,1% en los últimos doce meses.

La Canasta Básica Alimentaria para una familia tipo de dos mayores y dos niños trepó el mes pasado a $147.880,57, cuando el dólar blue oscilaba entre los $700 y $800.

Según las mediciones del INDEC, con ese monto mensual se puede atender los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles. Quienes no sobrepasen este monto, se encuentran en la indigencia.

En tanto, el límite de pobreza está dado por la Canasta Básica Total que en septiembre se valorizó en $319.422,04 para dicha familia (sin que esta pague alquiler).

Para una persona adulta, el costo de la Canasta Básica Total se ubicó en septiembre en $103.373 y el de la alimentaria en $47.858.

Así no hay sueldo que aguante

El costo de una Canasta Básica Total es 2,7 veces el salario mínimo vital y móvil de septiembre de $118.000, lo que indica que si los dos jefes de hogar tuvieran un trabajo con la mínima o algo más, por más que ambos trabajen no lograrían escapar de la pobreza.

Vale aclarar que en octubre el dólar superó la barrera de los mil pesos, por lo que esos guarismos estadísticos del mes pasado pueden ser considerados viejos si se los quiere trasladar a lo cursado de este mes.

Si a eso se le suma todo lo que puede suceder a partir del lunes próximo (tras las elecciones presidenciales), los datos quedarían aún más fuera de tiempo.

Ante este escenario, las familias argentinas realmente deben redoblar esfuerzos para evitar caer en la pobreza y resulta un cuesta arriba interminable, ya que mes a mes la inflación no detiene su marcha y el azote del dólar paralelo le agrega angustia a la contabilidad de cada uno de los hogares argentinos.

El costo de la Canasta Crianza fue en septiembre de $141.320 para los niños menores de un año, de $166.877 para los de uno a tres años, de $134.600 para las criaturas de cuatro y cinco años y de $169.570 para los que tienen entre seis y doce años, informó el INDEC.

Este indicador releva, por un lado, los costos mensuales de los bienes y servicios esenciales para la protección de la primera infancia, la niñez y la adolescencia y también el costo del cuidado que es el tiempo -horas- requerido para cada uno de los tramos de edad.

El índice tiene como objetivo que sea utilizado por el Poder Judicial como referencia en los litigios por cuota alimentaria. En tanto, el costo mensual específico de bienes y servicios comprende a alimentación, vestimenta, educación, vivienda, traslado, salud, y cuidado de los niños, niñas y adolescentes.

De manera específica, el costo mensual de bienes y servicios para cada tramo de edad en agosto fue de $36.180 para menores de un año, $46.717 entre uno y tres años, $59.500 entre cuatro y cinco años y $73.810 entre seis y 12 años.

Mientras que el costo mensual del cuidado de cada grupo etario en agosto fue de $105.140 para menores de un año, $120.160 entre uno y tres años, $75.100 entre cuatro y cinco años y $95.760 entre seis y 12 años.

Para calcular el costo de los bienes y servicios para el desarrollo de infantes, niñas, niños y adolescentes, el INDEC consideró el valor mensual de la canasta básica total (CBT) del Gran Buenos Aires (GBA) que difunde todos los meses el organismo para la medición de la pobreza.

A su vez, las horas de cuidado se valorizan tomando la remuneración de la categoría "Asistencia y cuidado de personas" del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares.

Fuente: www.diarioepoca.com

 



COMPARTIR:

Comentarios