Martes 18 de Junio de 2024

Hoy es Martes 18 de Junio de 2024 y son las 09:51 -

18°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

14 de mayo de 2023

La guitarra y la partitura

Máximo Kirchner habló de la economía y de las candidaturas

En el cierre del Congreso Justicialista Bonaerense, Máximo Kirchner reclamó un aumento de suma fija para los trabajadores más relegados, paritaria y si es posible doble aguinaldo; dijo que no aspira a ninguna candidatura y postuló la mayor amplitud para que el peronismo llegue competitivo a la elección presidencial de octubre. Además del propio Kirchner, el Congreso dispuso que podrán firmar la participación en alianzas la vicegobernadora y el jefe de gabinete bonaerense, Verónica Magario y Martín Insaurralde; el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, y la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, como reflejo de esa amplitud.

Kirchner fue interrumpido varias veces por el canto "Presidenta, Cristina Presidenta", y no ahorró críticas al ex Presidente Maurizio Macrì, a los precandidatos Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Javier Milei, y al rol de la UCR, "furgón de cola de lo peor de la derecha argentina, de los mismos que se cargaron a Alfonsín en el '89". Aludió en forma irónica al Presidente Alberto Fernández, al decir que las Primarias Abiertas son  un instrumento, "como la guitarra, depende quién la agarre suena bien o mal. Creo que para no depender tanto de las virtudes del guitarrista es mejor tener una buena partitura, y la partitura debe ser un buen programa de Gobierno que, sea por PASO o por síntesis, se cumpla a partir de diciembre de 2023, y esa la mejor manera de que nuestro espacio salde las discusiones".  Pero reconoció que el gobierno estuvo a la altura del desafío que planteó la pandemia. Varias veces se refirió al Fondo Monetario Internacional y al mayor préstamo de su historia, concedido a la Argentina para apuntalar al gobierno anterior, que ni aún así pudo ser reelecto.  En el palco lo acompañaron entre otros tres ministros del gabinete nacional: Katopodis, Wado de Pedro y Jorge Taiana.

Estos son los tramos salientes de su exposición:

 

"Compañeras, compañeros, me ponen muy contento con esa fuerza, con estas ganas de cantar, de comprometerse en una parada que quizás desde la vuelta de la democracia a la fecha sea de las más bravas. Son días complejos y difíciles, pero cuya dificultad y complejidad nació mucho tiempo atrás, incluso antes de que el peronismo en el 2019 pudiera volver a gobernar los destinos de la patria. La distancia que muchas veces vemos entre lo que se dice a la hora de las elecciones y lo que después sucede cuando se gobierna no hace más que empeorar una situación que el ex Presidente Macri detonó con un endeudamiento salvaje en el año 2018".

 

"Hemos visto el comportamiento que tienen sectores del poder económico, del Poder Judicial y del poder mediático que han decidido a costa del sufrimiento del pueblo no parar de engrosar sus ganancias. La política debe ser una herramienta fundamental en la representación de los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Cuando las dirigencias abdican de esa representación, cuando se encierran en el posibilismo, nuestra gente la pasa cada vez peor".

 

"Cuando uno ve la concentración, por ejemplo en la producción de alimentos, en pocas empresas... Las mismas empresas que durante el 2020 iban a la Casa Rosada, al Ministerio de Economía y al Congreso a pedir la ayuda del Estado Argentino, ante las dificultades que generaba un episodio inédito como era la pandemia. La ayuda que recibieron estas empresas no se las dio un gobierno sino 45 millones de argentinos y argentinas que todos los días trabajan, pagan sus impuestos, estudian y se bancan muchas cosas. Esas mismas empresas hoy no tienen empacho en remarcar los precios, tienen enormes, groseras y pornográficas ganancias mientras nuestro pueblo cada día se alimenta peor. Toda la Argentina las ayudó a que no se cayeran durante la pandemia y se olvidan de esa ayuda. Entonces los más humildes, las trabajadoras, los trabajadores, los que están en la informalidad, los que tienen un recibo de sueldo en blanco pero son pobres, nuestros pequeños comerciantes que todos los días tienen que pelear contra los abusos de estos grandes mayoristas, contra los peligros muchas veces también que generan los episodios de inseguridad, nuestra pequeña y mediana industria de capitales argentinos, de hombres y mujeres argentinas que invierten en su país y que ven como las grandes empresa concentradas también se los llevan puestos".

 

"En abril del '18 la Argentina volvía al Fondo Monetario Internacional. Esa historia comenzó con la grave extorsión que sufrió nuestro país en el último mandato de la compañera Cristina, a través de los fondos buitres. Y se comenzó a volver al Fondo Monetario Internacional también cuando la Cámara de Diputados y el Senado aprobaron una negociación pésima con los fondos buitres al comenzar 2016.  No pasaron más que dos años y terminamos en manos del Fondo Monetario Internacional".

 

"En abril de 2019 la Argentina tenía 73.000 millones de dólares de reservas y, sin embargo, aun así Macri no podía administrar correctamente los intereses de nuestra patria y por primera vez  firmaba por decreto el congelamiento del precio de la nafta y de otras variables de la economía argentina. Cristina hizo un movimiento inteligente, generoso, que en las PASO de 2019 le dio una paliza histórica a un gobierno que utilizaba, y sigue utilizando ahora no en el gobierno, al partido judicial para saldar las diferencias políticas que tenía el poder económico, bancándolo, acompañado por el poder mediático y con servicios de inteligencia que no solo espiaban a las dirigencias sino también a los militantes".

 

"A eso en 2019 el peronismo fue capaz de ganarle. A eso, y a esa patriada también tenemos que convocarlos con la mayor de las amplitudes para poder construir una victoria en 2023. Pero esa amplitud no puede ser una amplitud que debilite el compromiso que asumimos con la gente. De poco servirá si la amplitud frustra la decisión de un pueblo de querer vivir de manera más digna, y no es más que eso: quiere mayor dignidad. Hoy, con 40% de pobreza y 6 % de desocupación resulta más que obvio que hay compañeros que tienen un recibo de sueldo, un salario en blanco que están por debajo de la línea de pobreza. El peronismo no puede mirar para otro lado cuando estas cosas suceden".

 

"Entiendo cuando algunos dirigentes sindicales dicen que es mejor la paritaria que la suma fija. Y tienen razón, tienen tanta razón que fue con el gobierno de Néstor Kirchner, allá por el 2003, 2004 que volvieron las paritarias a la Argentina. Miren si no sabremos que es mejor la paritaria que la suma fija. El problema es que nuestra gente tiene urgencias, entonces lo que uno les pide con toda humildad a los compañeros de los sindicatos y de la CGT es que más allá de que todos sabemos que la paritaria es mejor que la suma fija, nuestra gente necesita una mano ahora, necesita una mano ya para afrontar los abusos del poder económico que vemos reflejados también en los precios. No se trata de quién tuvo la idea, no es de taura, si yo estoy acá, si el otro está allá, si en el medio está la gente. De eso se trata, tenemos que representar a la gente, no ver quién la tiene más larga entre el uno y el otro. Suma fija ahora, paritaria después, y si podemos, doble aguinaldo para los compañeros y las compañeras que todos los días trabajan en las fábricas, en las escuelas, y en los comercios".

 

"Necesitamos recuperar el poder adquisitivo. Recuperar el poder adquisitivo significa más litros de leche en la casa, más kilos de carne a la hora de comer. Poder alimentarse y poder comer fruta y verdura en vez de estar comiendo harina todo el día. Nuestro pueblo también necesita alimentarse bien, no solo no tener hambre. Si fuera por no tener hambre solamente… tiene que mejorar la alimentación como hicimos también en una gran pelea para que nuestras compañeras y compañeros los que tienen aún la suerte de poder ir a un supermercado a comprar alimentos pudieran ver realmente qué contienen esos alimentos que comen. Y qué sorpresa nos habremos llevado cuando pensamos que algún producto era el más sano y ahora lo vemos tapado de octógonos negros. No se trata, como decían, de querer que la gente no se alimente o no coma. Simplemente de saber qué está ingiriendo para poder hacerlo de una manera responsable y no abusiva que termine perjudicando su salud. Porque aparte, cuando nuestro pueblo ve perjudicada su salud, hay que invertir más aun en el sistema de salud público. Es necesario que generemos una Argentina más inteligente, y para eso estamos acá".

 

"Les contaba lo del Fondo Monetario, 73.000 millones en abril, 63.000 millones en agosto del '19. ¿Y saben el 28 de octubre de 2019 cuántas reservas tenía la Argentina? Le quedaban solamente 43.000 millones. El macrismo se rifó 30.000 millones de dólares en cinco meses para ver si ganaba la elección. El doble de lo que nuestro país perdió este año por la sequía. Miren, si entonces hubiéramos tenido un Presidente responsable hubiéramos quizás sentido igualmente el impacto de la sequía, pero la Argentina tendría los recursos necesarios para afrontar estos momentos y ayudar, no solo a su gente, sino también a esos sectores del campo que realmente sienten la sequía, como nuestros productores de leche, de tomate y de hortalizas. Ellos no pueden extorsionar al Estado argentino pidiéndole un precio especial para liquidar el grano. Porque si realmente los hubiera afectado la sequía no podrían estar extorsionando con vender o no vender lo que tienen. Pero, ese campo es otro campo, a mí me interesa el de esos pequeños y medianos productores que todos los días producen alimentos para su gente y a los que realmente ha afectado la sequía. No distraigamos los recursos en los grandes terratenientes. Pongámoslos en la mayoría de esos pueblos del interior donde los compañeros y compañeras con sus 10 hectáreas, 5 hectáreas producen para poder hacer un país mejor".

 

"Imagínense, encontrar un país en la situación que estaba. Con la lengua afuera su gente. Con los números de la economía que no le cerraban a nadie, salvo a un par de vivos. Y trascartón tener que afrontar una pandemia. Y ahí sí, a pesar de las diferencias que ustedes saben que tengo y que siempre he manifestado con el mayor de los respetos, ahí sí nuestro gobierno, ya sea en su faceta nacional, provincial, municipal, en sus diferentes componentes militantes, orgánicos e inorgánicos, estuvo más que a la altura de la situación. Y pudo al menos morigerar el impacto de una enfermedad que empeoró todos los números de nuestro país. Y aun así, y en esta situación, no cesó el apriete sobre nuestro país. Aun así, con una situación en la que el pueblo argentino poco tenía que ver. Porque miren: sería bueno y todavía no logramos, quizás un día lo logremos, que las autoridades del Fondo Monetario Internacional le expliquen a los habitantes de la Argentina por qué prestaron la cantidad de plata que prestaron y cómo evaluaron que ese dinero iba a ser devuelto. Y si no han podido explicarlo hasta ahora es porque la plata que le dieron a Mauricio Macri no fue para mejorar el desarrollo de la Argentina, no fue para que nuestro país invirtiera en más y mejor innovación tecnológica. No fue para que pudiera generar un complejo logístico que volviera más competitivos sectores de la industria. Fue para la timba financiera y para ver si un inútil ganaba una elección. Y pasó que ni siquiera con 50.000 millones de dólares pudo ganar la elección".

 

"Cuando hubo que renegociar ese acuerdo, nos encontramos en una gran disyuntiva, con un gran debate y una gran discusión dentro de nuestra fuerza política. Con la mayor humildad, hubo muchos y muchas que entendimos que ese acuerdo era malo. Y también entendí, porque siempre fui una persona responsable, porque cuando me subo a una tarima como ésta y me comprometo con argentinos y argentinas hago lo posible para poder cumplir esa palabra. Aun haciendo lo que muchas veces le cuesta horrores a la dirigencia: dar un paso al costado, pero sin irse. Yo me fui de la jefatura de bloque, pero no me fui de mi bloque y mucho menos me fui del peronismo. Me quedé adentro para dar el debate, para dar la discusión. Y sigo estando adentro porque sé que aun con todas las contradicciones que afrontamos la mejor herramienta que tiene, no el militante justicialista sino la Argentina, es que el peronismo pueda construir una opción competitiva de cara de las elecciones que viene. Sé, con todos los defectos e imperfecciones que tenemos que será mucho peor para nuestra gente, el gobierno de oportunistas de derecha que le mienten a la gente diariamente. Lo sé, porque conozco la historia de nuestro país. Y si a veces nuestras pibes y pibes creen en charlatanes de feria que están todo el día dando vueltas con latiguillos diversos de la libertad y no sé qué más, es porque nosotros no estamos hablando con nuestros pibes y nuestras pibas. Tenemos que ir a contarles que pasó en nuestro país. Ya no solo contarles qué fue el 17 de octubre del '45. No sólo contarles sobre los fusilamientos, no sólo contarles sobre el 24 de marzo de 1976, no sólo contarles sobre el 2 de abril de 1982, o el 10 de diciembre del '83, sino también contarles del 19 y el 20 de diciembre de 2001, contarles del 25 de mayo de 2003, y de lo que un pueblo como el nuestro puede hacer cuando tiene dirigencia que realmente está dispuesta a representarla".

 

"En la grilla de competidores en estas elecciones lo veo a Larreta,  que estuvo con De la Rúa en el PAMI. Por fin quiere conocer su país después de mucho tiempo. Lo debe sorprender lo que hay afuera de la Ciudad de Buenos Aires. Es muy lindo nuestro país y hay muy buena gente. La veo a Patricia Bullrich y no dejo de pensar cuando… bueno, el otro día la escuchaba y hasta tuvo el tupé de decir que las provincias argentinas no producen nada. No señora, quizá haya otro lugar donde no se produce nada y es donde nació el PRO. En el resto de nuestro país las provincias aportan todos los días al crecimiento de la patria. La Patagonia con la pesca, el turismo, el gas, el petróleo. El centro del país con sus industrias automotrices, de todo tipo, el trigo, el maíz. El norte. Realmente a veces me pongo a pensar, después de haber tenido un privilegio único de haber visto gobernar a Néstor y Cristina, que uno observa ya no sólo las diferencias que todo el mundo nota sino la sensibilidad ante el sufrimiento de su pueblo. Es la misma señora, y yo le quiero hablar a las jubiladas y jubilados… Es la misma señora que cuando utilizaba la palabra orden como la utiliza ahora, creía que el orden, en medio del hambre del 2001, era recortarle los salarios a los empleados públicos y cuando decimos empleados públicos hablamos de médicos, médicas, policías. Recortarle el salario a los pensionados, a las jubiladas y jubilados. Sí, a ellos, y le pido atención a la gente para que después no se enojen con la política. Para no enojarse con la política tenemos que estar más atentos cuando escuchamos a las dirigencias y ver qué hicieron o qué no hicieron cuando tuvieron la oportunidad de gobernar. Porque es fácil enojarse con las dirigencias o la política cuando no se presta atención qué se vota" .

 

"O el pobre radicalismo ahí en el PRO. Furgón de cola de lo peor de la derecha argentina. Furgón de cola de los mismos que se cargaron a Alfonsín en el '89. Miren si lo viera Alfonsín a este radicalismo de hoy en día".

 

"En ese 2001 en el que todo estalló por los aires es bueno saber qué más allá de quién eran los nombres, qué sucedía en el país. Hay un par de candidatos que creen que proponen novedades. Pero no son novedades. La Argentina que explota el 19 y 20 de diciembre de 2001 tenía su aerolínea de bandera privatizada. YPF  privatizada también, y Aguas Argentinas. La Argentina no estalló con esas empresas a las que hoy quieren echarle la culpa en manos del Estado. La Argentina del 2001 estalló con esas empresas en manos del sector privado y que de poco le servían a la gente, que ya no podía utilizar los aviones porque había dejado de volar al interior del país. De una YPF que miraba con la nuca a las propias provincias que producían sus recursos. Con Aguas Argentinas que siempre encontraba alguna excusa para no hacer medio metro de cloaca o agua en nuestros barrios. Y ahí el 25 de mayo del 2003 el peronismo y un Presidente empezaron a hacer esas aguas, esos caños, esas cloacas, con las cooperativas que estaban repletas de desocupados pero que tenían una enorme voluntad de cambio. Aquellos que piensan que los argentinos y argentinas que quizá hoy cobran un plan no quieren trabajar, están más que equivocados. Nuestra Argentina quiere trabajar. Hay que darle la oportunidad de poder desarrollarse. No podemos seguir enfrentándonos en los sectores populares. Tiene que detenerse la pelea entre los compañeros que tienen un sueldo en blanco y un plan. La clase media no puede enojarse con los que llegan quizás a la mitad del mes con un plan. Tienen que estar juntos. El problema no es el que cobra un plan. El problema no es el compañero que tiene un trabajo en blanco. El problema son 100 vivos que se quieren llevar puesto un pueblo dividiéndolo en su base. Trabajemos para estar juntos. Aprendamos a dar el debate. Encontremos de cada verdad relativa una síntesis superadora".

 

"El desafío que tenemos por delante es enorme. Este año se cumplen 40 años de democracia. De una democracia, a entender de muchos, y quiero compartir la reflexión con ustedes para aportarles un punto de vista, puedan estar de acuerdo o no. Creo que es una democracia mutilada porque tiene 40 puntos de pobreza, porque en vez de generar oportunidades las destruye. Una democracia mutilada porque hay un partido judicial que se ha entrometido en los procesos electorales como pudimos ver recientemente en las provincias de San Juan y de Tucumán, tratando de evitar el triunfo del peronismo. Asustado porque el fin de semana también se ganaron un par de elecciones. Una democracia mutilada porque quizás el presidente de ese partido judicial, el señor Rosatti, quien fuera un mediocre intendente de la ciudad de Santa Fe —por el justicialismo, miren ustedes—, al ver y al no haber podido ser un buen intendente decidió otro camino. Dirigir el país no a través de la representación popular sino más bien de entregarse manso a los deseos y órdenes de las corporaciones".

 

"¿Qué más les queda para seguir dañando esta democracia? Esa es una pregunta. Y la otra pregunta es: compañeras y compañeros, ¿qué vamos a hacer las argentinas y los argentinos y los militantes peronistas ante estos abusos?"

 

"Desde acá lo veo al flaco Kunkel. Flaco, ¿hubiera vuelto el peronismo sin los laburantes y los pibes en la calle? ¿Hubiera vuelto Perón? No hubiera vuelto nunca Perón solamente cantando. Lo que tenemos que hacer, si realmente queremos tener la representación que queremos tener, es dar todas las peleas debates y discusiones en nuestros barrios, en los lugares de trabajo para ver como realmente terminamos de construir una opción política de cara a la elección que viene. Yo tengo una responsabilidad hoy y siempre estaré agradecido a los congresales de este partido, a los compañeros intendentes que me confiaron la conducción de este tiempo en el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires que integran compañeros intendentes de mil batallas".

 

"Que tiene una dirigencia que tiene ganas, que tiene voluntad y que realmente cree que tiene que mejorar la calidad de vida de la gente. No se puede aspirar a gobernar a sus vecinos si no se los respeta. Si el centro de la acción política deja de ser mejorar la calidad de vida de la gente, lo mejor es irse a la casa porque sino va a ser la gente la que los saque a patadas. Lo que hay que entender definitivamente es que tenemos que construir una opción superadora para este 2023. Que tenemos una fuerte tarea aquí en La Matanza, en San Martín, en Tres de Febrero, en Bahía Blanca, en los lugares más difíciles donde muchos compañeros saben que será difícil ganar la elección pero que el aporte que hagan en sus ciudades y pueblos será fundamental para construir la victoria en la provincia de Buenos Aires también en el 2023. Una sinergia entre ese Conurbano poblado y pujante y ese interior que quiere hacerse oír y que empuja también el crecimiento del país".

 

"Creo que esa responsabilidad que tenemos requiere un debate sano y un programa. Yo lo escuchaba recién al compañero congresal que queremos utilizar esa ley que hizo Cristina, las PASO dentro del peronismo. Y la verdad que a mí, como presidente de bloque, me tocó en el 2021, cuando hubo un proyecto de ley que las quería suspender, decirles no. No. Finalmente, aun teniendo PASO, en el 2021 no las utilizamos. Yo les quiero decir lo que pienso. Es un instrumento, es como la guitarra, depende quién la agarre suena bien o suena mal. Entonces creo que para no depender tanto de las virtudes del guitarrista, lo mejor es tener una buena partitura y la partitura debe ser un buen programa de gobierno que sea por PASO o por síntesis, se cumpla a partir del 10 de diciembre de 2023. Es la mejor manera, realmente, de que la Argentina y nuestro espacio salde las discusiones".

 

"Les quiero agradecer a cada uno y a cada una de los que está acá por tanto amor y acompañamiento siempre. Y en particular a la figura de la compañera Vicepresidenta. Al peronismo lo quisieron fusilar en los basurales, lo bombardearon en la Plaza de Mayo, lo torturaron, lo desaparecieron, le robaron a sus hijos y a sus hijas también y ahí están las Abuelas y las Madres aun buscando a los nietos y a las nietas de tantos compañeros y militantes argentinos peronistas, argentinas y peronistas. Hasta festejaban la enfermedad que sufrió la inolvidable Eva Perón. Viva Eva Perón, compañeros. Nunca dejemos que el odio de ellos nos genere odio a nosotros. El peronismo siempre fue y será otra cosa. Siempre será la voluntad del amor pero, también tienen que tener claro, aquellos que odian, que el peronismo es amor pero, también demostró que puede ser, es y va a ser lucha, voluntad, trabajo, militancia, compromiso, dedicación, método para poder salir adelante".

 

"Los quiero invitar este año no solo a un proceso electoral sino a que pensemos la Argentina que viene después de ese proceso electoral. Es importante no agotarnos en el presente. Sabemos el pasado, interpretamos el presente, construyamos un futuro. En lo personal, a mí no me interesa ser candidato a nada. Lo único que me interesa es que el peronismo gobierne la provincia de Buenos Aires, ayude a que el peronismo gobierne el país y ahí me van a tener. No hace falta ser candidato a algo para poder transformar la realidad".

 

"Yo los quiero mucho. Espero haber estado siempre a la altura de la representación. Lo hice con el Fondo Monetario, aun cuando muchos me miraban de costado y hoy vienen y reconocen que teníamos razón. Pero la razón no me alcanza, la razón no nos alcanza. Hay que trabajar para juntar los votos necesarios y realmente dar a nuestro pueblo el gobierno que se merece. La patria que San Martín soñó, la patria por la que Perón lo dejó todo y tantos compañeros y compañeras a lo largo de la historia han dado su vida. Muchas gracias por estar aquí presentes. Tengan esperanza, tengan un fuerte compromiso con lo que desean. Si realmente lo desean no se queden en el living de la casa. Salgan de la casa, caminen el barrio, demos la cara aunque venga mal y expliquemos que todavía tenemos la voluntad de corregir aquello que no ha salido bien. Y fundamentalmente, de corregir el daño que Macri le hizo a nuestra patria".

Fuente:  www.elcohetealaluna.com

 

 



COMPARTIR:

Comentarios