Viernes 14 de Junio de 2024

Hoy es Viernes 14 de Junio de 2024 y son las 12:02 -

26.3°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

6 de febrero de 2023

Afirman que en el portal Carambola no hay cómo frenar el incendio

El fuego fue intencional y lograron identificar a uno de los responsables. Brigadistas, guardaparques y trabajadores de la fundación Rewilding combaten las llamas y tratan de evitar el avance del foco ígneo en Concepción.

Por Araceli Almirón

Al cierre de esta edición se conoció que en Concepción el fuego pasó el arroyo Carambola hacia el camping y se acercaba al puerto Juli Cué. Brigadistas, guardaparques y trabajadores de la fundación Rewilding se ocupaban incansablemente de apagar las llamas. El fuego cruzó por el potrero Carambolita, allí luchaban contra las llamas para evitar que avance sobre la zona edificada y llegaron refuerzos de otros lugares para contener el incendio.

"El fuego está avanzando lento, pero está avanzando", expresó a diarioepoca.com Juan Augusto Pirchi, conservacionista y fotógrafo de naturaleza que retrató imágenes crudas de los incendios que azotan una vez más a los Esteros del Iberá. Hace más de 50 días las llamas se extienden nuevamente por la zona, fuentes cercanas aseguran que fue provocado y que ya se identificó a la persona responsable.

Ayer domingo, el Comando Operativo de Emergencias (COE) de Corrientes informó que se registraron 14 focos activos en la provincia, uno de ellos es justamente el de Concepción. La zona arde hace más de 50 días por incendios intencionales. En las últimas jornadas todo el esfuerzo se concentró en contener las llamas que se encuentran en el Portal Carambola, cercanas al arroyo. Detrás de esa zona se encuentra el refugio de Rewilding Argentina. "Es muy probable que llegue al puerto, a Juli Cué. Si bien están todas las medidas tomadas, no hay cómo frenar eso", expresó el conservacionista.

Trabajan incansablemente en el lugar brigadistas de Parques Nacionales, la fundación Rewilding y los guardaparques de la Dirección de Parques y Reservas de Corrientes. "Estaban esperando que llegue el fuego, buscaban que no pase el arroyo Carambola para que no ingrese a la zona edificada del camping, puerto Juli Cué", detalló. Sobre el origen de las llamas, Pirchi comentó que "viene desde el paraje Ñu Py y avanza hasta llegar a cercanías del puerto Juli Cué".

Fuentes cercanas confirmaron que se identificó a la persona que inició el fuego y fue denunciada ante la Fiscalía a cargo. El director del Parque Provincial presentó la denuncia y ya está en manos de la Justicia, pero todavía no se conoció una resolución.

Hacerle frente al fuego

Consultado por el trabajo que realizan los brigadistas, guardaparques e integrantes de Rewilding Argentina, Pirchi explicó que el panorama es muy diferente al del año pasado. "Están trabajando conteniendo las llamas, están muchísimo más preparados que el año pasado y se nota que hay capacitación, pero no hay capacidad para frenar este tipo de incendios", aseguró.

"El fuego sigue, pero después vuelve y se reinicia con intensidades más grandes. Es el fuego que avanza más fuerte, no se puede frenar, pero se puede contener", comentó el conservacionista sobre el trabajo en el lugar. También precisó que los esfuerzos estaban puestos en que "el fuego no cruce el arroyo Carambola, que está muy seco, para que no ingrese a la parte edilicia donde está el camping, la parte hotelera, donde se encuentra el Parque Provincial".

El fotógrafo de naturaleza también habló sobre el factor climático que, combinado con la irresponsabilidad, provocaron los incendios. "Hace 50 días que está viniendo este fuego, si no cae agua y no cede el calor, la probabilidad indica que llegará al puerto que no tiene agua", sostuvo. Añadió que "las chispas de dos metros llegan de una costa a la otra, ahí se enciende todo, lo que se reparó el año pasado, lo que se construyó, el refugio de Rewilding".

También habló sobre las fotos que se compartieron la semana pasada de Alejandra Boloqui, en las que se ve a yacarés y carpinchos amontonados en un espejo de agua. "La fauna está pegada al arroyo porque no hay agua. La fauna es muy inteligente, se recuperan y los animales se rebuscan. El tema es que no hay agua", sentenció.

Juan Augusto Pirchi es fotógrafo de naturaleza hace más de diez años y colabora de manera activa con acciones para preservar la fauna y flora del Iberá. "Nadie cuida lo que no conoce", sostiene y explica que a través de pequeñas acciones de cuidado y, fundamentalmente, a través del conocimiento del ecosistema, las personas se involucran.

Fuente: www.diarioepoca.com

 



COMPARTIR:

Comentarios