Viernes 2 de Diciembre de 2022

Hoy es Viernes 2 de Diciembre de 2022 y son las 06:17 -

23.2°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

25 de septiembre de 2022

El obispo instó a los políticos a liberarse de "pestes como la corrupción del poder"

Monseñor Adolfo Larregain predicó la homilía en la misa central en el día de la patrona de la ciudad. Acompa­ñaron autoridades provinciales.

Con una multitudinaria procesión por las calles cén­tricas de la ciudad se reeditó ayer la celebración del día litúrgico de Nuestra Señora de la Merced. Una vez más, luego de dos años de pan­demia, la feligresía católica se congregó masivamente para venerar a la patrona de la ciudad de Corrientes y Generala del Ejército Argen­tino en el día de sus fiestas patronales. 

En este contexto, el obispo auxiliar de Corrientes, mon­señor José Adolfo Larregain, presidió la procesión y la misa central y en parte de su homilía ayer hizo referencia a que con "fortaleza, cari­dad, compromiso y respon­sabilidad hay que superar la falta de trabajo, las pestes y calamidades que son rea­lidades y necesidades muy presentes en la sociedad en que vivimos. Jesús nos rega­ló su propia madre para de­volvernos la fortaleza y es­peranza de la Pascua. Ayer, como hoy, pedimos por su intercesión el trabajo, el au­xilio ante las pestes y demás calamidades", remarcó en un llamado a la clase polí­tica. Asimismo enfatizó: "Es necesaria la creatividad para generar fuentes de empleo, recuperar la cultura del tra­bajo, salarios y condiciones dignas, deseo de trabajar". 

"Pedimos el trabajo que dignifica, otorga el don del pan de cada día, lo necesario para vivir con dignidad, pro­yectar la vida, el progreso de nuestra patria. Estamos atravesando tiempo com­plejos", expresó. 

Y prosiguió: "Peste y de­más calamidades -en su perfil alegórico- puede ser una metáfora de nuestras incapacidades para develar y confrontar las situaciones que vivimos, que provocan fracturas, heridas, enfren­tamientos. Pestes como la corrupción del poder, ideologías, opresiones en sus distintas formas las tenemos muy presentes. Símbolos del mal que por un lado se expanden en los corazones y no permi­ten dejar de lado el egoís­mo, indiferencia, avaricia, intereses personales, la hipocresía que tanto daño hace; y por otro, las estruc­turas de pecado como injus­ticias, corrupción, violen­cia, complejos mecanismos al mismo tiempo que socia­les, políticos, económicos, ideológicos y hasta religio­sos, que si bien suponen el elemento humano como responsable último, una vez establecidos funcionan con cierta autonomía aso­ciándose entre sí. No existe alguien que salga victorioso cuando se actúa de esta ma­nera: perdemos todos". 

En esta línea, el obispo auxiliar puntualizó: "Hoy nos podemos preguntar: ¿de qué calamidades nece­sitamos liberarnos?, ¿qué cadenas hay que romper?, ¿cuáles son las esclavi­tudes que nos oprimen?, ¿qué nombres tienen nues­tras pandemias -crónicas, arraigadas, profundas, do­lorosas- que necesitamos liberación? Seguramente podemos enumerar una larga lista ante una mirada atenta, no solo literal sino también alegórica y amplia con perspectiva univer­sal. Tarea para el hogar", instó."Somos creyentes y tenemos mucho para apor­tar: el sentido de responsa­bilidad y compromiso con un actuar y trabajar bien desempeñados, formas de realizarse y de solidarizarse con los demás en la cons­trucción del bien común, como nos recuerda el papa Francisco en Fratelli Tutti y la caridad social. Tenga­mos presente el sabernos y sentirnos comunidad, como un modo de relacionarnos, estar, interactuar, hacernos cargo unos de otros. El de­sear, proyectar, ejecutar y caminar juntos es posible cuando existe grandeza de alma y de espíritu (magna­nimidad). Recordemos que la grandeza del ser humano está dada por la capacidad de amar, la honradez, ho­nestidad, los valores y prin­cipios", señaló. 

Y continuó: "El reinado de Jesús hace de los suyos una familia que tiene un mismo padre, el Padre celestial, que hace partícipes de su vida a todos y una misma Madre a quien le entrega el cuidado de sus discípulos", expresó el obispo auxiliar durante su homilía en la misa. 

Con pañuelos, cánticos, aplausos y la fe en la Virgen, cientos de vecinos peregrinaron por las calles de la ciudad. 

En otro orden de cosas, hizo referencia a la cues­tión sanitaria y refirió: "Seguimos atravesando el covid-19, endemia con la cual nos estamos acostum­brando a convivir. No es tan simple, que ya pasó o que volvimos a lo anterior y lo superamos. Ha pasado mu­cha agua debajo del puente y sigue pasando, no somos los mismos. Como nos dice el papa Francisco, de una crisis como esta no se sale solo ni nadie sale igual". 

PROCESIÓN 

En la tarde de ayer la feli­gresía católica vivió a pleno la festividad de la Virgen de La Merced. Cientos de vecinos correntinos con pañuelos, cánticos y aplau­sos al son de la música que animó la caminata, partie­ron puntualmente a las 16 en procesión desde 25 de Mayo y Tucumán. El fervor mariano se hizo sentir en cada rincón de la ciudad, ya que después de dos años sin poder procesionar a raíz de la pandemia del corona­virus, el pueblo correntino volvió a rendir tributos a su patrona, Generala del Ejér­cito. 

En la oportunidad acom­pañaron autoridades pro­vinciales encabezadas por el gobernador de Corrien­tes, Gustavo Valdés; el in­tendente capitalino Eduar­do Tassano, legisladores y funcionarios. También las autoridades eclesiásticas con la presencia del arzo­bispo de Corrientes, mon­señor Andrés Stanovnik; el obispo auxiliar, monseñor Adolfo Larregain, sacerdo­tes y diáconos. s 

CENTENARES DE MERCEDEÑOS HONRARON AYER A SU SANTA PATRONA. VIGILIA, MISA Y PRO­CESIÓN FORMARON PARTE DE LAS ACTIVIDADES RELIGIOSAS EN ESA LOCALIDAD CORREN­TINA, QUE TAMBIÉN TIENE COMO PROTECTORA A NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED. AYER SE REALIZÓ LA IMPOSICIÓN DE LOS ATRIBUTOS DE GENERALA DEL EJÉRCITO EN EL ATRIO DEL TEMPLO, CON LA SALIDA DE LA VIRGEN. 

FIESTAS PATRONALES CON MISA Y PROCESIÓN EN LA CIUDAD 

En Mercedes se veneró a la Generala del Ejército 

En la ciudad de Mercedes también se celebró a Nues­tra Señora de la Merced ayer en la iglesia homónima, donde se realizó la misa y posterior procesión con el acompañamiento de las co­munidades rurales que lle­garon a la localidad corren­tina durante la jornada para participar de los festejos en honor a su santa patrona. 

Así, en los primeros mi­nutos de ayer la imagen de la Virgen salió al atrio del tem­plo ante los fieles presentes y fue saludada por la Banda del Ejército Argentino. En tanto, en horas de la maña­na se realizó la imposición de los atributos de Genera­la del Ejército y ya en horas de la tarde se llevó a cabo la tradicional procesión por las calles que rodean la capilla de Las Mercedes. 

COMUNIDADES RURALES 

Este sábado el intendente de Mercedes, Diego "Tape" Caram, y la viceintendenta Juanita Gauto, recibieron a las comunidades rurales que llegaron a la ciudad para participar de la fiesta patro­nal de La Merced. En el pala­cio municipal se compartió en primer lugar un desayu­no y luego caminaron en procesión participando de la misa. 

También estuvieron pre­sentes los diputados provin­ciales, Marcos Otaño y Ger­mán Braillard; el intendente de Paso de los Libres, Martín Ascúa, y funcionarios muni­cipales. 

VIGILIA 

En la noche de este vier­nes 23 bajo el lema "Jóvenes, construyamos un mundo más fraterno", se realizó la Vigilia Juvenil en honor a Nuestra Señora de la Mer­ced. La iniciativa contó con la presencia de autoridades municipales, militares y una multitud de familias que se acercaron a homenajear a la Virgen protectora. 

Desde el Municipio se brindó la colaboración ne­cesaria para que las patro­nales puedan ser una verda­dera fiesta de la fe y la espe­ranza.

Fuente: www.nortecorrientes.com

 

 

 


COMPARTIR:

Comentarios