Miércoles 5 de Octubre de 2022

Hoy es Miércoles 5 de Octubre de 2022 y son las 04:51 -

16.1°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

20 de agosto de 2022

Inflación: 7 de cada 10 personas creen que bajarán de clase social

Un relevamiento hizo foco en las medidas de ajuste doméstico ante la suba de precios. Un 83% de los en­cuestados tuvo que tomarlas.

Un estudio de la Escuela Idaes de la Universidad Na­cional de San Martín (Un­sam) indagó sobre las me­didas de ajuste doméstico ante la suba de la inflación, el impacto de la inflación en la vida cotidiana y las relaciones familiares, y las perspectivas económicas a futuro, entre otros temas.

Entre los principales ha­llazgos se destaca que el 83% de las personas en­cuestadas aseguran que tuvo que tomar medidas de ajuste frente a la inflación, mientras que el 82,6% afir­mó que "habla mucho con su familia" sobre los au­mentos de precios.

Un 69% de las personas encuestadas manifestó que creen que van a bajar de clase social en los próxi­mos meses y un 65% expre­só estar de acuerdo con la afirmación de que "no hay tema más importante que la inflación".

"El ajuste en las econo­mías familiares, la desorga­nización de la vida diaria y el temor al desclasamien­to gobiernan de manera transversal la experiencia y el humor social frente a la inflación. En términos de demanda política se traduce en dos tendencias: un con­senso social antiinflaciona­rio de corte fiscalista, insta­lado entre votantes oposito­res al gobierno del Frente de Todos, avanza sobre su pro­pio electorado", reseñó el estudio de la Escuela Idaes.

"Al mismo tiempo, el nú­cleo más leal de los votantes del oficialismo adhieren a un consenso social antiin­flacionario de corte distri­bucionista. Los primeros días de Sergio Massa frente al Ministerio de Economía transcurren buscando la fórmula mágica que resuel­va la cuadratura del círculo en que se ha convertido la base social del Frente de To­dos en el contexto de alta inflación", agregó.

El informe señaló que la inflación se refuerza como proceso que im­pacta en los bolsillos, en el orden cotidiano, en el tiempo dedicado a los vínculos y en las relacio­nes afectivas. La inesta­bilidad y el desajuste cons­tante de la relación entre ingresos y gastos generan desorden: el 78,6% siente que es muy difícil organi­zarse con los gastos diarios y el 70,7% admite tener que dedicar más tiempo que an­tes a la búsqueda de precios.

"La omnipresencialidad del fenómeno inflacionario hace que también sea un tópico que altera lo domés­tico: el 82,6% siente que se habla mucho en familia sobre los aumentos de pre­cios, 7 de cada 10 personas reconocen que la falta de dinero genera fricciones. La preocupación por el futuro de los precios alcanzaba al 83,8% de los argentinos", refirió el Idaes.

Asimismo, una familia tipo compuesta por dos adultos y dos menores, ne­cesitó en julio, 104.021,66 pesos para no ser conside­rada pobre en la provincia de Corrientes, de acuerdo al Indice Barrial de Precios (IBP) publicado por el Insti­tuto de Investigación Social, Económica y Política (Isep­ci).En tanto que para hacer frente a la alimentación bá­sica, durante el mes precisó $46.525.

Este relevamiento refleja el costo de vida con respec­to a la alimentación salu­dable y los servicios esen­ciales para el bienestar de cada familia, y fue realizado en más de 300 negocios de seis localidades de la pro­vincia: Corrientes Capital, Curuzú Cuatiá, Empedrado, Goya, Santa Rosa, Mercedes y Monte Caseros.

La variación mensual de la Canasta Básica Alimen­taria (CBA), con respecto a mayo de 2022 fue de 4,6 por ciento. El Índice Barrial de Precios es una herramienta para medir los precios de los alimentos que constituyen la nutrición básica de una familia tipo.

La Canasta de Pobreza subió 46,2%

En los primeros siete meses del año la Ca­nasta de Pobreza (CBT) aumentó 46,2% y la Canasta de Indigencia (CBA) 50,1%, diferen­cia que se debe a esen­cialmente en que las tarifas de los servicios públicos y el transpor­te se encontraban con escasos aumentos, por lo cual aumenta la pon­deración que tiene la comida dentro de los índices.

Asimismo, en los úl­timos 12 meses, el costo de la CBT subió 64,7% y el de la CBA avanzó 70,6%, precisó el In­dec.Sin embargo, la CBT, canasta que mide el umbral de pobreza de acuerdo al Indec, no incorpora gastos im­portantes de las fami­lias trabajadoras como el pago del alquiler. En este sentido, la Canasta de Consumos Mínimos que elaboran los traba­jadores de la Junta In­terna de ATE-Indec in­dica que un hogar cons­tituido por una pareja de 35 años con dos hi­jos en edad escolar ne­cesitó, en julio de 2022, $179.990 para satisfacer sus necesidades

Fuente:www.nortecorrientes.com



COMPARTIR:

Comentarios