Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 00:35 -

16.5°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

27 de julio de 2018

Aumentan los despidos en el NEA y NOA por la paralización de la obra pública

Desde principios de mes están sin tareas y la contratista les reconocerá un salario menor al que percibían. Aguardan las notificaciones.

El tema del financiamiento y ejecución de obras por parte de la Nación en territorio nacional está sobre el tapete; si llegan o no los fondos, si existen obras nuevas o si la Casa Rosada sólo avanzó con trabajos de infraestructura prometidos en la gestión anterior. Lo cierto es que desde el promocionado Plan Belgrano, una de las obras viales de importancia para la región ha sido paralizada en las zonas de Chaco, Formosa, Salta y Jujuy. Si bien en las últimas horas la gerenta regional de Vialidad Nacional, Ingrid Jetter, señaló que en la provincia vienen avanzando a buen ritmo, la funcionaria se refirió específicamente a las obras de la autovía de la Ruta 12. Algo que no estaría ocurriendo, por ejemplo, es la repavimentación de la Ruta 11 en el tramo que va desde Resistencia hasta la localidad formoseña de Tatané y que hoy se encuentra paralizada hace un mes, situación que llevaría a dejar cesantes a 87 trabajadores. Los obreros viven días angustiantes, señalaron que las luces de alerta se encendieron hace un par de meses cuando comenzaron a escasear insumos básicos para las tareas diarias y que desde inicio de mes se profundizó el tema. Vacaciones adelantadas y suspensiones fueron el preludio para lo que aguardan la comunicación formal, pero que ya fue transmitida por personal administrativo, del salario y desde agosto la cesantía. Es el caso de Salta y Jujuy, donde se estima que unos 8 mil obreros de la construcción están sin trabajo, según datos de las seccionales de la Uocra. El caso de Salta tomó relevancia días atrás por una solicitada de la Cámara Salteña de la Construcción, donde anunciaron la “inevitable” disminución o paralización de obras en curso, “con el consiguiente despido de personal, alteración de la cadena de pagos, cierre de empresas y cancelación o retraso en la entrega de las obras a sus beneficiarios naturales”. Los empresarios explican que están afectados por la inflación (los precios de construcción de las viviendas sociales estarían congelados desde abril de 2016) y el retraso de los pagos, algo por lo que aseguran que hicieron las gestiones ante organismos nacionales y provinciales. “Por el contexto inflacionario del país es casi insostenible cumplir en tiempo con los planes de trabajo”, declaró días atrás el titular del Instituto Provincial de la Vivienda de Salta, Sergio Zorpudes. Unas 1.500 viviendas sociales estarían paralizadas. Según declaró el secretario general de la Uocra Jujuy, Carlos Cárdenas, “actualmente contamos con 5 mil compañeros desocupados”.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Comentarios