2 de enero de 2018

La primera beba del año nació en el Caps 15

El primer nacimiento de 2018 se registró a la 0 hora, en la sala del barrio capitalino. Claudia Ávalos llegó al mundo por parto normal y junto a su mamá, Romina Romero fueron inmediatamente trasladadas al hospital Vidal.

El primer alumbramiento del año en Corrientes fue el que se produjo ayer, apenas segundos después de las 0, cuando Romina Romero llegó al Caps 15 del barrio Pirayuí Nuevo a punto de dar a luz.

Sara Rolón, la directora de ese centro de salud, dijo a EL LIBERTADOR que "la madre ingresó 23:58 del 31, se le hizo tacto y se constató que el bebé iba a nacer. Se llamó al 107 para realizar el traslado al hospital Vidal; pero, antes que llegue la ambulancia, ella dio a luz a su beba en la camilla del Caps", comentó. El médico de guardia fue Alberto Meza, quien fue asistido por la enfermera Alicia Cristaldo. Ellos recibieron a la beba, quien recibió el nombre de Claudia. "Ambas, madre e hija, fueron inmediatamente trasladadas a la maternidad del Vidal", contó la directora del Caps. Se supo, además, que las dos se encuentran en perfecto estado de salud.   MATÍAS DANIEL   Por otro lado, ayer, alrededor de las 4 y media de la madrugada, llegó Matías Daniel Almada, quien se convirtió en el primer bebé de sexo masculino para la ciudad de Corrientes.  Matías nació en la maternidad del hospital Vidal. Pesó 2 kilos con 710 gramos, y por lo que contaron los flamantes papis primerizos, el gordito goza de un excelente estado de salud. Sus padres son Mariel Cánepa y Marcos Daniel Almada, quienes viven en el barrio 17 de Agosto de la Capital, y vivieron con una enorme felicidad la llegada de su primer hijo, estrenando un año 2018 sin dudas inolvidable para toda la familia. Mariel, de 35 años, dio a luz por cesárea a su hijo, y contó que el nacimiento de su bebé fue rápido.  "Fue todo muy veloz y hermoso. Estaba en mi casa, brindado por el Año Nuevo, y rompí bolsa. Nos vinimos urgente al hospital, y los médicos me informaron que ya iba a nacer, por lo que prepararon el quirófano", contó la mamá, emocionada. "Los doctores notaron que el bebé no estaba ubicado para un parto normal. Estaba sentadito en mi panza, por lo que tuvieron que hacerme una cesárea. Fue todo muy rápido, y gracias a Dios, muy bien", dijo la mujer, notablemente sensibilizada por este único y maravilloso momento que le tocó vivir.  "¿Cómo se porta? Es muy buenito mi bebé, se porta súper. Lo esperábamos ansiosos y al fin llegó", agregó.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios