POLÍTICA  24 de mayo de 2017

Hasta un poste sirve para meter púa en la campaña

La caída de una columna de hormigón sobre maquinaria municipal sirvió para instalar versiones cruzadas respecto al peligroso hecho que, por suerte, no arrojó víctimas. Desde el Municipio, advirtieron que se debió a la mala instalación, mientras que desde el Gobierno provincial aseguraron que el desplome se produjo por la lluvia y las tareas en el lugar que realizaron operarios de Higiene Urbana del Municipio.

La campaña rumbo al 4 de junio (4-J) está a pleno y con ello cualquier estrategia para empañar la imagen de los contrincantes que competirán por la Intendencia y concejalías sirve -pareciera-. Fue así que la caída de un poste de hormigón (ver página 10) de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) sirvió de excusa para una nueva chicana electoral. Fue la chicana de este martes 23. Si bien está alejada de la contundencia de los recibos de sueldo de algunos candidatos, así como de presuntos desvíos de fondos o actitudes poco decorosas de familiares de postulantes, ya permitió generar el pleito diario. Este escenario promete recrudecer conforme se acerque el 4-J.

Lo cierto es que este hecho se dio justo cuando operarios del Municipio trabajaban en la esquina de avenida Río Chico y calle Murcia, en el barrio Apipé. La columna cayó sobre un camión y una máquina de Higiene Urbana, con la fortuna de que no lastimó a ningún trabajador.  Como no podía ser de otra forma, ello generó la danza de versiones. En cada una (hubo dos), se le daba responsabilidad al adversario político. En el caso de la Comuna, aseveraron que, "evidentemente, el poste no tenía base de hormigón"; esta afirmación fue acompañada con material gráfico, donde les permitía indicar que "simplemente estaba plantado en la tierra".  Desde esta hipótesis, la base del pozo se llenó de agua (con las persistentes lloviznas), el poste se aflojó y cayó.  Este relato provocó la contraofensiva encarada por la Dpec. Desde el organismo provincial, informaron sobre la "reubicación de una columna de hormigón armado que colapsó". Y de inmediato y sin mayores protocolos, se apuntó contra el responsable -desde su perspectiva: "Tras ser socavada en su base por una maquinaria operada por personal de Higiene Urbana de Municipalidad de la Ciudad de Corrientes en un intento por erradicar un mini basural en la zona", remarcaron.   Esta acción, sumada a las intensas precipitaciones registradas en la región en las últimas semanas, que fueron acumulando abundante cantidad de agua en la base, hicieron que la columna colapsara. Así, la versión provincial. Queda claro que este prólogo de la gran batalla que se librará en octubre está entrando en calor y promete alcanzar la ebullición la semana próxima, en el sprint hacia las urnas municipales.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios