6 de julio de 2016

Messi y su padre, condenados a 21 meses de cárcel por fraude fiscal

La Audiencia de Barcelona ha condenado al delantero del Barcelona y a su padre a 21 meses de cárcel cada uno por fraude fiscal. En principio, no implica ingreso en prisión para ninguno de los dos por tratarse de una condena menor a dos años.

Leo Messi y Jorge Horacio Messi fueron juzgados en junio por defraudar a Hacienda 4,1 millones en los ejercicios 2007, 2008 y 2009, al no haber pagado en España los impuestos por los ingresos percibidos por los derechos de imagen. En principio, no implica ingreso en prisión para ninguno de los dos por tratarse de una condena menor a dos años.

La Audiencia de Barcelona ha condenado esta mañana a Leo Messi y a su padre, Jorge, por tres delitos contra la Hacienda Pública. Ambos deberán cumplir 21 meses de prisión, aunque no entrarían en ella al ser una pena inferior a los dos de años, por fraude fiscal al haber defraudado 4,1 millones de euros durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009 procedentes de los derechos de imagen del astro futbolístico.

La pena impuesta para Leo Messi se desgrana de la siguiente manera: siete meses de cárcel y una multa de 532.313,31 euros por defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2007; siete meses de prisión y multa de 792.300,54 euros por defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2008, y otros siete meses y una multa de 768.387,70 euros por defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2009. Por su parte, su padre, Jorge Messi, deberá cumplir la siguiente pena: por el delito de defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2007, siete meses de prisión y una multa de 532.313,31 euros; por el delito de defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2008, siete meses de prisión y una multa de 532.313,31 euros y por el delito de defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2009, siete meses de prisión y una multa de 532.313,31 euros. La sentencia, que no es firme, puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

En su momento, los Messi abonaron cinco millones de euros y se pusieron al corriente en el abono tributario. En el juicio celebrado a principios de junio, el 10 del Barcelona compareció en el juzgado con semblante serio, barba abundante y traje. En su declaración, el cinco veces Balón de Oro afirmó: “Yo me dedicaba a jugar al fútbol, confiaba en mi papá y no tenía ni idea de nada”. El futbolista indicó que firmaba lo que le decía su padre y que no esperaba que nadie pudiera engañarle.

Fuente:diarioepoca.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios