Sábado 20 de Agosto de 2022

Hoy es Sábado 20 de Agosto de 2022 y son las 00:21 -

8.2°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

2 de octubre de 2015

Trabajadores de una arrocera de La Cruz denunciaron amenazas y despidos

Los empleados reclaman el cumplimiento del convenio laboral. La patronal se niega al pedido. La movilización comenzó hace 15 días.

El conflicto entre la arrocera Guaviraví y los 12 empleados que cumplen funciones allí continúa firme desde hace 15 días, tras el despido de tres de ellos, por haber reclamado el cumplimiento del convenio de trabajo estipulado por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación filial Corrientes (Stia). La patronal se resiste a pagar el básico estipulado de $11.000 a los trabajadores. Al respecto, el secretario Adjunto de Stia, Julio Sandoval, denunció en declaraciones a NORTE de Corrientes que los empleados fueron amenazados por el propietario de la arrocera. “Esta tarde (ayer) fueron amenazados los tres trabajadores despedidos por la empresa. Ellos fueron citados por el propietario, Carlos María Gassiebayle, para que renuncien al convenio del gremio de la alimentación y acepten el convenio de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), sólo bajo esa condición podrán recuperar sus fuentes de trabajo”, expresó. Asimismo, recalcó que los empleados no aceptaron la condición y continuarán en la lucha hasta conseguir sus objetivos. Esta arrocera funciona hace muchos años en la localidad de La Cruz, pero desde hace 11 los trabajadores están afiliados a la Uatre, y el convenio laboral es por una remuneración de básica de $5.000, a diferencia del convenio Nº 244/94, de Stia, que contempla un básico de $11.000. “Ésta es una empresa fabril y las industrias están avaladas por el convenio como industrias de la alimentación, porque ellos se encargan del secado, pulido y envasado del arroz. Es un reclamo justo”, dijo Sandoval. Desde hace tres meses los 12 trabajadores de la arrocera tomaron la decisión de afiliarse al gremio de Stia, y hace 15 días comenzó la protesta. Al advertir que la empresa no cumplía con ese convenio laboral, y además despidieron a tres compañeros, decidieron iniciar la protesta frente a la arrocera. “En ese momento quisimos que se dicte la conciliación obligatoria por parte de la Subsecretaría de Trabajo, pero la arrocera decidió declinar jurisdicción, es decir que no aceptaron la mediación, no quieren dialogar”, comentó.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Comentarios