13 de agosto de 2015

Santa Catalina: entre terminadas y en ejecución hay en total 1.114 viviendas

A través del Procrear se levantan 930 casas en un predio de 31 hectáreas. La inauguración está prevista para enero. En el Esperanza, la Túpac Amaru realiza 84 viviendas; la Municipalidad construye 38 y Mujeres sin Techo 50.

WALTER ALDERETE
walderete@ellitoral.com.ar
Infografía: Augusto Vilar

El llamado Plan Maestro o Master Plan Santa Catalina está en marcha con diversos niveles de ejecución de viviendas: entre terminadas y en proceso hay en total 1.114 casas. 
La zona donde se registra un mayor avance de las obras habitacionales es en el barrio Esperanza, donde pican en punta las 84 viviendas que levanta la Túpac Amaru. Allí, un primer grupo de 48 casas está terminado y habitado por los propios miembros de esta cooperativa de trabajo con base en la provincia de Jujuy, liderada por Milagros Sala.
Las 48 restantes avanzan en su etapa final.
Comenzaron a colocar la tirantería de madera que servirá de base para el techado, programado para la otra semana. 
Néstor Escobar, uno de los miembros de la organización, explicó a El Litoral du-rante una recorrida por el lugar que “para nosotros significa una salida laboral que se conjuga con un estilo de vida particular, porque formamos parte de una gran cooperativa de trabajo en la que nos pagan por levantar nuestro propio hogar”.
En cuanto al modo de organizarse dijo que “aquí la convivencia se da de manera especial porque no se permite que nadie se junte en las esquinas a tomar o drogarse”, y sobre este último punto aclaró que “está prohibido consumir estupefacientes por la simple cuestión de que no se puede dar mala imagen a los chicos, que son muchos”.
Dentro de esa miniciudad los niños corren por las calles arenosas y los perros deambulan de una casa a otra. 
Viendo ese entorno Néstor cuenta que “la idea es que los chicos se críen en un ambiente sano, viendo a sus padres trabajar y ocupados en todo momento”, resaltó.
Se trata de la única cooperativa de la provincia que en este momento se ocupa de la construcción de viviendas. 

Sociales
Pegado a este grupo de casas de la Túpac, la Muni-cipalidad construyó y entregó un total de 20 casillas de madera destinadas a las familias de escasos recursos que vivían en el propio barrio Esperanza. A su vez, comenzaron la construcción de otras 18 que tendrán los mismos destinatarios.
El propio intendente Fabián Ríos contó a este medio que “al llegar al lugar con los cooperativistas de la Túpac, me salieron al cruce las familias del barrio que vivían en condiciones de hacinamiento en las viviendas, habitadas por hijos de los hijos en pequeños espacios. 
Al ver eso y comprender la situación social, realizamos un relevamiento socioambiental. A modo de solución decidimos construirles cómodas y prácticas casillas”, destacó el mandatario.
En total serán 38, 20 de las cuales ya están terminadas y  habitadas; las 18 restantes, recién en incipiente etapa.
Un tercer grupo de beneficiarios dentro de la misma zona del Santa Catalina -en el Esperanza- es la asociación Mujeres sin Techo, que está construyendo los ci-mientos de un total de 50 viviendas.

Procrear
Dentro del plan maestro se encuentra también un predio de 31 hectáreas -cercado- que el Municipio capitalino cedió al Fideicomiso Santa Catalina, ubicado a unos 200 metros de la avenida Maipú, por el camino de acceso al ex regimiento.
Se levantan a través del  Programa de Crédito Argen-tino (Procrear) del Bicentenario en la línea “Desarrollo Urbano” o modalidad “Vivienda llave en mano”.
Están en construcción -muy avanzada- 930 viviendas y monoblocks divididos a su vez en dos grandes grupos. Las  678 casas que originalmente estaban previstas con un presupuesto de $323 mi-llones; más otras 252 unidades habitacionales destinadas a viviendas colectivas, dispuestas en dos manzanas, que demandarán una inversión de $170 millones.
Los destinatarios de las mismas se conocerán un tiempo antes de su terminación programada para enero próximo. Será a través de un sorteo y los destinatarios deberán ocuparse exclusivamente del pago mensual de cuotas ante el Banco Hipotecario.
Un denominador común tanto en el Esperanza como en esta última zona, es que cuentan con los servicios de agua, luz y cloaca.

 

Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios