11 de junio de 2015

Por prevención en escuelas, ahora los no docentes deberán pasar un examen psicofísico

El objetivo de la normativa es evitar situaciones agresivas que puedan involucrar a menores de edad en los establecimientos educativos. Desde Disepa resaltaron su importancia y sostuvieron que siguen trabajando en los dos casos de agresión a niños que se presentaron este año.

La Cámara de Diputados aprobó la modificación parcial de la Ley 3.723 -artículo 148- del Estatuto Docente con el objetivo de lograr que el personal no docente de establecimientos educativos también realice el examen psicofísico. El fin, según plantearon en el recinto, es evitar algunos casos de violencia y otros hechos que puedan involucrar a menores. 
Por la importancia de la normativa, explicaron que se salteó la mecánica legislativa de “pase a prensa” y por decisión del cuerpo fue tratada sobre tablas. Esto se hizo para conseguir la promulgación y puesta en vigencia desde el Poder Ejecutivo “cuanto antes”. 
En este marco, El Litoral consultó acerca de la relevancia de esta normativa a la titular de la Dirección de Servicios Educativos de Prevención y Apoyo (Disepa), Julia Sáez, quien resaltó la importancia de la misma y su aprobación. 
“Me parece muy bien que se pida este examen a personas como porteros o quienes trabajan en el área de limpieza o administración en las escuelas. Es importante conocer a las personas que se desempeñan en lugares muy sensibles como son las instituciones escolares donde hay niños. Conocer la historia de estas personas es una forma de prevenir situaciones agresivas”, expresó Sáez a El Litoral. 
En este sentido recordó que a los docentes sí les solicitan este análisis y que la Disepa pide también certificado de buena conducta a todo su personal. 
En este contexto, su titular comentó que en algunas escuelas donde es necesario el cuidado de los chicos en los baños, esta ley se convierte fundamental para resguardar la integridad de los menores. Al consultar respecto a cómo están actuando en la Escuela Manuel Belgrano luego de la agresión a un niño en un sanitario, dijo que “hay que controlar los baños en los recreos, acompañar los docentes o porteros cuando son muy chicos”. 
“En la Escuela Belgrano estamos trabajando muy bien con el equipo técnico. Se está trabajando con mucha normalidad, los padres y directivos han permitido generar un espacio de diálogo. Después de esta crisis la institución cumple hoy otro rol y la directora ocupa un espacio muy importante. La escuela no sólo tiene la función de enseñar los aspectos pedagógicos, hoy cumple otras funciones”, señaló Sáez.
En relación al menor agredido por compañeros de cursos mayores, indicó que “aún no va a clases y tiene una maestra domiciliaria”. “Lo ideal sería que regrese a un ambiente donde no sea estereotipado, con todo el grupo escolar vamos a trabajar en esto”, agregó al respecto. 
Por otra parte, en relación al caso de agresión en la Escuela Provincia de Buenos Aires, ubicada cerca del aeropuerto de Corrientes, dijo que “siguen acciones planificadas”. “Se realiza un trabajo intensivo y se hace un seguimiento de cada caso”, aseguró. 
Cabe recordar que en este caso, un niño de diez años fue agredido durante un recreo por chicos dos años más grandes. En esta escuela también tuvo que intervenir el personal de Disepa, que hasta hoy está realizando talleres y charlas educativas. 

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios