Miércoles 8 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 8 de Diciembre de 2021 y son las 04:18 ULTIMOS TITULOS:

20.5°


DEPORTES

9 de marzo de 2015

Epica y grandiosa victoria de Leo Mayer para darle vida a Argentina

Luego de batallar por 6 horas y 42 minutos, el correntino derrotó a Joao Souza en cinco sets. Así le dio la chance al equipo albiceleste de pelear por el quinto punto frente a Brasil y acceder a los cuartos de final.

BRUNO a. GIMENEZ Enviado Especial a Buenos Aires   El nombre de Leonardo Mayer, el “Yacaré”, quedará grabado en la mente de las más de 6.000 personas que ayer se hicieron presentes en Tecnópolis. No es para menos, ellos sufrieron en emociones, lo que el correntino sufrió en la parte física para quedarse con una épica victoria en la Copa Davis. Luego de 6 horas y 43 minutos de juego derrotó al brasileño Joao Souza, por 7-6, 7-6, 5-7, 5-7 y 15-13. Interminable. Pero fue lo que necesitó para darle el punto al equipo argentino que sigue con vida y ahora intentará eliminar a Brasil en el quinto y decisivo punto. Hoy completan, desde las 11, Delbonis y Bellucci. El argentino gana 1 a 0 (6-3). Lo que se sufrió se puede medir en las palabras del propio correntino: “Jugué cuatro horas acalambrado”, ni más ni menos. Es que así se juega la Davis. No importó que el “Yacaré” haya jugado sus mejores dos primeros sets de su carrera. Si bien se definieron en tiebreak, se vio a un jugador muy aplomado, concentrado y ofensivo, en busca de los puntos. Claro que Souza no se amedrentó. Se defendió bien y cuido su servicio, su mejor aliado. El brasileño le dio una sola oportunidad de quiebre, pero el argentino la desaprovechó. Fue así que el match fue parejo y se definió en el tiebreak. Allí el correntino estuvo mejor y pudo cerrarlo a su favor, 7-5. Otra vez en el segundo chico, el argentino fue protagonista. Siempre atacando, si bien es cierto que estaba muy atrás en la cancha, se las arregló para hacerlo muy bien. En este parcial sí aprovechó la oportunidad que le dio su rival. Pero Souza, tampoco quiso perder el protagonismo y rápidamente se recuperó. Así nuevamente accedieron al tiebreak. Esta situación se transformó en el mejor aliado del correntino y lo volvió a cerrar a su favor, 7-5. En la tercera manga llegó el momento bisagra. Mayer entró en un bache, producto de la presión de los hinchas de Brasil, que lograron desconcentrarlo al momento de ejecutar el saque. El correntino arrancó bien. Se puso 2-0, sin problemas y parecía encaminarse al cierre del parcial y del partido. Inclusive se adelantó 4-1, con el marcador 40-30 en el servicio de su rival. Pero fue a partir de allí que “se fue” del cotejo. Souza creció en la cancha. Tomó el control y fue el protagonista principal. Si bien el correntino empezó a correr el court, Souza lo liquidó 7-5. En el cuarto parcial ambos empezaron a sentir el fragor del encuentro. Tal es así que el correntino debió ser asistido por los dolores que padecía. El set fue también para el brasileño, ya que Mayer, muy estático, comenzó a fallar con su servicio hasta que lo cedió con dos dobles faltas seguidas y quedó 5-6 abajo. Luego, el jugador visitante lo cerró con buenos porcentajes. Entonces la emoción creció decididamente. El partido empezó a entrar en el terreno de las cinco horas. Allí, los dos jugadores ya estaban bastante fatigados. Ambos mantuvieron su saque hasta que el correntino tuvo triple match point en 5-4 a su favor, pero con el servicio del rival. Lamentablemente los desaprovechó y le permitió recuperarse al brasileño. De esta manera, como no se sacaron ventaja, jugaron hasta que el partido termine con dos games de diferencia. Otra vez el correntino tuvo chance de cerrar el cotejo cuando iban 12-11, con cuatro match point, pero nuevamente los dejó pasar. Así el dramatismo fue absoluto. Volvieron a cambiar punto por punto. “Leo” se puso 14-13 con Souza al servicio, y dispuso de otros dos match points en su favor, pero los desperdició y, aún así, insistió hasta que llegó el duodécimo y ahí sí, sin vacilar, definió con una derecha paralela que consumó el 15-13 y desató la algarabía del público y todo el banco argentino. Entre lágrimas el correntino, que volvió a salvar al equipo argentino como sucedió el año pasado frente a Israel, saludó al público y lo festejó con sus compañeros.  De esta manera Leonardo Mayer se ganó un lugar más que importante en el corazón de los hinchas argentinos ya que entregó todo lo que tuvo para conseguir el cuarto punto y darle la oportunidad a que Delbonis defina con Bellucci la serie en el clásico sudamericano.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios