14 de agosto de 2014

Por la chukungunya y el ébola, circulan alertas en todos los niveles del sistema de salud

El alto índice vectorial que registra Corrientes genera preocupación por la fiebre. Aunque hay menos probabilidades de casos del virus, admiten que no es imposible que llegue.

La fiebre chikungunya y el virus del ébola pusieron en alerta a todos los niveles del sistema de salud. En Corrientes, emitieron circulares con información acerca de los procedimientos previstos para ambas enfermedades, destinadas a los equipos de las distintas áreas sanitarias.  Desde la Dirección de Epidemiología del ministerio de Salud Pública de Corrientes aseguraron que hasta el momento, no se registró ningún caso sospechosos de chikungunya en la provincia. “Cuando empezó a circular el alerta a nivel regional, se reforzó la vigilancia de febriles, pero no se registraron hasta el momento personas con síntomas compatibles con esta enfermedad”, aseguró ayer a El Litoral la subdirectora de Vigilancia Epidemiológica de la cartera sanitaria, Elba Meza.  La funcionaria señaló que, por su alto índice vectorial, Corrientes está expuesta a esta enfermedad, que es transmitida por el mismo mosquito que contagia el dengue. “Los estudios que se realizaron en los últimos años revelan que la presencia de Aedes Aegypti en distintas ciudades de la provincia y en barrios de Capital es muy alta. Esta situación, sumada a la aparición de casos en otras provincias y en países vecinos, genera que estemos en riesgo”, admitió. La infección por chikungunya suele durar entre cinco y siete días y produce dolores articulares graves, a menudo incapacitantes. Raramente pone en peligro la vida del paciente. Con respecto al virus del ébola, Meza aseguró que la situación es distinta. “No estamos en una zona de alta circulación de personas que provengan de las regiones afectadas, pero pese a eso, en estos tiempos ningún lugar está a salvo y no es imposible que aparezca un caso”, señaló.  Por este motivo, todos los niveles del sistema de salud han recibido información acerca de cómo realizar los reportes y manejarse ante la aparición de personas con síntomas sospechosos. Por el brote de ébola que afecta a varios países de Africa, más de mil personas murieron en los últimos meses. El virus produce una enfermedad hemorrágica febril y como no existe vacuna, ni tratamiento específico probado, resulta fundamental adoptar medidas de prevención y control de los posibles casos. Se propaga mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo,  con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales, o por contacto indirecto con materiales contaminados.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios