Viernes 5 de Junio de 2020

Hoy es Viernes 5 de Junio de 2020 y son las 00:35 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 15.9º
  • Tormenta eléctrica
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

6 de abril de 2014

“Culpan a Transnea de todos los males habidos y por haber del sistema eléctrico”

Charla a fondo con Gustavo Adolfo Paredes, GERENTE DE OPERACIONES uno de los directivos de la transportadora de energía que suele ser blanco de las críticas por los apagones. En este sentido planteó una diferencia central con la Dpec que es tener un marco regulatorio y asumir responsabilidades.

GUSTAVO LESCANO WALTER ALDERETE De la Redacción de El Litoral   Un viejo galpón de Agua y Energía aloja oficinas convencionales con equipamiento actual, junto a empleados con años de experiencias y otros que ingresaron no hace mucho. Todo normal, sin mayores distinciones. Con este panorama se encontró El Litoral al visitar el jueves el centro de operaciones de Transnea, la empresa transportista de energía en la región que suele ser el blanco de las más ácidas críticas de organismos provinciales cuando se registran extensos apagones. El panorama en la sede central que la firma tiene en la localidad chaqueña de Barranqueras, estaba lejos de la estigmatizada acusación de ser los malos de la película. Así, a través de su gerente de Operaciones, Gustavo Paredes, dieron su versión de la historia, desde la defensa a los cuestionamientos principales, su plan de magnitud de cambiar los cables que pasan por el puente, hasta la puja por la ET Brugne.   Hay dos cuestionamientos principales hacia la empresa, uno por falta de inversiones y otro por los frecuentes apagones en el sistema interconectado. ¿Todo es culpa de Transnea? Asumimos la responsabilidad por aquellos percances que ocurren en nuestra red y que tienen consecuencias sobre los usuarios. Eso está establecido en los procedimientos, porque Transnea se mueve sobre un marco regulatorio definido, a diferencia de las distribuidoras provinciales -como la Dpec-, que no los tienen. Que inculpan a Transnea de todos los males habidos y por haber en el sistema eléctrico es conocido, pero el caso central es la diferencia de tener un marco regulatorio y no tenerlo. Asumimos la responsabilidad por los eventos sobre los que somos responsables. El sistema de Transnea es un sistema intermediario. En principio está la red de extra alta tensión de Transener (transporte entre distintas regiones del país) y por debajo de esta firma, hay una transportadora regional que en este caso es Transnea. Y debajo de ella están las distribuidoras provinciales, la Dpec en el caso de Corrientes, que no es una empresa, sino una dirección. Y por debajo de esta última están los usuarios finales. Si bien hablo de usuarios finales, estrictamente desde el punto de vista regulatorio y legal, Transnea no tiene vínculo con el sector, no es responsable del servicio ante ellos. Y sí lo es la empresa distribuidora, que es la que le manda la factura y le cobra la prestación. La Dpec como distribuidora es usuaria de Transnea. El usuario nuestro en Corrientes es la Dpec, no doña Rosa.   ¿Y cuál es el esquema de facturación? Transnea no compra ni vende energía. La que le vende la energía a la Dpec es Cammesa. Lo que hace Transnea es facturarle a la Dpec vía Cammesa y por esa misma vía se hace el pago. En transporte, todo se hace a través de la administradora. El usuario final es a su vez usuario de esos tres escalones y cuando hay un problema eléctrico en realidad no está en condiciones de saber dónde se originó el inconveniente. No sabe en qué eslabón de esta estructura se produjo la falla. Al estar la distribuidora en contacto directo con el usuario final es la que tiene la mayor tasa de falla. Porque además, eléctricamente sus líneas son más propensas a sufrir fallas que las transportadoras. Porque están en situaciones mucho más complicadas, por ejemplo: tiene distancias entre constructores más cercanas, que favorecen la aparición de fallas entre conductores.   ¿No tienen capacidad para atender una situación de emergencia o sólo en situaciones muy extraordinarias? Hay distintos tipos de eventos. La empresa tiene responsabilidades en la estación transformadora de Goya, de Bella Vista, de Santa Catalina, Teniente Ibáñez y Corrientes Centro (Costanera). Transnea tiene personal permanente afectado a estos lugares: hay cuatro en Goya y en Bella Vista son dos, por ejemplo. De esa manera se tiene una capacidad de respuesta rápida para determinados eventos, siempre hablando de horas, no de minutos. Si hay un problema, se detecta acá y después se llama al operario de guardia en la localidad, y eso lleva tiempo, teniendo en cuenta el momento del día. Los operadores tienen una capacidad limitada, no tanto en conocimiento y experiencia sino en equipos, repuestos y apoyo para cambiar algún equipo que falla, dependiendo más que nada del peso del aparato afectado. Por ejemplo, si el inconveniente se produce en un transformador de intensidad que puede estar pensando 800 ó 900 kilos, hace falta un camión hidrogrúa para cambiarlo. Y puede no estar en la zona y hay que esperar que llegue. Tenemos el servicio disperso en ese sentido. Y más, si la falla se produce eventualmente en un equipo altamente complicado, debe ir personal especializado desde Barranqueras o la ciudad de Corrientes y de esa manera se le agrega el tiempo de viaje. Eso puede impactar en el tiempo de respuestas y es innegable.   ¿Entonces hay una insuficiencia de recursos para atender fallas? Yo no me atrevería a afirmar que eso esté demostrando una insuficiencia. Lo mismo le pasa a empresas de este tipo como Transener. No podemos tener en cada zona una hidrogrúa, por cuestiones de costos. Ante ciertos percances puede haber una demora adicional que resulte molesta al usuario final porque se mide en horas y pueden ser dos, tres o cuatro. Pero no es la mayoría de los casos, en que sí se actúa de manera más rápida y hay estadísticas que lo avalan. Por otra parte, existe mucha reciprocidad operativa y técnicamente hay colaboración entre las empresas Transnea y Dpec. La discusión muchas veces pasa por lo político y a través de los medios.   En la mayoría de las perturbaciones hay actuación de las protecciones que pueden salvarse, o reducir el alcance del apagón. ¿Hay que analizar una adecuación en este sentido para evitar extensos cortes? Ante una perturbación siempre deben actuar en primer lugar lo que se llama el sistema de protección, que tienen como objetivo -entre otros tantos- aislar la zona perturbada y reducirla al mínimo posible, para evitar la transferencia de sus consecuencia negativas a los otros integrantes de la red. Lo mismo cabe para los colapsos de tensión. En este complejo escenario y dada nuestra realidad, qué se puede hacer: trabajar sobre la regulación de las protecciones. Hay que adecuarlas a través de estudios para recalibrarlas de tal manera que puedan seleccionar los colapsos de tensiones y minimizar los cortes. Este es un estudio que está en manos de la Secretaría de Energía de la provincia de Corrientes y colaboramos con él porque es una cuestión importante por atender, es una medida bien encausada.   Cuando estaban más enojados con Transnea se planteó a nivel regional que el área pase a manos de las provincias, ¿esta iniciativa se puede concretar al menos de manera parcial? Voy a contestar desde el punto de vista técnico, porque obviamente hay cuestiones políticas en esto sobre las que no se mete la empresa. Pero desde lo técnico hay un caso que para mí es insalvable, que es la necesidad de que opere un organismo federal sobre las líneas interprovinciales, que son como las rutas interprovinciales. Lo veo muy complicado, una operación netamente provincial sobre una línea que es biprovincial. Es decir, quién tomará las decisiones en estas áreas compartidas. Lo veo como un caso en que no cabría discusión. Técnicamente, lo mejor es que la operatoria sea dirigida desde un organismo federal y nosotros estamos supervisados por Cammesa, que es ese organismo nacional. Desde el punto de vista operativo defendemos la unidad de operación y la especialidad en cada segmento del sistema: el transporte de energía debe estar a cargo de un especialista en el área.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios