10 de febrero de 2014

"En ninguna parte del mundo hay tanta diferencia entre los precios"

Lo dijo Eligio Bernes, empresario estacionero, respecto a los valores de combustibles ofrecidos por una compañía y otra. Espera que, con el acuerdo del ajuste del 6%, las tarifas ahora se acomoden y se homogenicen.

En ninguna parte del mundo hay una diferencia del 20 por ciento en el precio entre una expendedora y otra", se quejaba el empresario del sector de venta de combustibles, Eligio Bernes, al ser consultado por EL LIBERTADOR sobre la actualidad del mercado de hidrocarburos en la provincia.
Recordó que hubo un acuerdo de precios para el sector, que fijó un incremento en el valor de los productos del 6 por ciento (ver página 3). El nuevo precio regirá sólo para el presente mes de febrero.
La charla del empresario con este diario, sostenida el viernes último, sirvió para que informara sobre el valor actual del producto. "El litro de nafta súper de YPF está en 10,88 pesos", señaló. Pero advirtió que, al menos hasta ese momento, la empresa Shell no había bajado los precios.
La observación tenía un sentido. Hubo un acuerdo para que todas las compañías acomoden sus valores, para que el ajuste sea de sólo 6 por ciento (Shell había incrementado en 12 por ciento).
"Imagino que esa empresa al crudo ya lo había comprado más caro, por lo que terminará de vender más caro ese cupo hasta que se agote, y después recién acomodará sus precios", especuló.
-¿Por qué es más cara la nafta en Corrientes que en Buenos Aires? –preguntó EL LIBERTADOR.
-En el país hay diferencias de precios entre una región y otra. De todas maneras, en Buenos Aires el litro ya llegó a los 10 pesos, con lo cual la diferencia no es demasiada. No es lo mismo el producto puesto en el mercado porteño que en Corrientes. En nuestra provincia va hasta el depósito de San Lorenzo en oleoducto; después, hasta Barranqueras viene en camiones. Todo ese costo operativo y de movimiento no lo tienen en Buenos Aires, y aquí debe añadirse inevitablemente. De allí el precio un tanto mayor.

UNA GRAN
BRECHA

Pero al volver sobre las diferencias en el precio final entre una empresa y otra, apuntó Bernes que "prácticamente hay 2 pesos por litro de diferencia entre YPF y su competidora. Antes era de 1 peso. Quiere decir que la brecha se fue al doble".
Recordó que "en otros tiempos la diferencia era nimia: de 10, de 12 centavos. Fíjese cómo estamos ahora". Puso el acento en que "siempre YPF viene de atrás en materia de precios".
En este punto de la charla, apuntó que "en ninguna parte del mundo hay una diferencia del 20 por ciento entre una expendedora y otra. Las preferencias de los consumidores, en todo caso, se dan por otras circunstancias: tipo de atención, marketing, etcétera; pero no en el precio del producto".
Acerca de la gran presión compradora que se advierte en las estaciones de YPF, indicó que "tenemos una demanda agregada, pero sólo es por la diferencia de precios".
El viernes último, y seguramente en el fin de semana pasado, se notó la vuelta de las colas (al menos, momentáneamente) en las estaciones con el logo de la empresa estatal. "Es, precisamente, por la diferencia de precios", explicó el empresario.
-¿La nafta en la Argentina sigue siendo más barata que en los países vecinos? -fue la siguiente pregunta.
-Así es, sin duda, sigue siendo más barata. En Uruguay, por ejemplo, está a 16 o 17 pesos el litro.
Seguidamente le dio la razón al jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, "cuando dice que hay un subsidio muy alto a la energía. El petróleo crudo se vende más barato el barril dentro del país que en el mercado internacional".
Estimó que el barril de petróleo ronda los 102 dólares; pero en el mercado interno YPF lo vende a 80 dólares, para no tener que importar.
Explicó que "la competencia se dedica sólo a la refinación, no a la producción"; y que YPF es la compañía que carga sobre sus espaldas la mayor responsabilidad de la producción y distribución de petróleo. "El resto no produce. YPF produce el 45 por ciento del petróleo que se consume, pero con eso no alcanza a cubrir lo que no crecen los otros", apuntó Bernes.
Respecto de los niveles comparativos de venta de combustibles, dijo que se mantienen estables, "siguiendo el crecimiento de la economía".
"Trabajamos dentro de las condiciones en que está el país, donde todos los precios tienen un techo, llegan a un punto", reflexionó Eligio Bernes.

La nafta en la Argentina sigue siendo más barata que en los países vecinos. En Uruguay, por ejemplo, está a 16 ó 17 pesos el litro.

El acuerdo incluye a todas

Tras la polémica con Shell, el Gobierno acordó sobre el último fin de semana un 6 por ciento de aumento en los combustibles. El propio ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, anunció que ese será el tope y que las empresas que lo hayan excedido tendrán que reacomodar los valores.
Para dar ese anuncio, previamente Kicillof se había reunido personalmente con el titular de la empresa anglo-holandesa Shell en la Argentina, Juan José Aranguren.
"Mantuvimos durante los últimos días reuniones con toda la cadena de valor vinculada a la producción y comercialización de combustibles, naftas, desde el pozo petrolero al surtidor. Hablamos con los que explotan, refinan y lo comercializan en estaciones de servicios", explicó Axel Kicillof en una conferencia de prensa que había brindado en el Palacio de Hacienda.
"Se llegó a un acuerdo con la totalidad de la cadena, pero en lo que atañe a los consumidores se estableció un precio máximo para el incremento de los combustibles este mes del 6 por ciento", agregó el funcionario.
"Las diferentes empresas estaban tomando sus propias políticas. Aquellos que superaron ese nivel de aumento acordaron reducir el precio de las naftas con un techo de 6 por ciento. Incluye a las líderes del mercado, como YPF, Shell, Petrobras, Oil y Axion Energy", señaló. "Es un acuerdo voluntario de las partes", subrayó.

REUNIÓN CLAVE

"Me reuní personalmente con el responsable en la Argentina de la empresa Shell, Juan José Aranguren, con quien tuvimos una conversación a partir de la cual, comprendiendo que, dentro del acuerdo general en toda la cadena de valor, los precios debían respetar números vinculados a los movimientos en los costos que están incluidos dentro de la misma cadena", describió Kicillof.

Fuente:www.diarioellibertador.com.ar


COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios