31 de enero de 2014

"Una acción psicológica de desestabilización permanente"

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que "existe una conjunción de factores, con exponentes políticos, sindicales, sociales y económicos, visibles o invisibles, que promueven una estrategia de desestabilización para propiciar lo que no queremos: un ajuste de carácter social que genere exclusión" y graficó que en un escenario de "atacar, atacar y atacar" el Gobierno está "absolutamente solo luchando contra grupos económicos poderosos" que inciden para subir los precios.

Capitanich lamentó los ataques contra un gobierno que "tiene una líder excluyente, mayoría en el Congreso, mayoría de los gobernadores, 17 entre propios y aliados, lo que implica tener un poder político consolidado".

Además, tras indicar que el Gobierno "está solo" frente a "los grupos económicos poderosos" que suben los precios y le "generán inconvenientes a los consumidores", Capitanich aseveró que tiene el "deseo de recibir una propuesta" por parte de la oposición para "resolver los problemas" a los consumidores y trabajadores.

En su habitual rueda de prensa en la Casa Rosada, el funcionario se sumó a las críticas del ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, y señaló a los "dirigentes agropecuarios que se quejan de la política cambiaria" a la espera de una mayor devaluación para liquidar las ventas de granos.

En ese sentido, Capitanich adelantó que el lunes habrá una reunión con la Cámara que aglutina a las empresas comercializadoras y exportadoras, para hacer un análisis sobre la proyección de liquidación de valores exportables. "Creemos que dada la previsibilidad de la política cambiaria del Gobierno, se dan las condiciones técnicas para que los agentes económicos decidan el proceso de liquidación de exportaciones". Y advirtió: "Los que no liquidan divisas tienen un proceso de ahorro en un bien, ajustable a una cotización internacional".

En tanto, el jefe de ministros también lamentó la actitud de parte de la dirigencia sindical, al considerarla de "estar más de acuerdo con los empresarios que con los propios trabajadores". "Muchos dirigentes sindicales critican al Gobierno pero no a los empresarios que aumentan los precios en forma indiscriminada". Por eso, pidió a "los actores sindicales y al pueblo argentino" que "defiendan junto al Gobierno el bolsillo de los consumidores".

Fuente:www.pagina12.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios