13 de enero de 2014

Conmoción por la muerte de una niña discapacitada en el Ponce

La víctima tiene 11 años y padecía distrofia muscular congénita. La máquina que le suministraba oxígeno dejó de funcionar por una falla en el sistema eléctrico. Su madre había encendido el grupo electrógeno. El monóxido de carbono casi le ocasiona la muerte junto a sus otros dos hijos. El marido llegó a tiempo.

Un hombre vivió una verdadera pesadilla en la jornada del sábado. Al llegar a su casa encontró a su hija discapacitada muerta. Al dirigirse a otra habitación halló a su esposa y otros dos hijos dormidos y sin capacidad de respuesta. Habían inhalado monóxido de carbono de un grupo electrógeno encendido. Con su rápida intervención logró salvar la vida del resto de su familia. El trágico hecho ocurrió el sábado alrededor de las 13.30 en una casa situada en el sector de las 92 Viviendas del barrio Ponce de la capital correntina. Allí reside Ramón Gómez de 45 años junto a su esposa y tres hijos menores, dos de ellas nenas. Gómez que se desempeña como vendedor ambulante tiene una hija de 11 años que sufre de distrofia muscular congénita. Es por eso que debe permanecer asistida por una maquina que le proporciona oxigeno y la ayuda a respirar.  El sábado por la mañana salió a trabajar. Pasado el mediodía llegó a su hogar y encontró todo cerrado. Golpeó insistentemente pero nadie atendió. Pudo violentar la puerta de atrás y al ingresar encontró durmiendo a todos en un dormitorio. Les habló en varias oportunidades y como su esposa no le contestaba decidió acercarse. Respiraba al igual que sus hijos de 14 y 5 años que la acompañaba. Sin embargo ninguno podía reaccionar.  De inmediato corrió al otro dormitorio para ver el estado de salud de su hija discapacitada. Ella ya no respiraba y estaba fría. Ante esto se comunicó con el 911 y pidió ayuda. Se organizó un rápido operativo de salud y en ambulancias, su esposa, María Mercedes López y sus dos hijos fueron trasladados a Hospitales. La mujer fue compensada fue dada de alta ayer. Los otros dos chicos aún continuaban en observación en el Hospital Pediátrico, pero todo indicaría que sus vidas no corren peligro. El cuerpo de la menor discapacitada fue trasladado al Instituto Médico Forense. Ayer se conoció los resultados de la autopsia que determinó que falleció por la falta de suministro de oxigeno y no por la inhalación de monóxido de carbono que produjo el grupo electrógeno. Sus restos fueron entregados a su familia que organizaba el sepelio. El caso es investigado por la Comisaría Décimo Tercera.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios