Jueves 29 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 29 de Febrero de 2024 y son las 22:19 -

23°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

OPINIÓN

25 de agosto de 2013

"Acá el versero es Ricardo, y el que hace las obras para la gente soy yo"

Sin ganas de medias tintas, el candidato a Gobernador del Frente para la Victoria mantuvo un extenso diálogo con EL LIBERTADOR. Detalló sus ideas de gobierno. Sus logros en Capital y su proyección a escala provincial. Su modelo. Y criticó sin rodeos al modelo de ECO, y no tuvo miramientos con líder de la alianza gobernante.
Por Jaime Meza y Luis Alarcón

Camau Espínola transita las últimas semanas antes de la madre de todas las batallas, donde el justicialismo buscará, con él al frente, alcanzar el Sillón de Ferré que hace cuatro décadas el peronismo no alcanza. En una extensa charla con EL LIBERTADOR, el candidato a Gobernador no dejó tema sin tocar, y no titubeó a la hora de apuntarle a su principal contrincante, Ricardo Colombi, con quien este medio también dialogará y cuya entrevista será publicada el domingo próximo.
El diálogo con el Intendente de la Capital se dio de la siguiente manera:
Qué le parece esta "judicialización electoral".
Este escenario es una muestra de que hay un ciclo que está agotado; y por supuesto, aquellos que no aceptan los procesos de cambio tratan de instrumentar todo aquello que va más allá de lo que quiere el pueblo. Ponen trabas, obstáculos.
¿Lo dice por temas como el PL?
En el caso del PL, me parece inaceptable que se saque a un partido de un proceso electoral. Llama la atención. Hace un tiempo atrás dije que cuando la gente quiere un cambio, por más que se intenten maniobras para obstaculizar y judicializar el escenario de transformación, la voluntad ciudadana primará.
¿Un llamado a la Justicia?
Es mi reclamo como ciudadano y como candidato para la Justicia, en un marco donde no quieren que los políticos opinemos cuando nos sentimos incómodos ante acciones poco claras, o ahora que se pide que se aceleren los procesos. Lo que pasó con la Junta reclamando a la Cámara Electoral es lo que queremos. Que la Justicia respete los tiempos y que piense en el pueblo a la hora de tomar decisiones. Siempre serán respetadas, pero se le exige que apliquen la justicia como debe ser, respetando la Constitución, para que nos aboquemos a mostrar a la gente nuestras ofertas electorales y no crear tanta confusión en el electorado.
¿Ve una Justicia local afín al Gobierno provincial?
Hay varias cuestiones que obligan a reclamar a la Justicia que haga bien las cosas. Pero a la Justicia no le gusta que le digan qué hacer o cómo hacer. Por ejemplo, lo escuché al titular del Superior expresar que respetarán los tiempos, que va a dictaminar cómo considera las re-re. Pero vemos acciones no claras, porque vemos cómo definen cuestiones con mayor celeridad que otras. La Justicia debe colaborar para que nos aboquemos a los temas que le interesan a la gente, a atender sus necesidades, y no a tratar de resolver cuestiones judiciales.
¿Qué opinión tiene sobre las críticas radicales al modelo que representa?
Ellos con su mensaje de correntinidad tratan de ocultar las necesidades, la pobreza profunda que tiene Corrientes. Todos somos orgullosos de ser correntinos, pero eso no significa que al correntino le gusta vivir mal. Que quiere vivir en una sociedad donde prime la inseguridad, donde hay demanda insatisfecha de familias correntinas por viviendas, donde viven en chozas o ranchitos. Eso no representa la correntinidad. Estamos hablando de la calidad de vida, que es un derecho. Me siento orgulloso de ser correntino, porque lo he vivido. Representé a Corrientes a escala nacional y mundial, y lo puse siempre en el podio, donde me tocó estar. Así que sé lo que se siente. Ahora quiero sentirme orgulloso porque pude colaborar en resolver la pobreza. Porque fuimos capaces de bajar el porcentaje de deserción escolar. Porque pudimos brindarle un buen servicio de salud a la gente. Porque dimos oportunidades para el futuro a nuestros jóvenes y familias que quieren trabajo. Porque implementamos todos los programas de desarrollo posibles. Porque retuvimos a los miles y miles de correntinos que año tras años dejan la provincia porque no tienen qué hacer o dónde crecer. Porque fuimos capaces de cambiar Corrientes. Y no como por ahí pretende el Gobernador.
¿Qué piensa cuando detalla estos índices?
Pienso que Ricardo Colombi no tiene el coraje de pedir perdón por todas las necesidades que todos los correntinos hoy están sufriendo. No tiene lo que hay que tener para pedir perdón y decirles a miles de madres y padres porque sus hijos hoy no pueden acceder a un servicio de salud como corresponde, o porque los padres deben ver el pésimo estado de las escuelas donde van sus niños a estudiar. No tuvo la capacidad de construir los establecimientos que hoy hacen falta en el Nivel Secundario, por ejemplo. Estudian niños y adolescentes en un mismo edificio y eso genera hechos de abuso, de violencia. No nos merecemos esto. Por eso estoy convencido de que es el momento de cambiar.
¿Temen que los números de las Primarias se sostengan?
Debemos aclarar que forman parte de un proceso electoral interno de los partidos, donde los ciudadanos eligen quiénes van a ser los candidatos en octubre. Pero nada tienen que ver con las provinciales. El 15 de septiembre será otra la historia.
¿Qué piensa cuando ve al Gobierno confiado para el turno que se viene?
Lo que pasa es que el Gobernador subestima a la gente. Porque en definitiva, esto que genera con la correntinidad, con la mentira constante…
¿En qué mienten, según su óptica?
Colombi está muy lejos de la realidad de Corrientes, o no le cuentan, o no le interesa; o sólo lo hace para provocar confrontación, que es lo que creo que viene haciendo. Como no tiene la capacidad de resolver estos problemas estructurales que cada vez son más grandes, miente. Advierte que si gana el FpV habrá drogas y armas, cuando la inseguridad ya está latente en nuestros hogares. Tratan de confundir, de alejar a la gente de la realidad que a diario se palpa. O quizás es porque le falta muchísimo contacto con los correntinos y por ahí no se enteró de lo que pasa. Y en verdad, si gana ECO la gente estará cada vez peor, con más inseguridad, con más pobreza, con más problemas estructurales.
¿La inseguridad es lo que más preocupa?
Hay una decisión del Gobierno nacional para trabajar sobre la inseguridad, a través de un plan para fortalecer un problema que no se puede negar. Más allá de brindar equipamientos, logística y demás medios para las fuerzas y la prevención del delito, considero que detrás hay un problema social. Hay que tomar decisiones políticas para la contención social que hace falta en cada uno de los barrios. En Corrientes la inseguridad está porque hay más pobreza, más adicciones, porque no hay inclusión. No pasa sólo por los planes de seguridad. Eso es sólo una medida política. Venimos intentando aplicar algunos en forma conjunta con la Provincia, pero siempre nos encontramos con un "no" o alguna traba a través de una orden del ministro Valdés a la Policía, que no permite trabajar juntos.
¿Y cuál sería la solución?
Hay que realizar un cambio profundo en lo social. Hay que reactivar la economía, a través de la industrialización, de la obra pública, de la edificación de viviendas, de escuelas, etcétera, que se permita así generar fuentes de trabajo dignas. Necesitamos un verdadero desarrollo.
¿Santa Catalina generaría el marco necesario?
Exacto. Se está trabajando en la construcción de 654 viviendas. Pero además permitirá otros beneficios, como la descentralización de los edificios públicos. En cinco años se puede comenzar a ver los cambios. Tenemos el proyecto, por ejemplo, de la "Ciudad Judicial", del edificio municipal, de la instalación de dependencias públicas provinciales. Un parque industrial, una planta de tratamiento cloacal. También está la "Ciudad Bancaria", donde se podrán instalar las entidades en calles anchas para que permita la fluidez del tránsito, de la gente que debe hacer los trámites. Entonces, urbanizar Santa Catalina y descentralizar la Capital sería un importante primer paso que se podrá disfrutar en menos de una década.
Se dice que si gana el FpV en Corrientes se instalará el modelo nacional, que se bajará línea desde Balcarce 50. Es así ¿o hay un "modelo Camau"?
Quienes gobiernan tienen su propio proyecto. Hay uno nacional para la recuperación de la Argentina que los otros modelos dejaron quebrada y fundida. Se busca inversiones, distribución de la riqueza. Pero cada región debe potenciar lo que tiene. Acá buscamos la industrialización. Darle valor agregado a nuestra materia prima, que con el modelo de Colombi se va de Corrientes. El modelo de ECO impide cerrar la cadena de producción negando la oportunidad de mayor desarrollo local. No ofrece incentivo para los inversores. Así tenemos a la madera que se va en camiones. O al sector ganadero. Tanto se habla que de Corrientes es una provincia ganadera, pero no tiene ningún frigorífico. Esto es pura decisión política. Como Estado, se podría haber optado por recuperar el Tomás Arias, que hace años tiene dilemas judiciales sin resolución, que tiene esperando a los trabajadores sin una respuesta oficial de qué pasará con su futuro.
Con este panorama puedo asegurar que tengo un proyecto propio totalmente diferente que permitirá salir del estancamiento que nos metieron hace doce años con el otro modelo.  Como proyecto debe uno adaptarse a los tiempos que se viven, para sacar lo mejor de la provincia.
¿Qué falta en el modelo provincial?
Una planificación verdadera. Esto se nota desde hace doce años. Con un Gobernador que tiene un modelo de gestión con el que siempre pretendió seguir achatando, estancando las posibilidades que los correntinos realmente tienen. Colombi hizo su política con la necesidad de la gente a través de la dependencia del Estado, y no de la independencia y la libertad de los correntinos mediante el trabajo por fuera de la Administración Pública. Hoy se ve cómo no hay esa libertad, cuando el Gobernador y su equipo presionan a los trabajadores del Estado amenazando con mentiras.
¿Piensa sostener el nivel de recomposición salarial que Ricardo aplica?
A los trabajadores estatales quiero hacerles llegar la tranquilidad de que trabajaremos para mejorar constantemente su situación laboral. Con el IPS, por ejemplo, que más allá de las mentiras de los radicales respecto a este organismo si asumimos, les aseguro que desde el Gobierno provincial vamos a organizar y trasparentar todas aquellas reparticiones públicas intervenidas, porque queremos que se tenga conocimiento cierto sobre el mecanismo de la utilización de los fondos.
¿Y las exigencias de los gremios?
En la Municipalidad avanzamos con la mesa de relaciones laborales, mediante el debate, hasta ponernos de acuerdo. Y no con una decisión  unilateral pasando por encima de los trabajadores. Lo he demostrado en mi gestión con el re encasillamiento, respetando la antigüedad, los escalafones. No es difícil. Y con nuestro trabajo se vio beneficiado más del 80 por ciento de los trabajadores. Con los Neike, por ejemplo, los pasamos a contrato por antigüedad, mejoramos sus salarios en un 1.000 por ciento, le dimos obra social. Hicimos respetar las normas. Lo mismo haremos a escala provincial.
¿Fue todo un desafío tomar la Municipalidad?
Vignolo nos dejó todos los números en rojo, con una deuda acumulada impresionante. Estuvo un año sin pagar Ioscor ni IPS. Esto es peor incluso porque se trata de recursos que se descontaban de  los salarios municipales sin hacer el aporte correspondiente. Absorbimos la deuda gracias a la refinanciación de la deuda que permitió el Gobierno nacional, cuyo beneficio trasladó a la Provincia. Mejoramos sustancialmente el estado de la Municipalidad y de los trabajadores. Cuando entramos el aporte al IPS era de 1,6 millones y hoy alcanzamos los 6 millones. Esto significa que mejoramos el salario y que fue en blanco. Mejoramos la infraestructura. La obra pública, con cloacas y agua potable. Vamos a terminar con casi 500 cuadras de red cloacal. En Tránsito hay un ejemplo de la desinversión de la anterior gestión. Había cuatro motos para el control, y hoy tenemos alrededor de 50, además de autos a disposición.
Pero Vaz Torres le reclamó una deuda
Es una chicana más de las que no tienen acostumbrados los del Gobierno provincial. En este sentido no sé si el Ministro de Hacienda no lo engaña al mismo Gobernador. Sale a decir mentiras, a actuar de una manera tal que busca confundir a la gente, a los trabajadores. Y todos saben que dejaron un Municipio quebrado. Una Municipalidad que no tuvo acciones en obra pública, en las prestaciones de servicio. Fue una gestión que no tuvo iniciativa para que Corrientes cambie. No sólo hay que hablar de que nos hicimos cargo de la deuda, que trepará a los 200 millones de pesos, que terminaremos aportando a la Provincia, sino que hay que pensar en cuántas obras hubiésemos hecho con ese dinero. En definitiva, podremos decir orgullosos que a la gestión que nos suceda no le tocará padecer lo que debimos soportar por haber reemplazado un gobierno que dejó la Municipalidad en la quiebra.
Si de administración hablamos, puedo demostrar que nuestro pensamiento y nuestra forma de hacer política permiten asegurar un gobierno mejor. Lo he demostrado en la Municipalidad, y cuando asuma en la Provincia vamos a continuar por la misma senda, para comenzar a crecer en serio.
¿Puede dar un resumen breve de algunas ideas?
Vamos a utilizar los recursos como corresponde. Para la construcción de viviendas. Permitiremos a los trabajadores del Estado acceder a créditos para la edificación de sus casas. Trabajaremos para darle accesibilidad a todos los sectores productivos, a los pequeños, medianos y grandes para que la economía crezca con una distribución como corresponde.
¿Qué siente cuando escucha a Ricardo decir que sus propuestas son un verso?
Lo que hace el Gobernador es hablar de sí mismo. Hay proyección. Quien nos viene mintiendo a los correntinos hace mucho tiempo es Colombi. Si en doce años lo que hay es más pobreza y más necesidades, me parece que el que tiene que ser franco es él. Tiene que tener el coraje de pedir perdón a los correntinos por tanta demanda sin respuesta que acumuló en estos años. Estoy tranquilo por mi gestión, porque sé que hemos cambiado la forma de cómo la gente ve el modo de hacer política a través del gobierno. Lo ve en las obras de infraestructura, en el cambio rotundo que le dimos a la fisonomía de la ciudad, en la mejora de los servicios, en el contacto directo de los vecinos con los funcionarios. Reconocen que fuimos capaces de brindar una política verdadera de transformación. Tengo la tranquilidad de que a los correntinos puedo mirarlos y decirles que no les mentí.
El Gobierno provincial viene avanzando con obras en Capital…
El Gobernador viene a inaugurar una obra que les llevó una cantidad de tiempo (la avenida Jorge Romero) y estamos hablando de una sola obra. Nosotros, cuántas cuadras venimos haciendo desde que asumimos, entre otras obras.
¿La gente sabe qué obra le corresponde a cada gestión?
La gente sabe que acá el único que hace obras soy yo. Hicimos innumerables y no necesitamos resaltarlas con movidas mediáticas impresionantes, porque los vecinos son los que tienen el verdadero conocimiento de que fue este gobierno municipal el que las hizo, el que cumplió.

Creación de ministerios

Camau anticipó a EL LIBERTADOR que no sólo tiene pensado agregar a la estructura del Ejecutivo provincial el Ministerio de Industria, sino que también buscará instalar un Ministerio de Trabajo. "Buscaremos jerarquizar el sector laboral. Cuando hablamos de industria y de trabajo consideramos que son puntos fundamentales para una gestión. Son dos aspectos clave que demanda Corrientes: trabajo e industrialización. Políticas de incentivo para mejorar las condiciones laborales y de las empresas. Tenemos dos ríos, accesibilidad en el Mercosur, territorio. Tenemos todo".

"Sin hormigón"

El plan de pavimentación se encontró con un imponderable, y tiene que ver con que no hay hormigón. Así lo informó Espínola. "No se consigue por ningún lado. De todas formas ya tenemos el récord de cuadras pavimentadas. Tenemos, entre las que hicimos y las proyectadas, 650 cuadras, y 500 repavimentadas. Haremos la mejora de calles en el micro centro. Con Fabián estamos organizando este proyecto. Y a esto le agregaremos los programas de obra pública de Nación. Así que imagínense cuántas más haremos cuando asumamos al frente de la Provincia", anticipó pese al freno coyuntural.

La realidad del Interior

"Mientras recorro el Interior correntino veo una realidad muy dura, producto de que en doce años acostumbraron a los correntinos a una calidad de vida que se fue empeorando y que hoy ha llegado a una situación muy crítica. Si sigue este modelo será cada vez peor. Hay necesidades en todos los ámbitos. Cómo puede ser que en el 2013 una madre no pueda hacerse un chequeo de embarazo porque en su pueblo no existen los medios necesarios en el hospital local. Cómo puede ser que en algunas localidades la única salida laboral sea el Estado, municipal o provincial, o que directamente no exista ninguna, lo que obliga a que la gente deje su terruño en busca de otros horizontes donde sí hay oportunidades. Si seguimos así, en todo el territorio provincial vamos a ver muchísima más inseguridad de la que observamos, con mucha más pobreza. Todo esto si no se cambia el modelo que hasta el momento implementó Ricardo Colombi".

La industrialización

Camau habló sobre una de sus prioridades de gestión en caso de acceder a la Gobernación. Y marcó como punto de partida el proyecto de Santa Catalina.
"Una extensión de más de 270 hectáreas abre el juego a cualquier posibilidad de producción. Nuestro objetivo es no cerrarnos a un determinado sector. Hasta ahora las embotelladoras mostraron interés por la disponibilidad de agua que tiene Corrientes. También está el rubro del software, que genera mucha mano de obra. Ya estamos conversando también con firmas de autopartes automotores, de motos por ejemplo", detalló el Intendente de Capital.
También brindó un párrafo especial para el segundo puente Chaco-Corrientes, anticipando que lo habló con Cristina Kirchner y con "Coqui" Capitanich, asegurando que existe un real interés en la concreción del proyecto. Y anunció que no será sólo un puente vial. "Habrá una conexión del ferrocarril a través del viaducto", dijo.

¿Y LA ENERGÍA?

"Desde hace doce años en Corrientes nadie se iluminó en el Gobierno para proponer una mayor inversión para obras energéticas que hubieran permitido darle a Corrientes un sitial preponderante ante un escenario nacional en el que hace una década se viene incentivando el crecimiento industrial en todo el territorio", sentenció. Añadió a esta necesidad al turismo. "Con el crecimiento que tuvo la Argentina, Corrientes pudo haber quintuplicado los ingresos a través del turismo. Pero no hay políticas verdaderas del Estado provincial, sin inversión, sin la decisión de recuperar nuestros caminos, que también beneficiaría a la producción", consideró.
Y más allá de la relevancia del ferrocarril dentro de su modelo, demostrada con la inclusión de una vía en el nuevo puente, enfatizó en otro de los sistemas de transporte más económicos. "Se deben reactivar los puertos", indicó.

Quién es

    Nació el 5 de octubre de 1971 en Corrientes, Capital. Con dos hermanos. Un hermano mayor y una hermana menor.
    Sus estudios primarios y secundarios los realizó en Corrientes.
    Al finalizar la secundaria se dedicó full time al deporte, donde cosechó logros internacionales y olímpicos en el windsurf y yachting.
    En Sidney 2000 fue como abanderado de la delegación olímpica.
    Es el deportista argentino que más medallas ganó en las ediciones que participó la Argentina en los Juegos Olímpicos, en las que la vela obtuvo, además, otros cuatro podios.
    Está casado y tiene un hijo.

  Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios